Actualizado: 22:35 CET
Martes, 22/01/2019
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Huelva

Se cumple un año de la fuga de Atlantic Copper

El 5 de octubre de 2012 un apagón provocó un parón en la fábrica, los filtros fallaron y al aire de Huelva se echó el cóctel químico

Este sábado, 5 de octubre, se cumple un año de un peligroso fallo industrial en Atlantic Copper,  que provocó que el aire de la capital onubense se llenara del cóctel químico de la fundición de cobre, con el arsénico a la cabeza.

Aquel día, un apagón eléctrico al mediodía, y que afectó a la ciudad de Huelva y buena  parte de la costa, provocó un parón en la fábrica. La situación, análoga (y salvando las distancias) a cuando se quema el aceite en casa y la campana extractora se estropea y hay que abrir las ventanas, hizo fallar los filtros y todo el conglomerado químico de la producción de la fundición de cobre salió al aire de Huelva dirección a la ciudad  impulsado por el viento sur de aquel día.

La nube negra avanzó por Francisco Montenegro, irrumpiendo en una reunión que directivos del Recreativo de Huelva llevaban a cabo en los veladores de un restaurante situado en la fachada del Nuevo Colombino que da a la ría.

La situación, amén del apagón, no trascendió a los medios, hasta que en enero de 2013 Viva Huelva pudo atar  todos los cabos que le permitieron sacar a la luz este episodio bajo el título ‘El día negro de Atlantic Copper’. Las reacciones de colectivos ciudadanos, ecologistas y políticos no se hicieron esperar.

Días después de la publicación, Ecologistas en Acción presentó un escrito ante la Delegación de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía en el que, entre otras peticiones, solicitaba “la revisión, puesta a punto y comprobación de los protocolos de puesta en marcha de los sistemas de emergencia de las industrias de Francisco Montenegro, que impidan disfuncionamientos en sus sistemas de filtros y las consiguientes emisiones de contaminantes en grandes concentraciones”.  Por su parte, Mesa de la Ría, colectivo ciudadano con representación municipal, inició, tras analizar los detalles de la publicación de Viva Huelva, un trabajo de recopilación de datos, contactos con la comunidad científica, organización de documentos y localización de testigos. Con todo esto, el 23 de abril de 2013 Mesa de la Ría denunció, a través de un documento de 3 páginas,  los hechos ante la Unión Europea, que abrió expediente administrativo y que tendrá como próximo paso iniciar la investigación sobre lo ocurrido.

Este sábado se cumple un año, y esta semana Atlantic Copper ha vuelto a estar en el punto de mira de la ciudadanía y diferentes colectivos, después de que Viva Huelva señalara que la parada técnica de la factoría ha limpiado el aire de Huelva de dióxido de azufre. Este hecho, basado en mediciones científicas, se suma a otros estudios de la Ciencia que corroboran la relación directa de la fundición de cobre con la contaminación del aire de Huelva y su entorno.

Atlantic Copper estará en parada técnica hasta principios de noviembre, lo que asegura una tregua para la castigada atmósfera capitalina y sus ciudadanos. A partir de entonces, los investigadores de la UHU, que analizan los resultados de los medidores de la calidad del aire, estarán pendientes de las emisiones y se comprobará si en este tiempo de mantenimiento y mejora de las instalaciones, Atlantic Copper también ha hecho algo por contaminar menos a Huelva, sus ciudadanos y su entorno.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiAndaluc�a Informaci�nPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiAndaluc�a Informaci�nPublicidad Ai
chevron_left
Medalla a la investigación en Arqueología Ibérica
chevron_right
Melero renuncia a sus cargos como edil y deja la política