Publicidad Ai
Publicidad Ai

El alcalde acepta ir a Madrid siempre que López Gil no aparezca en la foto

López Gil se vuelve a adelantar al Bipartito y recaba el apoyo del consejero de Vivienda para el proyecto.

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Asegura que si hay un acuerdo va a retirar la reserva de suelo aprobada por PA-PP
  • El PP justifica un nuevo cambio de actitud en lo que De Bernardo le ha dicho que quería hacer la Junta
El primer edil isleño, Manuel María de Bernardo, ha dejado claro que sólo se sentará a negociar con Defensa una salida para los Polvorines de Fadricas si en la misma mesa no está presente el PSOE local. Y es que la reciente reunión mantenida por el portavoz de la formación local socialista, Fernando López Gil, en Madrid con la cúpula técnica del Ministerio no ha sentado nada bien al andalucista, que ha calificado el gesto de “deslealtad institucional” hacia el Ayuntamiento isleño.
Incluso De Bernardo ha asegurado que pedirá explicaciones a Defensa por permitir que se haya llevado a cabo dicho encuentro. Dicho de otra manera, que, a día de hoy, parece una auténtica quimera que llegue esa mesa de negociación mientras ambas administraciones mantengan su postura.
El andalucista realizó esta apreciación durante una monótona comparecencia ante los medios que se prolongó casi durante una hora y en la que dio un repaso con papeles en manos de todas las gestiones llevadas a cabo con Defensa para el desarrollo de los Polvorines, y especialmente desde el 2005 que fue cuando el accedió a la Alcaldía isleña. Sobre todo las últimas tres reuniones mantenidas con las administraciones implicadas entre los meses de julio a octubre.
El alcalde asegura que está dispuesto a cerrar un acuerdo con Defensa y a retirar el procedimiento de delimitación de suelo que hay en estos momentos sobre los terrenos, e incluso alcanzar un consenso para el desarrollo del mejor proyecto posible para Fadricas, pero siempre y cuando se respeten los intereses de todas las partes implicadas, es decir, reversionistas, pequeños propietarios y Defensa. Es más, ha aceptado que la Junta, a través de la EPSA, entre a formar parte de esta iniciativa urbanística.

Pedemonte 

Pedemonte acompañó a De Bernardo en la rueda de prensa para atacar con dureza a López Gil y señalar que está actuando como un “kamikaze” y que su partido ha cambiado de postura al “ver la jugada que quería hacer la Junta”.

López Gil con el consejero de Vivienda

Mientras el bipartito parece seguir instalado en la confrontación en toda esta cuestión, Fernando López Gil continúa trabajando para que el futuro de los antiguos Polvorines de Fadricas contribuya al desarrollo efectivo de la ciudad. Frente a otros intereses, según el PSOE, como los defendidos con insistencia por el alcalde y que pasan por adjudicar los derechos sobre aquellos terrenos a una promotora inmobiliaria, el líder socialista continúa reclamando insistentemente la utilidad pública de una zona que debe liderar el despegue económico.
Si hace unos días era el número dos del Ministerio de Defensa quien abordaba con López Gil este asunto, el martes el socialista mantuvo una reunión de trabajo con la otra parte implicada en los planes que para Fadricas tiene proyectados el PSOE local: la Consejería de Vivienda y Planeamiento del Territorio de la Junta de Andalucía. Su máximo responsable, Juan Espadas, ratificó el posicionamiento del Gobierno autonómico al respecto y que pasa por el desarrollo en esas antiguas dependencias militares de un proyecto cuyo fin sea el interés general de la ciudadanía isleña. Espadas fue claro al señalar el interés de la Consejería de Vivienda de intervenir en los Polvorines “siempre y cuando exista un entendimiento entre el Ayuntamiento y Defensa, acuerdo que pasa indefectiblemente por la eliminación de la Reserva Municipal de Suelo que pende sobre la zona”.
Además de López Gil también participaron en el encuentro con el Consejero de Vivienda, la diputada socialistas Mamen Sánchez, y el secretario general del PSOE isleño, Jaime Armario, quienes subrayaron la importancia que para el futuro de La Isla posee un desarrollo adecuado del medio millón de metros cuadrados de los Polvorines. “La situación de San Fernando requiere de actuaciones públicas comprometidas con el interés general de la ciudadanía, que velen por la generación de riqueza y empleo, y que valoren mucho más la creación de polos económicos de desarrollo que las plusvalías que puedan dejar la construcción de más torres de pisos, que al final es lo que persigue De Bernardo”, aclaró López Gil.

El freno 

Por su parte, el consejero mostró la predisposición de la Junta a intervenir con inmediatez en toda la zona dada la existencia de un anteproyecto que ratifica la viabilidad de la iniciativa socialista, y el deseo de colaborar que reiteradamente ha hecho público el Ministerio de Defensa. Sólo es necesario, tal y como recordaba López Gil, que “De Bernardo muestre un verdadero interés por negociar y conseguir un resultado que beneficie al interés general y no a las promotoras inmobiliarias. Le recordamos que es el alcalde de San Fernando”. Para ello es fundamental que el Ayuntamiento anule el proyecto de expropiación de los Polvorines.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN