Publicidad Ai
Publicidad Ai

España

Libertad con cautelares para el concejal de Cs de Teruel acusado de abusos

Supuesto autor de un delito de abusos sexuales a un joven de 20 años la madrugada del pasado domingo en la ciudad

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • El concejal de Deportes del Ayuntamiento de Teruel, Carlos Aranda. -

El titular del Juzgado de instrucción número 3 de Teruel ha decretado la libertad con medidas cautelares de alejamiento para el concejal de Ciudadanos Carlos Aranda, supuesto autor de un delito de abusos sexuales a un joven de 20 años la madrugada del pasado domingo en la ciudad.

Aranda fue detenido en su domicilio después de que el joven acudiera a la comisaría de la Policía Nacional de Teruel a denunciar que había sido víctima de tocamientos no deseados en el domicilio del concejal la madrugada del sábado al domingo.

El juez, tras haber escuchado al supuesto agresor, ha determinado, según el auto, poner en libertad al acusado con la prohibición de que se aproxime a menos de 300 metros de la víctima, así como al domicilio, lugar de trabajo o estudios o lugares que este frecuente, así como a comunicarse con él por cualquier medio mientras duren las actuaciones judiciales. Además, le prohíbe residir o acudir a la localidad donde vive la víctima.

El juez toma estas decisiones, relata en el auto, tras dar credibilidad, "sin margen de error alguno", al testimonio de la víctima ante la policía, la madrugada del domingo, y ya este lunes, en sede judicial.

Se refiere también el juez a la existencia de mensajes de whatsapp "que acreditan las intenciones del investigado" durante los hechos.

Asegura el juez que el investigado incurrió en "manifiestas contradicciones", al relatar delante de los agentes que la supuesta víctima "ni tan siquiera había subido a su domicilio", hecho totalmente "mendaz", según el juez, del que Carlos Aranda tuvo que retractarse.

Se basa también el juez en su auto para tomar las medidas cautelares en el parte médico de la víctima y en el informe pericial psicológico y forense.

Todo ello, concluye el juez, "esclarece, sustenta y apoya los hechos" denunciados, que pueden constituir un delito contra la libertad e indemnidad sexual.

Pero además, incluyen el empleo de "una dosis de violencia psicológica que coloca al perjudicado en una situación de desamparo y desprotección jurídica que debe ser erradicada" con la resolución judicial, ya que hubo una actuación, estima, "sexualmente agresiva" de Carlos Aranda.

El juez da credibilidad al relato del joven, quien contó que el concejal engañó al joven para mantener relaciones sexuales no consentidas y que lo llevó a casa, valiéndose de la ingesta de alcohol de la víctima, a quien empujó contra la cama y le realizó tocamientos no consentidos en los genitales y en los glúteos por debajo del pantalón.

La víctima, siempre según su relato, al que el juez da credibilidad, le pidió un vaso de agua, momento en el que aprovechó para huir del domicilio.

El concejal, añade, insistía entonces en llamarle, incluso en presencia de la policía.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN