Actualizado: 21:45 CET
Miercoles, 23/10/2019

Andalucía

Abengoa carga el grueso del nuevo ajuste laboral sobre su filial estrella Inabensa

El grupo andaluz ha perdido, en cuatro meses desde final de 2015, un 40% de su plantilla global de 17.000 empleados, de los que 5.000, un 30% menos, están en España. La histórica filial, que gestiona su negocio eléctrico fundacional, sufrirá un ERE y un Erte en España

  • taller de inabensa en sevilla

Abengoa ha facilitado datos actualizados de plantilla al tiempo que anunciaba a sus empleados, mediante un correo electrónico firmado por su presidente y su consejero delegado Antonio Fornieles y Joaquín Fernández, respectivamente, un ajuste para el 10% de sus trabajadores en España. Alrededor de 500 personas. Y la mayor parte de estas personas afectadas lo serán, según ha podido saber www.andaluciainformacion.es en distintas fuentes internas de la empresa, en su filial estrella: Instalaciones Inabensa.

Al tiempo que la plantilla de todo el grupo recibía el citado correo, en el que se relataban múltiples medidas de ajuste de costes, los empleados de Inabensa en España recibían oficialmente dos comunicaciones de la dirección de esta filial. Una anunciando un ERE y otra, un Erte (expediente temporal).

Afectarán a toda su plantilla en España, 1.500 empleados distribuidos en diez centros de trabajo entre los que destaca la sede principal en Sevilla (en Torrecuéllar, al sur del puerto de la ciudad) y Alcalá de Henares (donde esta el otro gran taller eléctrico de Inabensa en España). Inabensa tiene casi 500 trabajadores más fuera de España ya que trabaja en 15 países más.

Esta empresa, de las más rentables del grupo y que hereda la actividad fundacional de Abengoa en 1941, está en el radar de gigantes como Siemens y de fondos de capital riesgo como Springwater. No obstante, la dirección de Abengoa está tratando de evitar su venta ya que es uno de sus puntales tecnológicos

Proceso silencioso

Sólo en esta sociedad podría concentrarse la mitad de ese ajuste de 500 empleados, que o bien serán despedidos o bien verán reducida su jornada y salario mediante un Erte. Presentar un ERE supone que se va a despedir al menos al 10% de la plantilla de una empresa, lo que indica que saldrán de Inabensa al menos 150 empleados.


Un ajuste que se suma al constante y amplísimo goteo de despidos, salidas voluntarias y no renovación de contratos temporales que lleva produciéndose desde final del pasado verano y, especialmente, desde que la empresa presentó preconcurso el 25 de noviembre. El efecto de esta sangría ha sido relativamente silencioso y brutal: Abengoa ha perdido el 40% de su plantilla en todo el mundo, al pasar de 28.100 empleados de media a cierre de 2015 a los 17.000 que Abengoa explica que tiene ahora al tiempo que anuncia el ajuste.

En España la reducción de plantilla ha sido algo menor, del 30%, pasando de 7.000 a 5.000 empleados. La distribución de esa reducción de 2.000 trabajadores entre despidos, desvinculaciones voluntarias y no renovaciones no ha sido detallada. Entre quienes han anunciado su marcha recientemente está el vicepresidente de Abeinsa, Manuel Valverde,  clave en la consecución de grandes contratos fuera de España.

Fuentes sindicales señalan que el correo enviado a la plantilla por Fornieles y Fernández, presidente y CEO, es un mensaje a los nuevos dueños -seis bancos acreedores y varios grupos de fondos tenedores de bonos- de que el ajuste va a continuar.  Banca y bonistas presionan para reducir plantilla ya que la caída en la carga de trabajo y la imposibilidad de optar a nuevos contratos tiene a muchos empleados sin trabajo.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
El cuerpo como instrumento musical y herramienta docente para futuros profesores
chevron_right
Gestamp invierte 54 millones y crea 400 empleos en los antiguos Astilleros de Sevilla