Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Lunes 25/10/2021

Almería

Sindicatos y patronal llegan a un preacuerdo para el convenio del manipulado

Afecta a unos 25.000 trabajadores de la provincia de Almería, el cual tendrá vigencia hasta 2024 en caso de ratificarse el próximo 22 de septiembre

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad Ai
  • Almacén de manipulado hortofrutícola.

Los representantes sindicales de UGT y CCOO y las organizaciones empresariales Coexphal, Asempal y Ecohal han llegado a un preacuerdo para el nuevo convenio del sector del manipulado hortofrutícola, que afecta a unos 25.000 trabajadores de la provincia de Almería, el cual tendrá vigencia hasta 2024 en caso de ratificarse el próximo 22 de septiembre.

El preacuerdo ha sido suscrito este miércoles en la sede del Sistema Extrajudicial del Resolución de Conflictos Laborales de Andalucía (Sercla) de Almería, que ha participado en la mediación para el convenio junto con el Consejo Andaluz de Relaciones Laborales (CARL) ante el bloqueo existente entre patronal y sindicatos, que llegaron a convocar una huelga en el sector los días 23, 24, 26 y 28 de diciembre del pasado año.

Según ha informado la Junta en una nota, el nuevo convenio colectivo del manipulado de frutas, hortalizas y flores de la provincia de Almería tendrá vigencia hasta 2024 e incluirá medidas como subidas salariales del 2,6 por ciento en 2021 y del uno por ciento anual en los tres ejercicios siguientes, además de regular la jornada máxima semanal, de 48 horas de 2021 a 2023 y 46 horas en 2024.

Asimismo, se regulan las horas complementarias, el valor de las horas extra y complementarias y el porcentaje de plantilla que puede acogerse a la jornada de lunes a viernes, que se fija en el 20 por ciento. También incluye una compensación de nocturnidad para personas que comiencen su jornada a partir de las 17,00 horas.

Además, el texto fija el abono y disfrute de vacaciones a final de la campaña de manera preferente salvo que se produzcan acuerdos particulares entre el trabajador y la empresa. Del mismo modo, introduce una cláusula para calcular el 60 por ciento de la plantilla que debe hacer fija la empresa, elimina el requisito de 120 jornadas por campaña para pasar de la condición de temporal a fijo discontinuo, establece cláusulas específicas para planes de igualdad en las empresas y aumenta hasta 12 años y seis meses las cláusulas de permisos por cuidado de hijos, entre otras medidas.

Las negociaciones para alcanzar este acuerdo arrancaron en 2019, tras el vencimiento en 2018 de la vigencia del convenio anterior, y han contando con la mediación del Sercla desde diciembre de 2020, a raíz del conflicto colectivo previo a huelga presentado por la parte social ante la paralización de las negociaciones.

A partir de enero de 2021 se incorporó a la mediación, a petición de los sindicatos CCOO y UGT, el Consejo Andaluz de Relaciones Laborales (CARL), con la participación de su secretario general y el jefe del Servicio de Negociación Colectiva.

Desde entonces se han producido reuniones semanales a través del sistema de mediación online que puso en marcha el Sercla, de forma pionera en Andalucía, en octubre de 2020. Las medidas de distancia social adoptadas por la situación de pandemia no han afectado a las negociaciones, que se han realizado íntegramente de manera telemática.

El convenio colectivo que regula las condiciones de los trabajadores de la industria auxiliar de la agricultura estaba pendiente de renovación desde 2018, si bien la falta de acuerdos entre patronal y representantes de los trabajadores había sido constante ante el distanciamiento de sus posiciones al entender que los empleados contaban con salarios "precarios", con bajo precio de las horas extras y una jornada "inestable".

Las tensiones entre ambas partes motivaron finalmente una huelga de cuatro días seguidas en distintos centros de trabajo en la zona del Poniente y campo de Níjar, principalmente, que pese a su seguimiento tuvo un impacto "nulo", según la asociación de organizaciones de productores de frutas y hortalizas de Almería (Coexphal), que fijaron un seguimiento de entre "un tres y un cinco por ciento en las comercializadoras".

UNAS NEGOCIACIONES "INTENSAS"

El delegado territorial de Empleo, Formación, Trabajo Autónomo, Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades, Emilio Ortiz López, ha valorado que las "intensas" negociaciones mantenidas durante todo este año, un proceso "largo y complejo" que ha "dado fruto con un nuevo convenio colectivo" que, a su juicio, "mejorará el clima laboral en uno de los principales sectores económicos de nuestra provincia".

Del mismo modo, espera que el acuerdo sirva para mejorar las condiciones de los trabajadores del sector, toda vez que ha destacado "la utilidad de los diversos instrumentos que el Sercla y el CARL ponen al servicio de la parte social y la patronal para dar pasos adelante en el diálogo".

En este sentido, Ortiz se ha referido a que en el proceso de mediación se ha recurrido a varias medidas de las 90 incluidas en el Plan de Apoyo a la Negociación Colectiva en Andalucía 2018-2021, que han permitido dar un importante impulso al diálogo y avanzar para alcanzar un acuerdo.

Este documento recoge diversas medidas para facilitar el diálogo y la adopción de acuerdos a través de la negociación colectiva, en torno a cinco ejes de actuación: procesos de negociación, personas que negocian, estructura de la negociación colectiva, contenido del convenio colectivo y gestión del convenio colectivo negociado. Contiene diez objetivos y acciones que se ofrecen a las comisiones negociadoras de convenios colectivos sectoriales y a sus correspondientes comisiones paritarias que soliciten acogerse a las mismas.

Ofrece, junto a servicios ya consolidados como las presidencias de convenios colectivos, o la mediación y arbitraje del Sercla, nuevas medidas encaminadas al apoyo directo de las mesas de negociación y sus comisiones paritarias.

Abarca desde la formación de los negociadores de convenios colectivos al impulso de acuerdos para la racionalización de la estructura de la negociación colectiva o recomendaciones sobre contenidos de los convenios colectivos y para el fomento de la incorporación de la mujer en las comisiones de negociación.

El Consejo Andaluz de Relaciones Laborales (CARL), que gestiona el Sercla, inició en marzo de 2020 un sistema de mediación on line que se ha extendido a todas las provincias, y que incluso está propiciando la firma de convenios colectivos negociados por completo por videoconferencia, como el de Covirán el pasado mes de mayo o ahora el del manipulado hortofrutícola de la provincia de Almería.

Este sistema, que se aplicó de forma pionera en Andalucía, se implantó de forma general desde el mes de octubre de 2020 en todos los conflictos, ya que el CARL acordó priorizar la actuaciones telemáticas y las mediaciones online mientras persista la crisis sanitaria, quedando limitada al carácter de excepcional las actuaciones y mediaciones que exijan presencialidad, y siempre que ello fuera posible conforme a las reglas de aforo máximo de cada sede y siguiendo las recomendaciones de las autoridades sanitarias.

Andalucía cuenta desde 1999 con un Sistema Extrajudicial de Resolución de Conflictos Laborales propio, el Sercla, nacido de la mano del Consejo Andaluz de Relaciones Laborales (CARL), organismo adscrito a la Consejería de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo, del que forman parte las organizaciones empresariales y sindicales más representativas de nuestra Comunidad Autónoma. Este sistema se crea con un triple objetivo: evitar la judicialización excesiva de la conflictividad laboral, favorecer la autonomía colectiva y sus medios propios de solución.

TE RECOMENDAMOS