Publicidad Ai
Publicidad Ai

Andalucía

Reynders recibe el lunes a Bolaños y González Pons para avanzar en el desbloqueo del CGPJ

En el marco de la inusual mediación asumida por Bruselas para tratar de desbloquear la renovación del Consejo General del Poder Judicial

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Bolaños, junto al comisario europeo de Justicia, Didier Reynders. -

El comisario de Justicia, Didier Reynders, recibirá el lunes --por segunda vez en un mes-- al ministro de Presidencia, Justicia y Relaciones con las Cortes, Félix Bolaños, y al vicesecretario de Acción Institucional del PP, Esteban González Pons, en el marco de la inusual mediación asumida por Bruselas para tratar de desbloquear la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Según dijo el propio Reynders en un comunicado tras el primer encuentro, el pasado 31 de enero, "todas las partes se comprometieron claramente a colaborar para garantizar la aplicación de la recomendación de la Comisión" y el segundo encuentro tiene por objetivo "hacer balance" de los avances.Este encuentro estuvo inicialmente previsto para el pasado 12 de febrero, pero González Pons pidió un aplazamiento al encontrarse con fiebre por gripe A.

La recomendación a la que se refiere el comisario es la que figura en las ediciones de 2022 y 2023 del informe anual sobre el Estado de derecho en los países de la UE y que, en el caso de España, reclama "proceder con carácter prioritario" a la renovación del órgano de gobierno de los jueces "e iniciar, inmediatamente después", el "proceso" para la reforma de su sistema de designación para alinearse con los estándares europeos que defienden una elección entre pares.

Los tiempos para cumplir con el proceso son ya uno de los principales puntos de fricción entre el Gobierno, que sostiene que "lo urgente" es renovar el CGPJ y que una vez superada esa fase se podrá "hablar de otros asuntos", en palabras de Bolaños días antes de primera reunión con Reynders, y el Partido Popular, para quien es imperativo que tanto la renovación como la reforma del modelo vayan de la mano.

"Habrá renovación del CGPJ y ley para profundizar en la independencia judicial o no habrá acuerdo. No le vamos a hacer perder el tiempo al señor Reynders", dijo la pasada semana el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo.

El pasado 26 de enero, Reynders comunicó a las dos partes que aceptaba la petición de mediar entre ambas para buscar una solución al bloqueo, en el marco de un "diálogo estructurado" y siendo consciente de que el último intento de acuerdo entre PSOE y PP "fracasó" en octubre de 2022.

El comisario, que aceptó el papel de facilitador tras consultas con la presidenta del Ejecutivo comunitario, Ursula von der Leyen, explicó entonces que asumía la tarea tras constatar que hay "declaraciones públicas" de los dos partidos indicando que "están dispuestos a volver entablar negociaciones" y ello bajo la supervisión de Bruselas.

Esta mediación, además, se dirigirá únicamente a resolver las diferencias que impiden renovar el CGPJ, aunque el PP ha insistido en su intención de evocar la Ley de Amnistía en este foro porque considera que afecta también el Estado de derecho.

Esta semana, precisamente, los líderes del PSOE en la Eurocámara, Iratxe García y Javier Moreno, informaron por carta a Reynders del cambio de posición del PP respecto a un posible indulto para Carles Puigdemont, de acuerdo a lo publicado en 16 medios citando fuentes de alto nivel de los 'populares' que en el escrito del PSOE identifican con Feijóo.

En todo caso, fuentes comunitarias consultadas por Europa Press apuntan que en la primera reunión no se abordó la cuestión de la ley y recuerdan que el análisis por parte de Bruselas sigue su curso y no concluirá hasta que finalice la tramitación parlamentaria en España y la norma adopte su forma definitiva.

Además, Reynders ha avisado tanto a 'populares' como a socialistas de que no mediará indefinidamente por lo que "este diálogo no deberá exceder los dos meses". El liberal belga aspira a ser elegido secretario general del Consejo de Europa, un órgano ajeno a la Unión Europea, en la próxima primavera, lo que le obligará a apartarse de su asiento de comisario en mayo, si supera el primer corte formal de selección en Estrasburgo.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN