Actualizado: 13:48 CET
Miercoles, 16/10/2019

Andalucía

Leña al mono, que no replica

La primera sesión de control deriva en una ristra de críticas a un PSOE

  • Susana Díaz y Mario Jiménez, portavoz parlamentario del PSOE, hacen un comentario mientras interviene Juanma Moreno.
  • Cs juega el papel del más duro reprochando actos del Gobierno anterior, al que apoyaron
  • Moreno no llega a emplearse a fondo y Díaz le desea que su paso “sea lo más breve posible”

La primera sesión parlamentaria de control a Juanma Moreno (PP) como presidente tuvo más de pasado que de presente o de futuro, que se coló a duras penas con algún que otro anuncio. El principal damnificado fue un PSOE que veía cómo en las preguntas dirigidas al máximo responsable de la Junta no hacían más que colarse puyas a la etapa anterior, a las que los socialistas no podían contestar al no corresponderles derecho de réplica. El PSOE descubrió así otra faceta más de haber perdido el Gobierno: ya no tiene el poder de la última palabra en los debates. Y eso se nota.

El caso es que allí más de uno iba preparado por el azufre que podía emanar de Vox (que, por cierto, le dijo al PP que se deje ya de la cantinela de la herencia recibida y se ponga a hacer cosas) y al final resultó que Cs el más duro... contra el PSOE. Así, el choque final entre Juanma Moreno y Susana Díaz resultó casi de guante blanco, con algún que otro tirito sin sangre.

Claro que ahora es el presidente el que baja el telón, y lo hizo con una doble estocada: haciendo algo que sólo puede hacerse desde el Gobierno, como es anunciar una medida que se va a poner en marcha (la ampliación a 24 meses de la tarifa plana para los autónomos) y recomendándole a Díaz que se lea el Manual de resistencia (el libro de Pedro Sánchez), “porque le va a hacer falta en estos cuatro años”. Era la última palabra, ya no había réplica, así que sólo quedaba aguantar de pie el chaparrón.

Calentó motores Antonio Maíllo por Adelante Andalucía, reprochándole a Moreno que se ha “imbuido” muy pronto “del fantasma de San Telmo que ahogó a Susana Díaz”. “No es el Gobierno del cambio, es el Gobierno del cambiazo”, resumió.

Pecados capitales

El portavoz del PP, José Antonio Nieto, fue suave, en plan aquí tiene que haber diálogo y acuerdos, nada que ver con la intervención previa de Cs, cuyo portavoz, Sergio Romero, se sacó una foto con los expresidentes socialistas Chaves y Griñán en el banquillo de los acusados en el juicio de los ERE. Y no, no fue tan suave como luego lo sería Nieto. “El PSOE ha cometido los siete pecados capitales de la política: se ha gastado el dinero de los andaluces con gula, ha usado tarjetas en prostíbulos con lujuria, ha gobernado con soberbia, ha pensado sólo en los sillones por avaricia, ha hecho la vista gorda con la corrupción por pereza y ahora está haciendo una oposición de envidia y de ira”.


Y se formó el pollo. Díaz encajó el golpe y tiró de ironía. “El portavoz de Cs debería confesarse por haber estado sosteniendo durante tres años y medio a este Gobierno de los siete pecados capitales. Después de la intervención del señor Nieto ya sé quién es el bueno, el malo y sólo me queda saber quién es el feo”. Luego, le deseó a Moreno que su paso como presidente “sea lo menos lesivo y lo más breve posible”. Claro que luego vino el presidente y le soltó lo del Manual de resistencia con una sonrisa lobuna. Y se acabó, porque ya no había turno de réplica...

El PSOE no vota

Posteriormente, PP-A, Cs y Vox sumaron sus votos en el Pleno para sacar adelante sendas proposiciones no de ley que defendieron conjuntamente los dos primeros grupos contra el “golpe de estado” en Cataluña y en defensa de la unidad de España, y que el PSOE-A se ha negado a votar al entender que constituían una “cortina de humo”. De esta manera, el Parlamento, con el voto en contra de Adelante Andalucía, y sin los votos del PSOE-A, manifestaba su apoyo “a todos los catalanes que sufren el acoso y la coacción de los grupos radicales separatistas”, y exige “al Gobierno de la Nación que proteja los derechos y las libertades de todos los ciudadanos”.

La votación ha tenido que repetirse varias veces porque varios parlamentarios indicaban que no podían ejercer su derecho con el nuevo sistema de votación que se estrenaba este jueves en el Pleno.

En el turno de los grupos no proponentes, la parlamentaria del PSOE-A Ángeles Férriz tachaba de “cortina de humo” esta doble iniciativa, y criticaba que los dos partidos del Gobierno andaluz, que “no son capaces de poner orden en su casa”, hayan llevado al primer Pleno de la legislatura unas proposiciones sobre Cataluña y no sobre Andalucía, que además se basan en “mentiras”, porque “no ha habido ni una sola cesión” hacia el Ejecutivo de la Generalitat. Además, acusaba a populares y naranjas de ser “unos salvapatrias de tres al cuarto”, y les reprochaba que “no les importa España” ni “los problemas de la ciudadanía”.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Parlamento tumba la propuesta del PSOE de la subasta de medicamentos
chevron_right
La tarifa plana para los autónomos se ampliará a 24 meses