Publicidad Ai
Publicidad Ai

Andalucía

Felipe VI vuelve a jurar bandera en Zaragoza con la princesa Leonor de testigo

El rey repite el compromiso con motivo del 40 aniversario de su promoción del Ejército de Tierra

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
Cargando el reproductor....

Felipe VI ha vuelto este sábado a jurar bandera en la Academia General Militar (AGM) de Zaragoza con motivo del 40 aniversario de su promoción del Ejército de Tierra, en una ceremonia en la que la princesa Leonor ha sido testigo al participar en la formación junto a otros cadetes.

Es la tercera vez que Felipe de Borbón besa la enseña nacional en Zaragoza, puesto que lo hizo por primera vez como cadete en octubre de 1985, con 17 años, y repitió en febrero de 2010, con la princesa Letizia en el palco, en el 25 aniversario de la 44 promoción, integrada por 220 oficiales.

Su tercera jura ha tenido como particularidad la presencia de la princesa de Asturias al formar parte de una las compañías desplegadas en el patio de armas, una imagen inédita en la historia de España, de la Corona y de la Academia.

Tras el recibimiento con el himno nacional, honores y el lanzamiento de salvas, el rey ha pasado revista a las unidades, pasando por delante del grupo de su hija.

Al dirigirse al palco real, la reina ha buscado con la mirada a la princesa, que no ha ocupado un lugar destacado en la formación.

 

Espacio reservado al reproductor de vídeo



Como dama cadete de segundo curso, Leonor de Borbon ha vestido el mismo uniforme de época de casaca azul, pantalón rojo y sombrero de pluma que lució en su jura de bandera el pasado 7 de octubre.

Para el juramento, Felipe VI se ha incorporado a la compañía de su promoción para encabezarla, al ser el primero en desfilar hacia la bandera colocada ante el palco.

Al llegar a su altura, ha girado, ha hecho el saludo militar, se ha descubierto la gorra de plato y ha besado la enseña, lo que ha dado pie a la ovación del público.

De inmediato, ha deshecho el movimiento y se ha dirigido a la tribuna ante la sonrisa de la reina para presenciar el rito de sus compañeros, mandos en la actualidad de los tres Ejércitos y de la Guardia Civil.

El grupo lo han cerrado las viudas e hijos de los integrantes de la promoción fallecidos.

En nombre del grupo, ha tomado la palabra su oficial más antiguo, Francisco Javier Marcos, teniente general jefe de la Unidad Militar de Emergencias (UME).

"Hay lugares que permanecen siempre en el corazón. Para quienes hoy hemos vuelto a jurar bandera, esta academia es uno de esos lugares, porque hace 40 años hicimos algo grande: comprometernos con España", ha enfatizado Marcos.

El teniente general ha afirmado que la 44 promoción del Ejército de Tierra es "una gran familia", que comparte su "lealtad al rey, la defensa de España y la de sus valores y principios constitucionales".

"Un amor a España sin complejos", ha completado Marcos, para quien besar la bandera es "escuchar el latir de los millones de españolas que la protegen y la honran".

El otro interviniente ha sido el director de la AGM, el general Manuel Pérez López, a quien Marcos ha entregado una placa conmemorativa.

Pérez ha asegurado que la hornada del rey debe ser "espejo" donde mirarse los cadetes que se forman en el centro, entre ellos, la princesa.

Al tratarse de un acto de carácter interno y familiar, no han asistido ni la ministra de Defensa, Margarita Robles, ni ningún cargo autonómico o local, por lo que la principal autoridad ha sido el jefe de Estado Mayor del Ejército (Jeme), el general Amador Enseñat.

La ceremonia ha proseguido con el homenaje a los caídos y la interpretación del himno 'La muerte no es el final', completados con la colocación de una ofrenda de flores ante el monolito situado en el patio de armas.

Como es habitual, el broche ha sido el desfile por la avenida del centro académico en el que ha participado la princesa Leonor con su compañía ante la mirada de los reyes.

Es la segunda vez en la que Felipe VI y su hija mayor coinciden en el patio de armas de la AGM tras su jura de bandera en octubre.

La heredera al trono estuvo en Zaragoza con sus padres el 7 de julio del pasado año en la entrega de despachos a los nuevos tenientes, si bien por entonces no era cadete y siguió la ceremonia desde el palco vestida de civil.

Don Felipe también estuvo con ella a mediados de diciembre en una jornada de maniobras en el campo de entrenamiento de San Gregorio situado junto a la academia.

La princesa completará su formación en Zaragoza el próximo 15 de julio con la graduación de alférez.

Un mes después, ingresará en la Academia de la Armada en Marín (Pontevedra) para continuar su instrucción militar de tres años, que completará en la Academia del Ejército del Aire de San Javier (Murcia). 

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN