Publicidad Ai
Publicidad Ai

Andalucía

Lamine Yamal irrumpe en la historia de las Eurocopas

Centró todas las miradas en su gran estreno con España , en el que rompió varios récords. Se desenvolvió con la naturalidad del que se sabe ser superior

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Lamine Yamal. -

Con el permiso de Álvaro Morata, Dani Carvajal y un superlativo Fabián Ruiz, todos goleadores, fue Lamine Yamal el que centró todas las miradas en su estreno con España en un gran torneo, en el que rompió varios récords y en el que se desenvolvió con la naturalidad del que se sabe superior, con la tranquilidad que tendría alguien que juega estos partidos a diario.

Lo de jugar al fútbol parece una cosa sencilla cuando se ve a Lamine Yamal. Más discreto que de costumbre, tuvo aún así detalles de auténtica estrella. Y si se recuerdan las cifras que maneja y su edad, la cosa toma un calibre totalmente distinto. Y si se añade que en su debut en una Eurocopa le tocó bailar con la más fea, con Josko Gvardiol, uno de los mejores defensas del panorama mundial, todavía más.

Desmarques, conducciones rápidas, regates para sacar centros laterales. La sensación que emana: un peligro constante. En el gol de Fabián, el segundo, centró toda la atención cuando tenía el balón casi escorado en el banderín. Aguantó, esperó a que el la frontal quedase más libre, a que se le acercasen lo máximo sus marcas y dio entonces el pase a Pedri. Con el centro más despejado, Fabián hizo magia para completar la misión.

La naturalidad con la encara este tipo de situaciones es asombrosa. Titular en el estreno de la selección española en Alemania 2024 ante Croacia, ya deja su nombre para la posteridad en un doble registro histórico en una fase final de Eurocopa, al rebajar con 16 años, 11 meses y 2 días la marca que tenía el polaco Kacper Kozlowski, y en la titularidad superando al neerlandés Jetro Willems.

Pero no fue solo que parezca tener un aparente rechazo a sentir la presión. No contento con romper un récord, rompió dos más. Se convirtió también en el más joven en asistir en una Eurocopa superando la marca del belga Enzo Scifo, que lo hizo con 18 años y 115 días.

Le puso un centro perfecto a Carvajal, que aprovechó la pasividad de los centrales croatas para cerrar el partido con el tercer tanto.

Le parecieron poco dos récords y fue directo a por el 'hat-trick' de marcas personales. Pedri le regaló un balón dentro del área, definió bien, como acostumbra, al segundo palo e inclinándose al contrario. Pero Livakovic estuvo listo y sacó una mano salvadora para evitar el debut soñado. Ese era el que de verdad quería, y se notó en la manera en la que recriminó más tarde a Dani Olmo un pase que nunca le llegó cuando estaba en buena posición.

Pero lo cierto es que acabó consiguiendo ese triplete de récords. Cumplirá los 17 el 13 de julio, un día antes de la final de la Eurocopa de Alemania que se disputará en el Olímpico de Berlín, en el que rubricó su primera victoria en un Europeo, convirtiéndose en el más joven en lograrlo, superando a Bellingham con 17 años y 349 días.

Desde su estreno con España (septiembre 2023) está entre los jugadores que ha jugado más partidos (8, sólo superado por los 9 de Carvajal y los 10 de Morata y Le Normand).

Es el décimo con más minutos (470, siendo Le Normand el que más con 757); es el máximo asistente (4, empatado con Nico); y es el que más regates ha intentado; siendo Lamine el segundo en regates completados.

De todos los jugadores de menos de 20 años convocados en la Eurocopa, es el tercero con más minutos desde el 1 de julio 2023, con 3.411. Solo le superan Zaïre-Emery (PSG, Francia), con 3.433 minutos; y Joao Neves (Benfica, Portugal), con 4.480.

A todas esas barbaridades, hay que sumar las ya contadas con cierta sorpresa. Es el más joven en la historia del Barça en jugar un partido (15 años y 290 días), en marcar (16 años y 87 días), en jugar un clásico (16 años y 107 días), en marcar en Primera División (16 años y 87 días), en jugar con la selección española (16 años y 57 días) y en marcar con la selección española (16 años y 57 días).

La irrupción de Yamal ha sido histórica. Quizá más por datos que por actuación, que aún así fue notable. España tiene extremo, desborde y calidad para rato. Mucho peligro, en definitiva. El récord del gol llegará más pronto que tarde. 

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN