Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Lunes 10/05/2021

Andalucía

Fadeco ve injusta la crítica del POSE al empresariado

Landaluz ve prioritaria la presencia de la agroindustria en hoteles y catering para sortear la crisis

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Los empresarios agroalimentarios también buscan alternativas ante la reducción del 5% en sus ventas.
  • Asegura que sí han arrimado el hombro con todas las iniciativas de la Junta

La Federación Andaluza de Promotores Inmobiliarios (Fadeco Promotores) consideró "injustas" las palabras del vicesecretario general del PSOE-A, Luis Pizarro, quien el lunes pidió a la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA) y a la propia Fadeco que "no se quejen tanto" y que "arrimen el hombro", ante lo que el secretario general de los promotores andaluces, Emilio Corbacho, aseguró que las empresas "estamos en numerosas ocasiones arrimando el hombro".

 

En declaraciones a Europa Press, Corbacho apuntó que las últimas declaraciones de Fadeco "se caracterizan por agradecer la labor de la Consejería de Vivienda y Ordenación del Territorio por su esfuerzo para lograr la financiación que le va a dar soporte al Plan Concertado de Vivienda", aunque aclaró que "el hecho de que seamos absolutamente agradecidos a la labor de la Consejería no quiere decir que todas las iniciativas nos tienen que parecer bien".

 

En ese sentido, insistió en la idea de que el anteproyecto de Ley de Derecho a la Vivienda "puede suponer un elemento perturbador en unos momentos de crisis como los que estamos viviendo" y aseguró que "incluso existen algunos sectores del PSOE que piensan que esta Ley puede ser un elemento perturbador ante esta situación de crisis".

 

"Nuestras críticas son moderadas y sensatas y hacen referencia al punto concreto del anteproyecto de Ley", apuntó Corbacho, quien lamentó que "una situación en la que no se pueda hacer la mínima crítica no se corresponde con una situación de democracia".

 

Por ello, tras insistir en la idea de que "donde se concreta el derecho a una vivienda debe ser en los planes de vivienda" y asegurar que "el mejor proyecto de Ley de Derecho a la Vivienda es un plan de vivienda que permita que se hagan muchas viviendas porque hay suelo y financiación", indicó que la critica fue encaminada al hecho de que "mucha gente va a entender mal el derecho a la vivienda".

 

Aseguró que los promotores "nos conocemos muy bien el proyecto" e insistió en que "no era el mejor momento para presentarlo", por lo que consideró que "se ha presentado por un compromiso electoral, que supondrá el inicio de una andadura parlamentaria de un texto que pasará por el Consejo Económico y Social y el Consejo Consultivo", de manera que, a su juicio, "el anteproyecto no va a ver la luz en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía hasta dentro de dos años".

 

Corbacho apuntó que se trata de "una crítica concreta al anteproyecto de Ley", por lo que, a su juicio, "no es justo decir que los empresarios no estamos metiendo el hombro, cuando el Pacto por la Vivienda fue un pacto concertado en el que estuvo la CEA metiendo el hombro, el Plan de Vivienda fue algo concertado donde estuvo la CEA arrimando el hombro y esperamos que el convenio de financiación con bancos y cajas que se firma mañana recoja algunas de nuestras aportaciones".

 

"En definitiva, hemos arrimado el hombro, y decir lo contrario es algo injusto y negar la realidad de los hechos", agregó Corbacho, quien apuntó que "si tan sensibles se muestran ante las críticas, a ver si también son sensibles a las veces que alabamos la apuesta efectuada por la Consejería de Vivienda en su esfuerzo de búsqueda de financiación".

 

Por su parte, el presidente de la Junta, Manuel Chaves, advirtió ayer de que cuando se afronta una crisis económica de la gravedad de la que se está dando en estos momentos, la "responsabilidad nos corresponde a todos", por lo que no dudó en instar a la CEA a que asuma la suya y además, presente "iniciativas positivas ante la situación de crisis".

 

En rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno de la Junta, que se ha celebrado en Granada, Chaves destacó que ante esta situación de crisis económica, cada uno tiene su ámbito de responsabilidad, por lo que al igual que la Junta, el Gobierno central, la oposición y los sindicatos, "los empresarios también deben asumir su responsabilidad".

 

En este sentido, el presidente de la Junta no cree que las declaraciones del vicesecretario general del PSOE-Ahayan deteriorado las relaciones entre la Junta y la CEA, ya que "hay que ver como algo normal que haya discrepancias", como ha ocurrido en otros momentos con los dos grandes sindicatos en Andalucía (UGT y CCOO).

 

De esta forma, el presidente de la Junta dijo que no cree que estas discrepancias vayan a significar alguna "sorpresa o extrañeza", puesto que "ya todos han mostrado su predisposición y voluntad positiva y favorable a iniciar las negociaciones que conduzca a un VII Acuerdo de Concertación Social". Chaves recordó que ya ha anunciado su decisión de convocar a CEA y sindicatos a una reunión para el próximo mes de cara a iniciar las negociaciones del VII Acuerdo de Concertación Social.

 

Así, tras estas reflexiones, el presidente del Ejecutivo andaluz aprovechó para mostrar su "respeto" ante el hecho de que los empresarios haya mostrado su discrepancias con el Presupuesto de la Junta para 2009, a la vez que no escondió que le gustaría que, desde su perspectivas, se pudiera conocer las iniciativas positivas que presentan los empresarios en relación con la crisis económica. "La responsabilidad nos corresponde a todos, y, por lo tanto, me gustaría conocer las aportaciones de la CEA a una solución de la crisis", apuntó.

 

Landaluz ve el futuro en el canal 'horeca'

 

El presidente de la Asociación Empresarial de Calidad Certificada, Landaluz, Manuel Jurado, consideró "prioritario" aumentar la presencia de las empresas agroalimentarias andaluzas en el canal 'horeca', esto es hoteles, restaurantes y catering, para compensar la bajada del consumo doméstico de alimentos y bebidas y como alternativa a la crisis que afecta en menor medida al sector agroalimentario.

 

Jurado, que ayer inauguró la tercera edición de la ‘Tribuna Landaluz, Calidad Certificada', precisó que actualmente entre el 15 ó 20% de la facturación de las empresas agroalimentarias andaluzas se concentra en el canal 'horeca', un porcentaje que hay que incrementar, ya que "el consumo de alimentos fuera del hogar supone un 30% de los gastos de alimentación", un porcentaje que en otros países asciende al 40%, como Reino Unido, o al 50%, como Estados Unidos.

 

Por ello, consideró que frente al "bache" de la alimentación, con un descenso de las ventas del cinco por ciento, y la progresiva concentración de la distribución, "que reducen los márgenes con sus marcas blancas", el canal 'horeca' "es una de las vías potenciales de crecimiento de la agroindustria andaluza; es una alternativa viable, pues se valora más la calidad, la competitividad y el servicio".

 

"Si conseguimos ser proveedores de la hostelería andaluza y de España y de otros países, conseguiremos dar salida a una gran parte de la agroindustria andaluza, sin renunciar a la distribución, aunque ésta tenga problemas de ventas", apuntó Jurado, quien indicó que los consumidores "están cambiando los hábitos, consumiendo menos y sustituyendo unos productos por otros más baratos".

 

Reconoció que el sector agroalimentario "pasa por un bache, con una caída del 5%, descenso que no son del 40% como en otros sectores", por lo que insistió en la necesidad de "cierto reajuste para salir fortalecidos de la crisis", que "obliga a las empresas a ser más competitivas, ser exigentes en nuestros procesos y costes para poder sobrevivir", tras lo que auguró que sobrevivirán "aquellas empresas que no hayan cometido acciones dudosas como endeudarse más de lo debido y hayan sabido apostar por la innovación y los mercados exteriores".

 

"En Andalucía somos la despensa de España y tenemos que ser exigentes en el packaging, comercialización, frente a lo que hay atomización de empresas", agregó Jurado, quien insistió en la necesidad de "provocar el asociacionismo y las fusiones; debe existir una reconversión para adquirir masa crítica que nos permita salir adelante".

 

A su juicio, "se van a acelerar las fusiones, sí o sí, y muchos dirigentes de cooperativas se deben dejar de protagonismos y deben buscar apoyo en las cooperativas cercanas, y, en vez de 20 almazaras debe haber una sola, se debe concentrar producción y buscar rentabilidad, porque, de lo contrario, vamos a tener problemas, aunque seamos un sector menos tocado".

 

Sobre el consumo de las llamadas 'marcas blancas', Jurado rechazó la "psicosis" que supone "consumir marcas blancas como solución a la crisis" y se mostró "en total desacuerdo de que estas marcas blancas sean más competitivas, pues hay productos con marca tan competitivos cono las de la distribución".

 

Por ello, alertó de que "lanzar ciertos mensajes puede provocar el cierre de muchas industrias, cuando si la marca blanca se quedara sola tendría unos precios normales". Lamentó que actualmente "hay un hueco enorme entre los precios de marca blanca y los de distribución, que venden sus productos incluso por debajo de los costes de producción, en un auténtico 'dumping', y nosotros los fabricantes no podemos tener márgenes para compensar las pérdidas; existe un hueco tremendo y aunque seamos competitivos, con esta estrategia  nos sacan fuera del mercado".

 

Ante esta situación, pidió a la distribución que "aplique criterios homologables entre los márgenes de su marca y los del fabricante, y entonces los márgenes no serán tan grandes", tras lo que apuntó que actualmente hay diferencias entre el 20 y 30 por ciento de precios.

 

Por su parte, el presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), Santiago Herrero, reconoció que el sector agroalimentario sufrirá de forma indirecta las consecuencias de la crisis, ante lo que apostó por fomentar la calidad y el valor añadido.

 

El sector agroalimentario andaluz factura 12.000 millones de euros y es el primer sector industrial de la Comunidad, con un crecimiento del 4,13 por ciento anual, aglutinando un 26 por ciento de los ingresos industriales y acoge a 50.000 ocupados en Andalucía. En concreto, la asociación Landaluz acoge a 120 empresas que facturan 4.000 millones de euros y generan 15.000 empleos directos.

 

COMENTARIOS