Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Martes 16/08/2022  

Almería

La Junta saca a contratación el anteproyecto para el futuro Smart Green Cube de Almería

Los trabajos para la redacción del anteproyecto se han ofertado a 77.028,02 euros, con un periodo de ejecución de tres meses una vez quede adjudicado

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Antiguo edificio de Correos en Almería.

La Junta de Andalucía ha sacado a licitación la contratación para la realización del anteproyecto de obra del edificio Smart Green Cube 'Agridomo' que se ubicará en los suelos donde se asienta el antiguo edificio de Correos en el centro de Almería conforme al acuerdo de cesión de terrenos suscrito entre el Ayuntamiento de Almería y el Gobierno andaluz.

Los trabajos para la redacción del anteproyecto se han ofertado a 77.028,02 euros, con un periodo de ejecución de tres meses una vez quede adjudicado el contrato, cofinanciado en un 80 por ciento mediante fondos Feder, según consta en la resolución emitida por la Administración autonómica, recogida por Europa Press.

El objeto principal del edificio es acoger soluciones tecnológicas innovadoras para la agricultura intensiva y la agroindustria en sus últimos estadios de desarrollo, previos a su salida comercial, para ultimar sus rasgos y prestaciones, y para facilitar su rápida difusión entre los agricultores, empresas tecnológicas y empresas agroalimentarias.

Entre las características de este nuevo inmueble, deberá contar con un espacio "integrado para exposición de los rasgos de la agricultura intensiva" así como de "las soluciones innovadoras ya implantadas, a escala reducida y mediante nuevas tecnologías" como realidad aumentada o virtual.

La premisa es que el edificio pueda acoger "hasta un máximo de 50 visitantes simultáneamente, divididos en varios grupos". Este espacio contará además con un ámbito complementario específico donde, con equipos apropiados, familiaricen a los visitantes con las materias expuestas.

Igualmente, se prevé que el inmueble cuente con sistemas invernaderos para "los principales cultivos que en cada momento se dieran", que en una primera etapa serían "tomate, pimiento, calabacín, pepino", así como sistemas tecnológicos orientados al cultivo que conlleven la optimización de recursos.

Se primará un "elevado nivel de sostenibilidad y eficacia energética" que incluya instalaciones para el "autoconsumo" energético que alimenten a una quincena de espacios para el desarrollo de las últimas etapas de productos y sistemas innovadores.

De la misma manera, el Smart Green Cube pretende contar con una sala habilitada para laboratorios de pruebas en el ámbito específico de 'vertical farming', instalaciones específicas de clima, manejo de agua para riego, manejo de fertilizantes, voz y datos, iluminación, seguridad y domótica; instalaciones de producción de energía; servicios generales para los usuarios con zona de degustación gastronómica incluida, un pequeño espacio para administración/dirección y un punto de información.

UNA INVERSIÓN DE 7,3 MILLONES DE EUROS

Así, para ejecutar el nuevo Smart Green Cubo 'Agridomo' se prevé un desembolso de 7,3 millones de euros que se dedicarán a la construcción del edificio, la provisión de las instalaciones y equipos que con carácter general se precisen así como a la urbanización de sus inmediaciones mediante aparcamiento, ajardinamiento y últimos tramos de acceso, conforme al PGOU actual.

Desde la Junta se observa la posibilidad de que el Smart Green Cube sirva de "catapulta" para lanzar acciones de "marketing innovador" que "beneficien al sector y que se conforme como un centro de procesamiento de datos que ayuden a las empresas a tomar decisiones de producción".

El inmueble, concebido desde el principio como un polo de innovación en agroindustria, se ha planificado como una nueva infraestructura científico tecnológica puesta a disposición de las empresas y organismos de investigación, para el impulso de la agroindustria en sus diferentes facetas, tales como estrategia del dato, sistemas disruptivos o marketing.

Asimismo, el edificio que se desarrolle bajo la premisa de "aprovechar una edificabilidad máxima de hasta 4.000 metros cuadrados/techo", deberá ser también "banco de pruebas reales y como un entorno de experimentación donde los usuarios y los productores puedan co-crear innovaciones, desarrollándose y probando prototipos, y puedan recibir también ayuda para su toma de decisiones en materia de tecnologías e innovación".

Complementariamente, según apunta el programa funcional, se espera que el edificio "sirva de proyección hacia los ciudadanos, los jóvenes y los visitantes, de los aspectos innovadores más sobresalientes de la agricultura intensiva que se practica en Andalucía y en el entorno", por lo que tendrá que tener una vertiente de "demostración" que se entiende "relevante para el propio desempeño de su vocación de referente de la innovación, en tanto que parte de esa demostración se orientaría hacia "agentes prescriptores".

"El edificio es fundamentalmente un 'contenedor' de proyectos y experiencias de innovación, que irán cambiando en el tiempo, y que serán alentadas por los terceros que lo fueran a usar", se resumen en el documento sobre las necesidades del futuro diseño que "más que albergar desde el inicio instalaciones específicas para los proyectos con los que pueda emprender su operación, ha de primar su flexibilidad para acogerlas, su polifuncionalidad, multiplicando sus capacidades de redes y sistemas y sus soluciones para la constante adaptación de sus espacios a nuevos requerimientos".

TE RECOMENDAMOS