Actualizado: 23:23 CET
Sábado, 15/12/2018

Barbate

“La detección precoz de un trastorno es clave"

María Dolores Ortiz, licenciada en Pedagogía y estudiante de Psicología con amplia formación en autismo, dirige en Barbate el Gabinete Psicopedagógico Capacita2

María Dolores Ortiz.

1

Equipo de Capacita2 La Janda.

2

Terapias en piscina.

3

Terapias en gimnasio.

4

Todo empieza con un diagnóstico, a veces acertado, y otras veces precipitado e incluso erróneo, pero siempre desconcertante, alarmante y aterrador para unos padres que se enfrentan a lo desconocido: “Su hijo tiene autismo” ó “Su hijo tiene trastorno del lenguaje y no hablará”. Es entonces cuando centros como Capacita2 La Janda adquieren toda su importancia y se convierten en parte de la solución para las familias.

Un proyecto consolidado cuya mayor satisfacción para su promotora es “haber conseguido formar un gran equipo profesional y humano donde cada pequeño paso nos hace unirnos y cohesionarnos más, siendo una mirada al futuro, porque no podemos olvidar que cada persona es única y avanza de una manera completamente diferente a otra”.

Dirigido por María Dolores Ortiz, este gabinete psicopedagógico, ubicado en Barbate, afronta su tercer curso ofreciendo a las familias terapias adaptadas y personalizadas en la persona para dar repuesta a todo aquel que lo requiera. En este sentido, no sólo se trata a personas con autismo, sino también a otras que padecen trastornos generalizados del desarrollo, trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH), trastorno del lenguaje (TEL), dificultades específicas de aprendizaje, altas capacidades intelectuales, asesoramiento y mediación familiar, etc.

Para ello, Capacita2 La Janda cuenta con un equipo humano multidisciplinar con amplia formación que trabaja conjuntamente para dar respuesta a las dificultades que puedan plantear determinadas personas. Un equipo de profesionales, afirma Ortiz, que deben tener necesariamente vocación, estando entregados e implicados al cien por cien en un gabinete en el que “la atención adaptada a la familia es lo primero”.

“La detección precoz de un trastorno en edades tempranas y el apoyo familiar tendrá una incidencia positiva en la vida futura del niño”, afirma con rotundidad Ortiz.

Y es que para María Dolores Ortiz, joven barbateña de 27 años de edad, licenciada en Pedagogía y estudiante de Psicología, con amplia formación en autismo: “la detección precoz es indispensable para poder trabajar con la persona  para que cuando llegue a la etapa adolescente o adulta, lo haga con mejores herramientas para hacer frente a una sociedad que no está preparada”. “El trabajo diario con especialistas supone para la persona una mejora considerable en su calidad de vida para poder augurar un futuro como adulto con una vida plena y digna”, añade.

Trayectoria profesional

María Dolores Ortiz comenzó su trayectoria laboral como pedagoga en centros escolares, pero, tal y como reconoce, “me frustré tanto con la educación actual que decidí buscar otra vía dónde verdaderamente algo podía cambiar”. Entonces conoció en la facultad a Autismo Sevilla, donde entró como voluntaria. “Fue en ese momento que decidí que quería especializarme y empezar a trabajar con personas con autismo, donde cada persona es única y especial haciéndote sacar lo mejor de ti en cada momento”. Una vez finalizada su carrera, “no quería ser una más que se fuese de su pueblo y decidí llevar a cabo mi vocación profesional invirtiendo para poder tener un gabinete que diera respuesta a las necesidades de muchas personas”.

La atención a la diversidad que se ofrece en Capacita2 va íntimamente ligada a la relación entre los profesionales del Gabinete con los padres. Ortiz afirma: “Siempre he querido que el lugar donde trabajan con tu pequeño/a sea un lugar donde tener confianza y sobre todo, un hombro en el que apoyarte cuando creas que no hay salida”. “No podemos olvidar que las familias sufren cuando se encuentran en una situación de incertidumbre con sus hijos sin saber a quién o dónde acudir”.

En el gabinete psicopedagógico Capacita2 La Janda trabajan todas las etapas evolutivas, desde la niñez (0 a 3 años) hasta la vejez. Personas con trastornos específicos del lenguaje, déficit de atención, síndrome de down, altas capacidades, TDAH o hiperactividad, parálisis, etc.; son atendidas en Capacita2. “Se combinan todo tipo de tratamientos y terapias, tanto en las aulas específicas del gabinete, como en entornos inclusivos como parques, piscina o gimnasio, donde se trabajan además de las habilidades sociales, la inclusión en nuestra sociedad”, concluye Ortiz

COMENTARIOS

chevron_left
Cuatro vehículos, implicados en una colisión en el túnel de Roquetas
chevron_right
Los principales candidatos pasan el día de reflexión en familia