Actualizado: 15:56 CET
Lunes, 28/09/2020

Almería

El General jefe de la Legión destaca el "muy buen trabajo" adiestrando a brigadas iraquíes para frenar yihadismo

"Todos los inicios son duros, las instalaciones eran nulas, había que construir donde no había y en condiciones climáticas duras", ha apostillado

El General jefe de la Brigada de la Legión, Juan Jesús Martín Cabrero, ha ensalzado la labor de contingente de la Legión que ha participado en la misión 'Apoyo Irak' para frenar el avance del yihadismo y ha afirmado que las "referencias" que llegan "tanto desde la zona de operaciones como de territorio nacionales" es que se ha hecho "un trabajo muy bueno y de mucha calidad adiestrando a la perfección a las Fuerzas Armadas Iraquíes".

   "Nos sentimos satisfechos de los legionarios" con base en Ronda (Málaga) y en Viator (Almería), ha trasladado a los medios de comunicación Martín Cabrero, quien ha presidido este martes el acto de bienvenida de un centenar de soldados que integran la segunda rotación del contingente cuyo objetivo ha consistido en instruir y adiestrar a miembros del ejército iraquí y contribuir en su lucha para frenar el avance del yihadismo formando parte del BPC-I 'Besmayah'.

   En esta línea, ha destacado que, a la espera de que aterrice también en Almería el resto del contingente el próximo domingo y tras arribar el pasado día 9 a la base aérea de Morón (Sevilla) la primera rotación, todos "llegan sanos y salvos, lo que es fundamental" sin olvidar, no obstante, que "los nuestros siguen allí, en este caso la Brigada Paracaidista".

   En su discurso, que han presenciado soldados y familiares que han acudido a recibir a sus allegados tras cinco meses de ausencia, ha subrayado que la Legión "ha vuelto a ser la encargada de abrir una nueva misión, esta vez junto al mando de ingenieros" y ha señalado que, si bien "no es tarea fácil, es enormemente gratificante ver crecer algo muy importante donde antes no había nada".

   "Todos los inicios son duros, las instalaciones eran nulas, había que construir donde no había y en condiciones climáticas duras", ha apostillado.

   Por su parte, el capitán Eduardo Rodríguez, quien lidera el grupo que ha aterrizado este martes pasadas las 07,30 horas en el aeropuerto de Almería, ha indicado que el trabajo se ha centrado en "mucho entrenamiento" y también en dar un "golpe moral" de las Fuerzas Armadas iraquíes, "que viene de ser derrotados en un primer momento y necesitan reorganizarse".

MISIÓN EN LÍBANO EN NOVIEMBRE

   Por otro lado, el General jefe de la Brigada de la Legión ha anunciado que "estará al mando" de la "mayoría" del próximo contingente que partirá "a mediados" de noviembre para participar en una nueva misión internacional, en este caso integrando la que será décimocuarta rotación española como Fuerza Interina de Naciones Unidas en el Líbano (Finul) con entre 500 y 600 soldados desplegados.

   En el vuelo que ha llegado este martes viajan un centenar de militares, entre ellos 80 pertenecientes a la Brigada de la Legión 'Alfonso XII', con base en el acuartelamiento de Álvarez de Sotomayor, en Viator. La tercera rotación está previsto que llegue el 19 de julio, también al aeródromo almeriense.

   La Brigada de La Legión despidió en enero en parada militar a los cerca de 200 legionarios que integran el contingente y que pertenecen a los Tercios 'Alejandro Farnesio' 4º de La Legión y al 'Don Juan de Austria' 3º de La Legión; Grupo de Artillería de Campaña, Grupo Logístico y Bandera de Zapadores.

   A lo largo del mes de julio se está procediendo al repliegue del contingente BPC I 'Besmayah' que desde el pasado mes de febrero se encontraba en Irak. La expedición, compuesta por 229 militares, se ha escalonado en tres vuelos. La primera rotación aterrizó el pasado jueves en el aeropuerto de Morón (Sevilla).

   Desde de que el 23 de febrero de 2015 ondeara por primera vez la bandera española en la base de adiestramiento militar 'Gran Capitán' de Besmayah, junto a la bandera de Irak, les han acontecido diversas vicisitudes, desde la entrega a los legionarios españoles del emblema que les acredita haber prestado sus servicios, en territorio hostil junto a la 82 División Paracaidista Us Army, a recibir al ministro de Defensa iraquí, Jaled Al-obeidi, dando ánimos a sus soldados de la Brigada 92 para conocer de primera mano el trabajo de sus instructores.

   También han hecho posible la compra de una pierna ortopédica para el soldado iraquí Adnan Hatel Muzel, que perdió la suya en un atentado suicida.

COMENTARIOS

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Hallan el cuerpo sin vida de un bañista de 53 años en la orilla de la playa de El Algarrobico
chevron_right
Desmantelan una banda criminal dedicada al robo y detienen a sus cinco miembros asaltando naves