Actualizado: 08:51 CET
Domingo, 26/05/2019

Jerez

La Apdha tacha el proceso de Jorge y Juan de ?irregular?

La asociación, junto a Chabacka, solicitan su inmediata puesta en libertad

  • Piden acción a Exteriores, el consulado en Tánger y la embajada en Rabat
La Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (Apdha), acompañada de la Red de Asociaciones del Norte de Marruecos Chabacka, han visitado a Jorge Cano y Juan José Ramírez en Tánger para conocer directamente su situación y manifestarles su apoyo “en estos momentos difíciles y traumáticos por los que están pasando”.

A criterio de ambas entidades “la documentación que Jorge y Juan han presentado a nuestras asociaciones muestra que el proceso judicial ha estado plagado de irregularidades y que no existen pruebas concluyentes que los impliquen en el tráfico de drogas. Además, la situación que viven es cada vez más dramática”.

Por ello la APDHA se va a dirigir tanto al Ministerio de Asuntos Exteriores como al consulado en Tánger y la embajada de España en Rabat, exigiendo su actuación decidida y urgente para que se esclarezcan los hechos y cuenten con todas las garantías. Ambas organizaciones exigen “que sean puestos en libertad y puedan volver con sus familias a España de forma inmediata”.

Carta a Moratinos
Por otra parte, bajo el lema Libertad para Jorge y Juan, ya son más de 1.600 personas las que están apoyando la causa de estos dos ciudadanos barreños que “llevan retenidos en Tánger desde el 5 de junio sin pruebas, y se enfrentan a una pena de tres años de cárcel y un millón de euros de multa, en lo que es un claro caso de vulneración de los Derechos Humanos”.

Esta plataforma pretende conseguir la ayuda ciudadana para que se envíe el mayor número de cartas al ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, relatando los hechos acaecidos. En el escrito se detalla que Jorge y Juan “salieron la mañana del 5 de junio de la costa de Algeciras en una pequeña embarcación con la intención de pasar un día de pesca. El mal tiempo los desorientó y condujo su barca hacia la playa de Qued Al Marsam, en Marruecos. La acusación marroquí que pesa sobre ellos, se basa en la presencia a 800 metros de su embarcación de una moto náutica abandonada que transportaba 260 kilos de droga a bordo. En ningún momento la justicia marroquí ha investigado ni la matrícula ni los dos teléfonos móviles que se encontraron en la moto de agua”. Piden a Moratinos que intervenga como máxima autoridad española.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
La Junta apostará por la eficiencia energética y el desarrollo de actividades vinculadas a nuevas tecnologías en el municipio
chevron_right
Los comedores de los colegios harán turnos por falta de monitores