Quantcast
El tiempo en: Andalucía
14/08/2022  

Andalucía

Descubrir.com: ¿Qué ver y hacer en Andalucía?

La comunidad del sur se ha convertido en un reclamo no sólo a nivel nacional, sino internacional

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad Ai
  • Torre de la Vela de la Alhambra.

En 2019, poco antes de que la pandemia sanitaria global alterase la industria del turismo, se contabilizaron más de 32 millones y medio de turistas en Andalucía. La comunidad del sur se ha convertido en un reclamo no sólo a nivel nacional, sino internacional.

No es extraño. Andalucía es una de las regiones más bonitas del continente europeo y cuenta con una excepcional conjunción de ingredientes altamente atractivos. A su relieve, su clima o su paisaje costero compuesto por kilométricas playas de arena fina, se suman rincones urbanos bañados en historia, cultura y arte.

A lo largo de más de 800 años albergó al pueblo árabe y heredó una riqueza cultural inabarcable y aún hoy, presente en todas partes: Su música, su idioma, su gastronomía o, especialmente, su arquitectura. Muchas de las edificaciones que aún hoy se conservan han sido declaradas Patrimonio de la Humanidad. Algunas de las más célebres son La Alhambra de Granada, Los Reales Alcázares de Sevilla, La Alcazaba de Almería o la Mezquita de Córdoba.

¿Estás pensando en hacer un viaje a Andalucía? A continuación, inspirándonos en la plataforma Descubrir.com, reunimos algunos de los lugares imprescindibles que deben formar parte de tu ruta. ¡Toma nota!

Granada

La Alhambra se ha convertido en un símbolo andaluz internacional. Ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y es un punto de atracción turística imprescindible.

El complejo palaciego es uno de los vestigios más importantes del arte árabe en toda España. Las instalaciones, asentadas sobre una colina coronando la ciudad, sobrecogen desde la distancia por sus dimensiones y la belleza de su arquitectura. No obstante, su interior no se queda atrás. Las estancias, entre las que destacan aquellas que pertenecen a los palacios Nazaríes y al palacio veraniego del Generalife, destacan por su excepcional decoración.

Pero lo cierto es que Granada tiene mucho más que ofrecer. El barrio del Albaicín, por ejemplo, posee un entramado de calles pintorescas repletas de casas encaladas. Y es que, si por algo se caracteriza la comunidad más visitada del sur, es por sus elevadas temperaturas. Por este motivo, muchos pueblos andaluces acostumbran a pintar sus casas de color blanco, para reducir el impacto del sol. Esta es una de sus tradiciones más características que, además de ser altamente práctica, proporciona una belleza singular a sus paisajes rurales.

Cómo no, del mirador de San Nicolás. El barrio gitano de Sacramonte no se queda atrás. A lo largo de sus calles y locales se respira la esencia del flamenco y, probablemente, uno de los escenarios clave del nacimiento de un estilo de cante y baile que nos sigue emocionando. Este fantástico barrio constituye un reflejo de su origen contextualizado en una interesante simbiosis etnográfica de africanos, judíos, andaluces, musulmanes, castellanos y gitanos.

Si, además, buscas una perspectiva más natural de Granada, no puedes pasar por alto sus

formaciones montañosas: Sierra Nevada constituye otro de los focos de interés nacional más importantes de Andalucía. No sólo por su altitud de 3.748 metros, que la convierte en el punto más elevado de toda la península. También por su conocida estación de esquí. Por otro lado, la Sierra de la Alpujarra es otro de los enclaves naturales más evocadores de su geografía y, además, aglutina algunos de los pueblos más bonitos de Granada: Órgiva, Pampaneira o Guadix son algunos ejemplos.

Córdoba

Constituye otro de los emblemas de la cultura árabe. Sus reliquias históricas y artísticas la convierten en uno de los principales destinos de Andalucía, en especial, la Mezquita de Córdoba, también declarada monumento Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Datada en el siglo VIII, constituye el principal legado de la cultura árabe en España, concretamente, del califato de Omeya, aunque al mismo tiempo es la sede de la catedral cristiana. La fusión y el mestizaje de culturas que convivieron en Córdoba en el pasado se refleja en otros rincones de la ciudad que han sobrevivido al paso del tiempo. Algunos de los enclaves más importantes son la antigua Judería, el palacio de Viana, el Alcázar de los Reyes Cristianos, las Caballerizas reales o el puente romano. Eso sin olvidar sus impresionantes patios de flores que, de hecho, cada año forman parte de un concurso para optar al mejor patio de flores de toda la ciudad.

Además, en las inmediaciones de Córdoba también se encuentra el complejo palaciego de Medina Azahara, otra reliquia árabe que merece la pena visitar. Si cuentas con el suficiente tiempo como para hacer una ruta más exhaustiva no debes perderte pueblos como Priego de Córdoba.

Sevilla

La capital andaluza es una parada imprescindible. Entre sus atractivos puedes encontrar monumentos arquitectónicos tan importantes como su catedral, en donde se encuentra la popular torre de la Giralda. Además, los Reales Alcázares es una de las edificaciones más representativas de su oferta cultural y artística. Este impresionante complejo palaciego estuvo ocupado en tiempos remotos por personajes históricos como los reyes cristianos o los emires.

En realidad, existe una amplia variedad de rincones que encierran una belleza especial. A lo largo de su paisaje urbano puedes acceder a un entorno diverso, compuesto por puntos clave como el Barrio de Santa Cruz, el Parque María Luisa, muy próximo a la célebre plaza de España, la Casa Pilatos o la Torre del Oro en la ribera del Guadalquivir.

Por último, en sus proximidades podrás encontrar una interesante distribución de pueblos con encanto como Osuna o Carmona, que alberga el Alcázar del Rey Don Pedro.

Málaga

Durante las últimas décadas Málaga ha experimentado un importante desarrollo dentro del contexto turístico. La popular ciudad andaluza cuenta con una oferta cultural suculenta en la que sobresalen sus prominentes museos: El Carmen Thyssen, el Centro Pompidou o el Museo Picasso son algunos de ellos.

No obstante, su ecosistema cultural se extiende más allá de las galerías de arte y colecciones. También podemos encontrar interesantes construcciones conmemorativas como el castillo de Gibralfaro, situado en la cresta de una colina. Junto a ellas, encontramos edificaciones de tiempos remotos como la Alcazaba, su singular muralla, los restos del teatro romano o la catedral de La Manquita.

A lo largo de su paisaje urbano se entrelazan puntos emblemáticos como la calle Larios y sus barrios anexos.

Por supuesto, sería un error abandonar Málaga sin poner los pies la Malagueta, una de sus playas más concurridas. También hacerlo sin descubrir los puntos turísticos más transitados de la provincia como Marbella o Puerto Banús. Junto con ellos, proliferan otras localidades de interés que merecen una ruta placentera y con detenimiento: San Pedro de Alcántara, Ronda, Frigiliana o Nerja son algunas de ellas.

Cádiz

Andalucía es la única comunidad de España que posee un paisaje costero bañado por el mar Mediterráneo y el Océano Atlántico. Sus infinitas travesías marítimas conforman un mapa que se extiende a lo largo de más de 1.000 kilómetros repartidos en cuatro tramos: La costa de Almería, la Costa Tropical, la Costa del Sol y la Costa de la Luz. A esta última pertenece Cádiz, uno de los rincones más bellos del sur.

Cádiz fue la cuna del comercio. A lo largo del siglo XVIII, la ciudad se convirtió en el punto comercial con América más importante. Aunque pocos lo saben, Cádiz está considerada la ciudad más antigua de todo Occidente. Su origen se remonta a la época fenicia, es decir, hace más de tres milenios.

El atractivo de la provincia reside en su atractivo litoral. Sus costas agrupan muchas de las playas semi-vírgenes más bellas del país. La playa de la Caleta, es un ejemplo.

Pero sería injusto reducir su potencial atractivo a sus impresionantes paisajes costeros. Gracias a su larga historia como ciudad, Cádiz posee un fantástico legado cultural que puede disfrutarse en su centro histórico, en puntos como el Barrio del Pópulo que, de hecho, es el más antiguo de toda la ciudad. Sus reliquias más valiosas abarcan la catedral, la Torre Tariva o su muralla medieval.

Mención aparte merecen enclaves como el Puerto de Santa María, Jerez de la Frontera, Barbate, Zahara de los Atunes, Caños de Meca o Sanlúcar de Barrameda.

Otros rincones de Andalucía

Andalucía es una de las comunidades más extensas del país y a lo largo de su geografía podemos encontrar otros muchos rincones que, aunque quizá no poseen tanta popularidad, tienen mucho que ofrecer.

La provincia de Huelva es un ejemplo. Sus paradisíacas playas de Matalascañas o sus parajes naturales como el parque nacional de Doñana o el parque minero de Riotinto son difíciles de olvidar.

No obstante, existen otras provincias que no se quedan atrás. ¿Sabías que Andalucía es la comunidad que acoge a un mayor número de castillos de toda España? No obstante es en Jaén donde se concentra una cantidad de edificaciones históricas excepcionalmente elevada. Hasta el punto de ser la provincia con mayor número de fortalezas de todo el continente europeo. Además, cuenta con puntos turísticos tan interesantes como la Sierra de Cazorla, los pueblos de Baeza o Úbeda, ambos declarados Patrimonio de la Humanidad, Alcalá la Real o Baños de la Encina.

A lo largo de su vasta extensión podemos encontrar parajes de película y no sólo en sentido metafórico. Andalucía ha sido utilizada como localización en una enorme cantidad de rodajes, muchos de ellos de alcance internacional. Uno de los más populares es el Desierto de las Tabernas, el único desierto de todo el continente europeo, situado en Almería. Sus paisajes evocadores han formado parte de proyectos de ficción como Juego de Tronos.

Además, cuenta con algunos de los rincones naturales más transitados durante los meses estivales. Su parque natural del Cabo de Gata o Mojácar son excelentes localizaciones para pasar unas vacaciones inolvidables.

TE RECOMENDAMOS