HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 16:51 CET
Lunes, 24/06/2019
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Campo de Gibraltar

El CATE da muestras de saturación tras el aluvión de inmigrantes

Unos 150 subsaharianos deambulan por La Línea tras ser dejados libres casi de inmediato sin que hayan podido acceder a un centro de acogida

  • Cate de Crinavis.

Los primeros días de incremento de llegadas de pateras por el Estrecho a las costas gaditanas han provocado las primeras situaciones de saturación en el Centro de Atención Temporal de Extranjeros (CATE) de Crinavis, ubicado en las instalaciones portuarias de Campamento, en San Roque.

De hecho, este martes llamó la atención en localizaciones de La Línea la presencia de en torno a 150 de inmigrantes de origen subsahariano procedentes de CATE y sin un lugar donde quedarse. Todos ellos habían recibido ese mismo día, cuando llegaron, la asistencia socio-sanitaria que se presta en el CATE, según fuentes de la Policía Nacional, por lo que se les habían realizado tanto los controles sanitarios como los trámites de Extranjería.

Las mismas fuentes han confirmado que las instalaciones de Campamento se vieron desbordadas este martes tras la llegada al Puerto de Algeciras de 215 inmigrantes rescatados por Salvamento Marítimo. Esa cantidad se sumó a los 136 que fueron auxiliados en el Estrecho a lo largo del sábado, otros 109 durante el domingo y 57 más el lunes. Son los inmigrantes de origen subsahariano los que son trasladados al CATE, donde pueden permanecer un máximo de 72 horas, debido a que los trámites para la devolución a sus países de origen son los más complicados.

En el caso de los inmigrantes marroquíes y de otros países magrebíes, su devolución suele ser inmediata, sin necesidad de pasar por ningún tipo de centro de atención. En el caso de los menores no acompañados, son derivados a la Junta de Andalucía, que tiene la competencia sobre esos casos. En cambio, en el caso de los subsaharianos, la Policía Nacional encuentra más dificultades por varios motivos. En algunos casos no se llega nunca a saber con certeza cuál es la nacionalidad del individuo y en otros, aunque se conozca, no existe acuerdo entre España y su país de origen para su devolución.

En esos casos y cuando la cantidad de inmigrantes es muy elevada, como sucedió durante el pasado verano, cuando el CATE se saturaba se buscaron otro tipo de soluciones. Lo más habitual es que las ONG que colaboran en la atención a los inmigrantes los trasladasen a lugares de acogida, bien centros bien viviendas, en otros puntos del país. Es el caso de Cruz Roja, que además de aprestar atención sanitaria en el CATE traslada a inmigrantes al centro de Campano, en Chiclana.

Fuentes de Cruz Roja explicaron ayer a VIVA que no tienen constancia de que se produjese incidente alguno en dicho centro que impidiese la llegada de esos casi 150 inmigrantes que se marcharon a La Línea. El verano pasado varias ONG colaboraron trasladando a inmigrantes en autobuses desde las instalaciones sanroqueñas a diferentes puntos del país, si bien en esta ocasión no ha habido ninguna que lo hiciera con este grupo.


COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Nueva protesta vecinal en Los Barrios contra los cortes de luz
chevron_right
Registros en Algeciras y La Línea en una operación antidroga