Actualizado: 14:55 CET
Miercoles, 25/04/2018

Cádiz

“No soy un torero artista, sino un torero de arte, que es distinto “

Rafael Soto Moreno, Rafael de Paula, ha recibido en el Colegio Mayor San Pablo CEU de Madrid, el XII Premio Nacional Universitario de Tauromaquia Joaquín Vidal, de lo cual, el matador de toros jerezano se siente "contento y orgulloso".

  • El diestro con su galardón.

Rafael Soto Moreno, Rafael de Paula, ha recibido en el Colegio Mayor San Pablo CEU de Madrid,  el XIIPremio Nacional Universitario de Tauromaquia “Joaquín Vidal. Este galardon creado en 1995 en el Colegio Mayor San Pablo CEU con el nombre del legendario torero Luis Mazzantini, es el más importante que se  concede en la Universidad española. A partir de esta edición llevará el nombre del periodista y escritor taurino Joaquín Vidal, como reconocimiento a su fecunda trayectoria en las páginas del Diario El País. Personalidades del mundo universitario, taurino político e intelectual de distintos puntos de España. acudieron al  acontecimiento, en el que se ha reconocido la importante e histórica trayectoria en los ruedos de Rafael de Paula

¿Satisfecho maestro por esta distinción que ha recibido y que lleva el nombre de un periodista bien conocido por usted?
—Estoy muy contento y orgulloso de haberlo recibido en el centro mas importante de España, lleno de aficionados, politicos, senadores, presidente de la plaza de Madrid, como el señor Espada, representaciones  venidas desde Logroño,  Murcia, Albacete o Zamora entre otras ciudades. Igualmente me alegró mucho ver a jovenes universitarios y alumnos de las Escuelas taurinas  de diferentes lugares de España. Desde su director Raúl Mayoral, miembros del jurado, profesores  alumnos, me sentí arropado. El toro de bronce que me entregaron es una obra de arte. Lo guardo con cariño. Lleva el  nombre de un amigo y de un buen escritor, que ha dejado huella. Me agradó que estuviera su hijo. Estaba contento porque al cabo de diez años de la muerte de su padre,  se recordaba su figura.

Hablenos de la personalidad periodística de Joaquin Vidal
—Literalmente fue un escritor como la copa de un pino. Tremendo conocedor del toro y el torero. La pasión que sentía por el espectáculo del toro era ejemplar. Fué un hombre independiente, libre , democrático..Me hizo entrevistas en Madrid, Sevilla y cuando yo vivía en Sanlúcar.  Conmigo nunca utilizó grabadora, ni papel, ni pluma. Solamente  le ví una tarde en Madrid, con unas cuartillas. En otra ocasión coincidimos al salir de Las Ventas.  Fuera de la plaza, observé que se sacó unas cuartillas del bolsill  en una calle, me pidió que mientras me fumaba un pitillo aguardase unos minutos. Sobre un capó de un coche se puso a escribir y las guardó en el bolsillo.Tenía un enorme poder de retentiva.

¿Como trataba las entrevistas?
—Usaba un tono como “distraído”, ausente, sin papel ni pluma. En las preguntas pasaba de la ironía a otras mas directa, muy  agudas.  A veces  en momentos se ponía serio y yo me decía “tierra trágame”.  Así era Joaquín. Su obra son verdaderas piezas literarias y bien se mereció  haber ingresado en la RAE. Ya no será posible.

¿Vidal  se emocionaba con su toreo?
—Pues sí y lo prueban son esas crónicas que escribió. Como aquella que tituló “nunca el toreo fué tan bello, inspirada en una actuación  mia en septiembre del  87 en Madrid.  Yo tambien me emocioné cuando recogí el premio, porque soy humano y agradecido El recuerdo de Vidal me conmueve. Fue un ser excepcional. Nacido en Cantabria, fué Marino. Fue un   hombre de humor, inteligente y caústico.

En el acto  de entrega del premio se proyectaron  vídeos de diferentes actuaciones  suyas, que el público acogió con emoción y aplausos, según nos comentan.
—Precisamente salió el del famoso quite del año 74. Sin cortar orejas, acaparé todos los trofeos de aquel San Isidro. Por  aquel entonces  creo recordar se organizaban 15 corridas de toros.  El crítico taurino  mexicano Pepe Alameda, cuñado de Domingo Ortega, tituló  la crónica:”Un quite que dió la vuelta al mundo”. Se proyectó tambien   la del aquel  serio sobrero de Martinez Benavides, de nombre Corchero. Con ese toro me vacié hasta la extenuación.  Despues según me dijeron por la avenida de los  Toreros,  salían las gentes entusiasmadas, con “ dolores de lumbago”.

Y de aquella mágica faena a un toro de Bohórquez, ocurrida en Vista Alegre en 1974, alternando con Antonio  Bienvenida que se despedía de los ruedos y Curro Romero, ¿qué recuerdo tienes?
—Tambien pudieron  verla los asistentes al acto del Colegio Mayor San Pablo. Aún retumba en mis oídos el clamor,  los oles de aquella memorable tarde. Hasta tal punto que mi amigo José Bergamín se inspiró en su célebre obra “La música callada del toreo”.  Siempre que he podido,  he cuajado tardes  buenas como en Málaga, Sevilla, tres o cuatro tardes, Vitoria, Jerez, El Puerto.. 

Algunos le encasillan más con el capote que con la muleta.?
Me molesta, no me gusta. Toreo igual o mejor con la muleta Ahí estan las imágenes. Aunque reconozco que a veces ocurre hechos como  aquella  corrida  en Aranjuez con motivo del centenario de la plaza de toros.  Me encontraba cerca del Palco Real, donde estaba la madre del Rey  Dª Maria de las Mercedes,  La gente nada más verme me dedicaron una ovación. No tuve mas remedio que  corresponder con un saludo. Todo fué porque en una corrida anterior, había dado media verónica.

Durante el  acto se invocó el nombre de Juan Belmonte, al que llegó a conocer. Ahora que se cumplen 120 aniversario de su nacimiento ¿qué nos puede decir?
—Acudí muchas veces a Gómez Cardeña. Le gustaba verme en los tentaderos e incluso mandaba un coche a recogerme.  Mi suegro Bernardo Muñoz, un sabio del toreo, tenía mucha amistad con Belmonte. Me trató bien. Fué una persona inteligente y de fuerte personalidad. Precisamemte mi debú con picadores en Jerez, fué ante novillos de su ganadería.

El Rey le entregó en Cádiz, la Medalla de Oro a las Bellas Artes...
—Cuando me la entregó  me dijo “te lo mereces”.  Aunque por razones de título,   me dá  verguenza que me llamen,  como el otro día en Madrid, “excelentísimo señor”. Quiero además aclarar: No soy un torero artista, sino un torero de arte, que es  distinto.

Le han entregado en la Universidad la figura de un toro , como eje fundamental de la Fiesta. Se está cuestionando  hoy la presencia del toro que sale  en Madrid y Sevilla. ¿ Cual es su opinión?
El toro ante todo tiene que tener su seriedad y trapío.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Andalucía InformaciónAndaluca Informacin