Actualizado: 11:16 CET
Domingo, 16/12/2018
ESTÁS EN:

BÚSQUEDA AVANZADA:

Hemeroteca: 46 artículos relacionados con su búsqueda

Es que es muy fácil, porque si uno nunca yerra, tampoco puede ser exigido; al fin y al cabo, qué sabrá el pueblo llano

Son estos buenos tiempos para quienes gustan de sufrir, de tragar sin rechistar, de quedarse con lo malo porque piensan que en frente está lo peor

Hay que esperar que las playas de Huelva no se resientan tras verse afectadas por el temporal de lluvia que estos días cruza la provincia

¿Puede alguien explicar como un gobierno en funciones que toma decisiones de trascendencia y calado no acude ni a las comisiones parlamentarias ni a los plenos de las cámaras elegidas por el pueblo a dar explicaciones detalladas de esas decisiones tomadas en funciones?

Ni han reducido el déficit público, ni han hecho descender el endeudamiento del Estado, al contrario, han disparado la deuda pública, así como no han logrado aumentar el número de afiliados a la Seguridad Socia, hasta lo que el sistema necesit

Vivimos, en fin, uno de los errores históricos de mayor tamaño que ha cometido Europa, y no nos quepa duda que algún día nos pasará factura y tendremos que pagarlo

Es evidente que ya se acerca el buen tiempo, y que los hoteles deben prepararse para el verano, cuando sin duda, todo estará a punto para aprovechar y exprimir la verdadera temporada alta costera

Todo esto recuerda a aquella letra de flamenco que decía: “A mí me preguntó un juez/que de qué me mantenía/yo le dije que robando/como se mantiene usía,/¡pero yo no robo tanto!

Contamos con la salsa pegajosa y oscura de los corruptos que salpican cualquier posibilidad de mirar hacia los que hasta ahora han estado al frente del cotarro

Es tan miserable, tan gratuito, tan sinsentido, y lo amparan como una fiesta cultural o no sé que carajo, que ya son ganas de nombrar esta atrocidad violenta y torturadora vinculada a la palabra cultura

No olvidemos que no son el enemigo a las puertas, el enemigo está dentro. Ellos llaman a riesgo de perder su vida, si les damos con la frontera en las narices no tendrán mas remedio que empezar a tomar las cosas por su mano

Publicidad AiAndaluc�a Informaci�nPublicidad AiPublicidad AiAndaluc�a Informaci�nPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai