Andalucía Paranormal

Tartesos y la Atlántida: La Historia que no debe ser confundida

En el vasto mundo de la arqueología y la historia antigua, es común encontrarse con mezclas de hechos reales y leyendas.

Publicado: 03/10/2023 ·
13:49
· Actualizado: 20/11/2023 · 15:53
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Autor

Jose Manuel García Bautista

Escritor y periodista sevillano, conocido por su faceta como investigador con más de 30 años de experiencia en temática paranormal

Andalucía Paranormal

Espacio dedicado al misterio y a los fenómenos paranormales o inexplicables desde un punto de vista divulgativo

VISITAR BLOG

En el vasto mundo de la arqueología y la historia antigua, es común encontrarse con mezclas de hechos reales y leyendas. Uno de los ejemplos más destacados de esto es la confusión –para algunos- entre Tartesos y la Atlántida.

Mientras que Tartesos fue una cultura real que dejó evidencias arqueológicas, la Atlántida es simplemente un relato de Platón sin ningún respaldo tangible. Es importante destacar y comprender las diferencias entre ambos para no caer en la trampa de confundir mito con realidad.

Tartesos, también conocida como la Tartessos histórica, fue una cultura antigua que floreció en la región suroeste de la península ibérica, en lo que hoy es Andalucía. Aunque gran parte de su historia y legado permanecen envueltos en el misterio, existe evidencia arqueológica que respalda su existencia. Tartesos fue una civilización próspera y avanzada que tuvo un importante papel en el comercio mediterráneo durante el primer milenio a.C.

Los vestigios arqueológicos encontrados en la región tartésica son una prueba fehaciente de su existencia. Entre los hallazgos más destacados se encuentran los yacimientos de Huelva, como el Cerro del Trigo, el Cerro del Carambolo en Sevilla o la Cancho Roano en Badajoz, donde se han descubierto importantes vestigios culturales y arquitectónicos. Además, las fuentes históricas de la época que también hacen referencia a Tartesos, confirmando su existencia.

Por otro lado, la Atlántida es una historia que proviene del diálogo de Platón titulado "Timeo" y "Crítias". Según el filósofo griego, la Atlántida habría sido una isla situada más allá de las Columnas de Hércules (Estrecho de Gibraltar), que se hundió en el océano en un solo día y una noche debido a la ira de los dioses. Sin embargo, no existen pruebas arqueológicas o históricas que respalden la existencia de la Atlántida. La historia de la Atlántida se encuentra únicamente en los escritos de Platón, por lo que se considera un mito por la Historia y la Arqueología oficial así como por las universidades de todo el mundo, es entendida –por el momento- como una alegoría filosófica en lugar de un hecho histórico.

Es importante destacar que la historia de la Atlántida ha capturado la imaginación de muchas personas a lo largo de los siglos, generando numerosas teorías y especulaciones sobre su ubicación y existencia. Sin embargo, hasta el día de hoy, no se ha encontrado ninguna evidencia sólida que respalde la existencia de la Atlántida tal como se describe en los diálogos de Platón.

La confusión entre Tartesos y la Atlántida puede deberse en parte a la ubicación geográfica de Tartesos, ya que se encuentra en una región cercano a lo que se ha imaginado como la posible ubicación de la Atlántida, es decir, en la región del Atlántico. Esta asociación errónea ha llevado a algunos a creer que Tartesos y la Atlántida son la misma civilización o que tienen una conexión directa, pero esto no tiene fundamentos sólidos.

Es fundamental comprender que Tartesos fue una cultura histórica con una existencia demostrada a través de la arqueología y las fuentes históricas, mientras que la Atlántida es un relato mítico sin ninguna base material. La confusión entre ambos puede llevar a la distorsión de la historia real y alimentar teorías infundadas.

La investigación arqueológica continúa revelando nuevos aspectos de la civilización tartésica. Se han descubierto monumentos, como el famoso Tesoro de El Carambolo, que muestran la riqueza y el nivel de desarrollo alcanzado por Tartesos. Además, se han encontrado evidencias de contactos comerciales con otras culturas mediterráneas, lo que demuestra su importancia en el contexto de la antigüedad.

Por otro lado, la Atlántida ha sido objeto de numerosas especulaciones y teorías, pero ninguna de ellas ha sido respaldada por pruebas tangibles. Algunos han sugerido que la Atlántida podría haber sido una representación simbólica de una civilización perdida o incluso una metáfora filosófica de Platón. Sin embargo, estas interpretaciones son puramente hipotéticas y no tienen un sustento arqueológico o histórico sólido.

Es esencial mantener una visión objetiva y basada en la evidencia cuando se trata de la historia y la arqueología. Aunque la Atlántida puede despertar nuestra imaginación y curiosidad, no debemos confundirla con una realidad histórica como Tartesos. La arqueología y la investigación científica nos brindan las herramientas necesarias para comprender y reconstruir el pasado, pero también nos enseñan a separar los hechos de la ficción.

Tartesos y la Atlántida: Dos relatos en tiempos incompatibles

Es crucial destacar que estas dos historias pertenecen a tiempos incompatibles, lo que refuerza la idea de que no deben ser confundidas.

Tartesos, una cultura antigua que floreció en la región suroeste de la península ibérica, se estima que tuvo su apogeo en el siglo X a.C. Basándonos en la evidencia arqueológica y las fuentes históricas, podemos situar la existencia de Tartesos en este período. Sus vestigios, como los yacimientos de Huelva, Extremadura y el Tesoro de El Carambolo, han proporcionado valiosas pistas sobre su cultura y su influencia en las rutas comerciales del Mediterráneo.

Por otro lado, la Atlántida es un relato que se remonta al siglo IV a.C., según los escritos de Platón en los diálogos "Timeo" y "Crítias", basado en textos anteriores. Según la descripción del filósofo griego, la Atlántida se habría hundido en el océano aproximadamente hacia el 11.000 a.C. Esta discrepancia temporal es significativa y demuestra que Tartesos y la Atlántida no pueden ser la misma civilización ni tener una conexión directa.

Es importante tener en cuenta que la Atlántida es un relato literario y filosófico creado por Platón, mientras que Tartesos es una cultura histórica respaldada por evidencias arqueológicas. La Atlántida, aunque ha generado especulaciones y teorías a lo largo de los siglos, no cuenta con pruebas tangibles que respalden su existencia más allá de la narración de Platón.

La discrepancia temporal entre Tartesos y la Atlántida es un factor clave para comprender su distinción. Tartesos se sitúa en el siglo X a.C., mientras que la Atlántida en el 11.000 a.C. (aprox.). Estas fechas incompatibles hacen evidente que no pueden ser la misma civilización ni tener una conexión directa.

Además, debemos recordar que la Atlántida es un relato transmitido a través de los diálogos de Platón y no cuenta con pruebas arqueológicas que respalden su existencia. La historia de la Atlántida ha permanecido en el ámbito de la literatura y la filosofía, generando interpretaciones e hipótesis, pero sin una base material sólida.

Tartesos y la Atlántida son dos conceptos que deben ser tratados de manera separada y clara. Tartesos es una cultura real con una existencia respaldada por evidencias arqueológicas y fuentes históricas, mientras que la Atlántida es un relato mítico sin ningún sustento material.

Es importante no confundir mito con realidad y mantener una perspectiva crítica y fundamentada en la investigación objetiva. Mantengamos viva nuestra curiosidad por la historia y la arqueología, pero siempre basada en la verdad respaldada por pruebas sólidas.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN