Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Martes 06/06/2023  

Andalucía

Miguel Ángel Ruiz, sobre los precios: "La guerra de Ucrania ha sido una excusa para todo"

El presidente de la Asociación Española de Consumidores (Asescon) celebra el Día Mundial de los Derechos del Consumidor con un enfoque de "consumo en positivo"

Publicidad Ai Publicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Miguel Ángel Ruiz.

Como cada 15 de marzo, se celebra el Día Mundial de los Derechos del Consumidor, una fecha que promueve la difusión de los derechos fundamentales de los consumidores en todo el mundo y exige su protección y respeto frente a los abusos de los mercados. Y 25 años en defensa de los derechos de los ciudadanos, la mayor parte de ellos en el ámbito del consumo, celebra Miguel Ángel Ruiz, abogado andaluz de 48 años y presidente de la Asociación Española de Consumidores (Asescon), que fundó el año pasado, promoviendo un enfoque de "consumo en positivo" como característica distintiva de la organización.

Se empezó con una crisis energética para continuar con una crisis de los carburantes y el transporte, llegando hasta la actual crisis de precios de la cesta de la compra que angustia al 80% de los consumidores

- Como cada 15 de marzo, hoy se celebra el Día Mundial de los Derechos del Consumidor. Visto el panorama general, en el que todo no para de subir ¿hay cada vez menos que celebrar? ¿Diría que los derechos de los consumidores están en retroceso o es una percepción pesimista de la realidad?

Es cierto que este año el Día Mundial de los Derechos del Consumidor va a ser un día especial en cuanto a la percepción negativa que tiene el consumidor del presente y lo que es más preocupante, de su futuro económico. Todas las encuestas que hacemos indican ese pesimismo que no es una percepción, es la auténtica realidad a pesar de que desde determinadas instituciones no se quiera hablar claramente de esa realidad que sufren los ciudadanos cada mes. Así, nos encontramos con dificultades económicas derivadas de la crisis de precios que estamos viviendo y que se está produciendo escalonadamente con diferentes cuestiones esenciales para nuestras vidas. Se empezó con una crisis energética para continuar con una crisis de los carburantes y el transporte, llegando hasta la actual crisis de precios de la cesta de la compra que angustia al 80% de los consumidores. Aun así, este 15 de marzo nos debe llevar a la reivindicación de la importancia de los derechos de los consumidores más que nunca. Jamás nos imaginábamos cuando diseñábamos este Proyecto de la Asociación Española de Consumidores que nos íbamos a encontrar una situación como esta. Pero, como presidente de Asescon, cabe dar un mensaje de esperanza a los ciudadanos y nos sentimos con fuerza para ser la herramienta útil que necesita la sociedad en estos momentos.

- ¿Cuáles son los problemas más comunes que le los ciudadanos le remiten a su asociación?

En la actualidad el sector servicios es el más reclamado. Hay problemas de base en la prestación de servicios como lo es el eléctrico, con precios desorbitados, o las telecomunicaciones que siguen siendo uno de los sectores más problemáticos. A ellos se unen los servicios bancarios que continúan esa tendencia de aumento de consultas y reclamaciones que se inició con las cláusulas suelo hace unos años y que ahora representan otras cuestiones como las tarjetas revolving, etc.

- Entre la ciudadanía ha calado la impresión de que se está a merced de grandes empresas que hacen y deshacen a su antojo y que el consumidor no puede hacer nada, que es como luchar contra molinos de viento. ¿Realmente estamos tan desprotegidos como parece? ¿Qué herramientas ofrece Asescon para plantar cara a los abusos?

No. Para nada existe desprotección. Es cierto que en estos años ha calado ese mensaje tan negativo hacia las empresas pero, desde la Asociación Española de Consumidores queremos poner en valor eso que llamamos el “Consumo en Positivo”. No hay tantos fraudes como parece si alguien oye o lee determinadas afirmaciones. Como presidente de una Asociación Española de Consumidores quiero también poner en valor la inmensa mayoría de empresarios que cumplen con la normativa, que no engañan a los consumidores. Son el 99% de las actuaciones del Consumo. Ahora bien, Asescon sí es una herramienta útil para reclamar cuando se produzcan las irregularidades o las reclamaciones. Nuestro Gabinete Jurídico está a disposición de todos los consumidores con el fin de hacer valer esos derechos vulnerados. Entiendo que esto debe hacerse no sólo para defender a los consumidores sino también para proteger al empresario que actúa diligentemente y que se ve igualmente perjudicado por la actitud de esa minoría que incumple de cara a los consumidores.

- ¿Cuánto del impacto de la crisis generada por la guerra de Ucrania estima que es real y cuánto cree que ha servido de excusa para que muchas empresas que ofrecen servicios al público aprovechen para subir sus precios?

Agradezco esta pregunta porque sí es cierto que la guerra de Ucrania ha sido una excusa para todo. Ha habido esta respuesta para muchas de esas subidas sin contar con ninguna justificación. Ha habido cierto abuso por parte de algunos que han subido precios sin justificación y ahí es el consumidor el que debe ser exigente y crítico con este tipo de actitudes optando por contratar o por comprar en las otras empresas del sector que no hayan actuado así. 

- Uno de los problemas más cotidianos para el ciudadano, quizás el primordial, es que la cesta de la compra está cada vez más cara. Pese a que la inflación general se está moderando y el IVA de algunos productos básicos se ha reducido parece que esto no se refleja en este sector, ya que la inflación de los alimentos alcanzó el 16,6% el mes pasado ¿Qué explicación le encuentra?

Este es un tema complejo de abordar y de solucionar porque las causas son diversas. Decir como se dice por parte de una parte del Gobierno de España que lo que hay que hacer es moderar los precios de los productos es simplificar todo aparte de una gran equivocación. Mire, yo como presidente de la Asociación Española de Consumidores conozco la opinión que tiene el consumidor pero también me he reunido con empresarios del sector de la distribución de alimentos y también lo he hecho con los productores. He conocido lo que dicen todas las partes y una vez conocidos los problemas y los planteamientos se llega a la conclusión de que los precios no se suben por avaricia para ganar cada vez más. Los precios se han subido en su mayor parte por el aumento de costes de producción de los mismos, es decir, por la subida de la electricidad, del pienso, del transporte, de los salarios, etc. Todos estos factores unidos han llevado a esa escalada de precios en la cesta de la compra y la solución no pasa por quitar el IVA de determinados productos, pasa por abordar el abaratamiento de estos costes y por tomar el toro por los cuernos con la cadena alimentaria para ver si algunos eslabones de la misma pueden quitarse por suponer únicamente un incremento de precios sin aportar nada de valor a los productos.

- En Francia los supermercados han comenzado a hacer rebajas en sus productos tras un acuerdo con el gobierno para rebajar sus márgenes de beneficios. La situación aquí es diferente, pese a que el Gobierno de coalición está intentando hacer lo mismo. Se da la paradoja de que las cadenas de alimentación francesas abaratarán precios en su país, pero no en España ¿Por qué aquí no se puede replicar ese acuerdo? ¿Qué herramientas y qué margen tiene el Gobierno para poder implementar una medida parecida a la del país vecino?

Le insisto, podría hacerse lo mismo, pero no solucionaría el problema. Toda medida que suponga un abaratamiento de la cesta de la compra en estos momentos bienvenida sea, pero no supondrá la solución al problema que viene como le decía anteriormente, lo que se tiene que abordar claramente es el coste de producción de los productos. 

- Los precios de la energía han marcado máximos en 2022 y las eléctricas culpan de las subidas a los países y operadores que controlan la extracción y distribución global de las materias primas como el gas o el petróleo. Por ejemplo, Endesa, ganó un 77% más en 2022, en el año más caro de la factura de la luz. ¿Qué consejos da a los ciudadanos para abaratar en la medida de lo posible el recibo de la electricidad?

Con respecto al precio de la electricidad también el consumidor tiene un gran problema. Estamos hablando de un suministro esencial, básico en la vida de las familias. Por tanto, el precio elevado que se paga por este suministro es una auténtica preocupación para los consumidores y para las empresas. Hay que tener en cuenta que si la electricidad sube para las empresas ese precio se repercute después en el precio de venta al público. El consejo que ofrecemos al consumidor es adecuar sus contratos a sus necesidades reales de consumo en cuanto a la electricidad. Es decir, adecuar un coste fijo como lo es la potencia y optar por contrataciones que se acomoden al uso que se vaya a dar en los hogares. Con respecto a los beneficios de las empresas hemos pedido que parte de ellos vayan enfocados para la Responsabilidad Social Corporativa comprometida con la mejora de la atención al cliente o la formación e información de los consumidores.

- ¿Cómo ve la situación con los carburantes? Parece que al fin los precios parecen estar dando un respiro. ¿Volveremos a ver próximamente cómo se dispara el precio de la gasolina y el diésel o espera que la situación siga estabilizándose?

La situación está mucho mejor que hace unos meses en los que se llegó al precio de los 2€ por cada litro de carburante. Esperemos que esta situación se estabilice o incluso baje más para relajar el bolsillo de los consumidores. Fuimos muy críticos en su momento con el Gobierno de España cuando eliminó el descuento de los 20 céntimos por litro de carburante en tanto que suponía un alivio en el precio. El 80% de los consumidores hoy en día es vulnerable y, en consecuencia, que se hubiera mantenido dicha ayuda estaríamos mucho mejor en lo económico. Sin duda, el IPC no habría sido tan elevado como lo ha sido en estos meses tras la eliminación de esa bonificación.

- El euríbor se encuentra a las puertas del 4% con la perspectiva posible de una nueva subida de tipos del BCE en su lucha por moderar la inflación. El daño colateral que está generando es un drama para muchas familias que ven cómo sus mensualidades se han disparado. ¿Ha notado este impacto por en las consultas y casos que tratan en la asociación que preside?

Sí, es uno de los graves problemas que tienen los ciudadanos. El encarecimiento de los préstamos hipotecarios en tan poco tiempo está conllevando que sea muy complicado pagar la vivienda. Y lo peor de todo esto que el euríbor no ha tocado techo y la situación va a ser todavía peor. A esto se une que la solución pactada por el Gobierno de España y las entidades financieras no ha tenido éxito en tanto que han sido mínimas las hipotecas que se han visto beneficiadas por ese Código de Buenas Prácticas firmado a espalda de los consumidores. No se tuvo en cuenta a las Asociaciones de Consumidores y desgraciadamente no me equivoqué cuando dije que lo que se había acordado tendría un mínimo impacto. Las cifras son claras, unas mil hipotecas se han acogido a esta herramienta, una cifra muy lejana al millón que la vicepresidenta Nadia Calviño indicaba.

- Siguiendo con la banca, ¿qué medidas está tomando Asescon para proteger a los consumidores de los abusos bancarios, como las cláusulas abusivas o las comisiones ocultas?

En primer lugar, la información como clave para conocer cuáles son los derechos de los ciudadanos. Una vez que se ha ofrecido esa información, en caso de que se hayan vulnerado los derechos de los consumidores el siguiente paso ha sido el de la reclamación, incluso en tribunales, con el fin de obtener un reconocimiento satisfactorio. 

- Uno de los temas más polémicos en la actualidad es el de las criptomonedas y su impacto en el consumo. ¿Cuál es su opinión al respecto? ¿Cree que debería haber una regulación específica para proteger a los consumidores que invierten en ellas?

Me preocupa esa falta de regulación actual. Los instrumentos jurídicos actuales ofrecen soluciones incompletas a esta nueva realidad. Por ello, desde la Asociación Española de Consumidores hemos pedido una regulación adaptada a la realidad que se está produciendo en el sector financiero con las criptomonedas. Además, se debe vigilar intensamente a quien está poniendo en el mercado este tipo de inversiones para que no nos encontremos con posibles fraudes masivos que se puedan producir de cara a los consumidores.

- La pandemia ha acelerado la digitalización de muchos servicios, lo que ha llevado a un aumento del comercio electrónico. ¿Qué consejos les daría a los consumidores para protegerse de los fraudes y las estafas en línea?

Usar el sentido común y desconfiar de esas ofertas “demasiado baratas” que se hacen desde las distintas redes sociales o por internet. Es cierto que se ha avanzado mucho con respecto al comercio electrónico, el consumidor ha perdido ese miedo que hace años tenía a comprar por internet pero no debemos olvidar que buena parte de los fraudes vienen precisamente por las nuevas tecnologías. Todo ello al margen de otras cuestiones que afectan a los ciudadanos como lo son las vulneraciones de privacidad, la comisión de delitos relacionados con internet, etc.

- Una cuestión que afecta a muchos consumidores es la falta de transparencia en la publicidad. ¿Qué medidas cree que se deberían tomar para garantizar que los anuncios sean honestos y no engañosos? ¿Cree que debería haber una regulación más estricta en este ámbito? ¿Cómo puede Asescon ayudar a los consumidores a identificarla y denunciarla?

Aquí también debería haber una adaptación de la legislación a la realidad y al futuro que tenemos prácticamente encima. Por ejemplo, no hay instrumentos para regular esa publicidad que se pueda ofrecer en el metaverso o en la inteligencia artificial. Precisamente en estos días he estado reunido con diferentes entidades para tratar este asunto e ir trabajando en estas cuestiones que preocuparán al consumidor. Toda publicidad debe ser veraz y debe ajustarse a la realidad y el consumidor debe ser exigente y denunciar a la Asociación Española de Consumidores cualquier tipo de irregularidad que se encuentre en la publicidad que reciba.

- ¿Qué opinión tiene sobre el creciente número de reclamaciones que se reciben por las tarifas abusivas de las compañías telefónicas?

Se continúa con la misma tendencia que siempre han tenido las telecomunicaciones en el ámbito del consumo. No es lógico que muchos años después sigamos con la misma situación. Han variado los temas pero las reclamaciones siguen. Por tanto, algo falla, y no se está actuando diligentemente ante las empresas que lejos de tener servicios de atención al cliente son más bien de desatención.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN