Actualizado: 00:31 CET
Martes, 15/10/2019

Editorial Sevilla

Gestión y no presión fiscal

Se ha demostrado que con una mejor gestión el Ayuntamiento puede mantener los servicios públicos pese a rebajar impuestos como IBI e ICIO


El delegado municipal de Hacienda, Joaquín Castillo, ha dicho durante la presentación de los Presupuestos para 2019 que se ha constatado que cuando pusieron encima de la mesa la posibilidad de reducir la presión fiscal a hogares, autónomos y pymes se hizo con la certeza de que podrían encontrar otras vías a través de una mejora de la gestión de ingresos para acceder a los recursos necesarios y mantener el gasto social y la inversión. Nos felicitamos por este cambio de criterio del gobierno, que en su primer año defendía lo contrario: subir la presión fiscal para mejorar los servicios. A  un gobierno en minoría a la fuerza ahorcan desde la oposición con sus exigencias de rebajas en el IBI, ICIO y otros para apoyar Ordenanzas y Presupuestos.

El gobierno proclama ahora la fe del neoconverso, pero no debe desandar el camino andado. El recurso manido y fácil consistía en subir sistemáticamente los impuestos a los ciudadanos, año tras año. Lo difícil era no hacerlo y suplirlo, como ha dicho Castillo, por una mejor gestión, administración de los recursos y ahorro de gastos para no tener que incrementar la presión fiscal. Con más eficacia incluso se ha logrado incrementar la recaudación. El gobierno de Espadas ha hecho de la necesidad virtud y ha demostrado que gobernar es gestionar de otra manera los fondos públicos para mantener los servicios sin meterle siempre la mano en la faltriquera a los contribuyentes.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
El puente de diciembre se salda con cuatro fallecidos en Andalucía
chevron_right
El Zaragoza y el Córdoba empatan y ponen en evidencia sus carencias