Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Martes 04/10/2022  

Andalucía

El Observatorio Andaluz de Astronomía hará un seguimiento de la caída de la nave Progress M-27M

"Aprovechando las cámaras CCD de alta sensibilidad de que dispone el observatorio, se han previsto diferentes actuaciones de seguimiento y control, para detectar la trayectoria de entrada de la nave en la atmósfera terrestre", ha precisado el director del observatorio, Francisco Espartero

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Cargando el reproductor....

El Observatorio Andaluz de Astronomía (OAA), situado en La Pedriza, hará un seguimiento especial sobre la caída incontrolada del carguero espacial Progress M-27M

El Observatorio Andaluz de Astronomía (OAA), situado en la aldea de La Pedriza de Alcalá la Real, se propone hacer un seguimiento especial de la reentrada en la atmosfera de la nave rusa, que fue lanzada el pasado martes desde la estación espacial de Baikonur, en Kazajstán con 2,4 toneladas de suministros y provisiones para la Estación Espacial Internacional (ISS).

Por algún motivo que aún se desconoce, la nave erró en alcanzar la órbita prevista y en consecuencia viró sobre su eje hacia una órbita equivocada. Los esfuerzos posteriores para intentar estabilizarla y recuperar su órbita fueron baldíos, por lo que su caída incontrolada es inevitable.

“Aprovechando las cámaras CCD de alta sensibilidad de que dispone el observatorio, se han previsto diferentes actuaciones de seguimiento y control, para detectar la trayectoria de entrada en la atmosfera terrestre de la nave. Estos datos, que serán compartidos con otros observatorios e instituciones oficiales, podrán permitir recalcular la trayectoria con mayor precisión y prever el lugar del impacto de los elementos más voluminosos”, ha indicado el director del observatorio alcalaíno, Francisco Espartero, quien ha precisado que “los restos de la nave no tripuladaProgress M-27M, que orbita fuera de control, probablemente caerán al mar el próximo 9 de mayo, por lo que no suponen un peligro para la población, según los nuevos cálculos realizados por expertos de la NASA y la agencia espacial rusa Roskosmos”.

“Si la nave rusa, que pesa más de siete toneladas, mantiene su trayectoria actual, la mayor parte de la nave se desintegrará en la atmósfera terrestre, pero los componentes de titanio y acero inoxidable no se fundirán y podrían caer sobre el Atlántico Norte, a unos 1.600 kilómetros al Este de Cuba, el próximo sábado hacía las 19:30”, ha concluido el responsable del observatorio.

TE RECOMENDAMOS