Actualizado: 11:49 CET
Miercoles, 24/04/2019

Con perspectiva sureña

Primavera patriótica

Publicado: 10/01/2019 ·
23:09
Actualizado: 10/01/2019 · 23:09

La “primavera patriótica”, que auguraba Marine Le Pen (del Frente Nacional Francés) para Europa, ha entrado en España por Andalucía. Esta semana...

La “primavera patriótica”, que auguraba Marine Le Pen (del Frente Nacional Francés) para Europa, ha entrado en España por Andalucía. Esta semana se ha consumado el matrimonio de las derechas varias de este país. Aunque algunos se resistan a admitir que forman parte de ese pacto, guste o no, VOX, la formación de extrema derecha es y será clave en todas las decisiones del futuro gobierno del Partido Popular y Ciudadanos en Andalucía. Un pacto a tres que se gestó en la capital del Reino y al que los políticos andaluces de PP y Cs han asistido como meros espectadores: sin voz ni voto. Nuestra comunidad ha sido el ensayo general de la “primavera patriótica” españolista que aspira a tomar España al grito de Dios, patria y familia a lomos de Babieca. Mientras el PP, a diferencia de sus socios europeos, está dispuesto a defender a toda costa el diálogo con una formación política cuyos postulados son una enmienda a la totalidad a la Constitución. Y todo para llegar a la Moncloa aunque ello suponga poner en un brete a la Carta Magna o asumir el mismo discurso de VOX bien porque comparte ideología o simplemente por oportunismo político. Por su parte, Ciudadanos, el partido de la regeneración democrática, se ha escondido tras una cortinilla, para no visibilizar sus negociaciones con la formación ultra. Cs es cómplice (por acción u omisión) del regreso de una España gris, que humilla si cabe aún  más a las familias de las más de 100.000 víctimas de la guerra civil y de la dictadura que siguen en fosas comunes. Cs vuelve a hacer gala de su discurso que sirve lo mismo para un roto que para un descosido, el discurso que se adapta para tocar poder, según le convenga. Mejor parecer de todo, pensará su líder Albert Rivera que un día abrazaba la socialdemocracia, otro al liberalismo y ahora la extrema derecha. Decía Rivera este jueves que  “el mapa político ahora es muy complejo, que hay dos opciones: volver a los bandos, mirar al siglo XX y dividir a los ciudadanos en rojos y azules otra vez, o mirar al futuro y llegar a acuerdos desde el centro, la moderación, la unión y los valores constitucionales”. Tiene razón y él  ha puesto de su cosecha para que esto sea así y volvamos atrás en el tiempo. El panorama es especialmente inquietante para las mujeres, el colectivo de gays y lesbianas, para los inmigrantes... Ya lo dijo Umberto Eco: “el nuevo fascismo no vendrá con uniformes paramilitares, vendrá con ropas civiles. Pero será como el viejo: estigmatizará a los débiles, jamás a los poderosos”. Casado y Rivera lo traen de la mano.

COMENTARIOS

Autor en Andalucia Información

Antonia Merino

Antonia Merino es una reconocida periodista y analista política y social de la provincia jienense

Con perspectiva sureña

La actualidad política y social vista desde la trinchera femenina y la experiencia de una veterana del periodismo jienense

VISITAR BLOG
Publicado: 10/01/2019 ·
23:09
Actualizado: 10/01/2019 · 23:09
Publicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
“El nuevo centro urbano combina el modernismo con el patrimonio local”
chevron_right
Jiménez Barrios se ofrece para el relevo institucional a Juan Marín