Actualizado: 12:48 CET
Sábado, 14/12/2019

Alcalá la Real

Angustias y Cristo de la Salud ponen un multitudinario broche al Viernes Santo

Las dos imágenes, que aglutinan una gran devoción en la ciudad, reunieron a un innumerable público, especialmente en el tradicional momento del encuentro, entre las calles Veracruz y Angustias


Tras una mañana esplendorosa de Viernes Santo, la tarde arrancaba en la iglesia de San Juan con el tradicional acto de las Siete Palabras alrededor de las siete. La placeta del barrio arrabalero asistía un año más, con admiración y respeto, a esta vieja tradición que contiene las miradas de los fieles en las horas vespertinas, previas al descenso del Cristo de la Salud, calle Veracruz abajo, a su encuentro con la Virgen de las Angustias. Ésta abandonaba su templo alrededor de las ocho, y en ese punto en que confluyen calles Veracruz y Angustias, ante cientos de personas allí congregadas para momento tan especial, escenificaban una vez más ese ceremonial que se ha convertido en otro de los grandes instantes que nos deja, cada año, la Semana Santa de Alcalá la Real.

Penúltimo acto de este Viernes Santo que, como es tradición, culmina, a la medianoche, con la salida del paso del Santo Entierro, perteneciente a la Real Cofradía del Dulce Nombre de Jesús y Santa Caridad, y Nuestra Señora de la Soledad, imagen de la Muy Antigua Hermandad del Señor de la Humildad.
 

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
El Viernes Santo alcalaíno, en su mejor versión
chevron_right
Los Sábados de Domingo visita la vecina Frailes