Actualizado: 11:32 CET
Jueves, 22/10/2020

Vinoteca Viva

DOP Condado de Huelva tacha de "catastrófica" la situación del sector

La Denominación de Origen Protegida ha señalado que la crisis generada por la pandemia del coronavirus está afectando "de manera considerable" al sector

  • Uva zalema de la bodega del Socorro en Rociana del Condado.

La Denominación de Origen Protegida 'Condado de Huelva' ha señalado que la crisis generada por la pandemia del coronavirus está afectando "de manera considerable" al sector vitivinícola y ha tachado de "catastrófica" la situación del mismo.

Así lo ha indicado a Europa Press el presidente del Consejo Regulador, Manuel Infante, quien ha remarcado que el canal Horeca --hoteles, restaurantes y cafeterías-- ha sido golpeado "con dureza" por esta crisis, siendo el principal canal de distribución del sector, del que depende el 80 por ciento de las ventas de la DOP 'Condado de Huelva'.

El otro 20 por ciento del negocio se reparte en mercado nacional, con la exportación "que está cerrada" y el enoturismo, también con el centro del vino cerrado al 100 por cien y "con la mayoría de la bodegas de la provincia en situación de ERTE".

Además, Infante ha añadido que el negocio de los productores se ha visto también dañado por la suspensión de las ferias y romerías de la comarca y de Andalucía ya que para ellos "es muy importante" y con la incertidumbre de no saber "qué va a pasar en un futuro con otras ferias", algo "fundamental para la base de la economía de las bodegas pequeñas y familiares del Condado".

De este modo, el presidente del Consejo Regulador ha remarcado que "no todas la bodegas del Condado están cerradas" --un total de 24, de las cuales diez son cooperativas-- y que solo están abriendo "las que pueden adaptarse a las medidas de seguridad marcadas por el Gobierno" ya que "aquí no hay grandes multinacionales como en otras partes del país".

Además, Infante ha apuntado que el clima que está haciendo este mes de mayo ha empezado a ser "muy malo" para la viña ya que "viene una peligrosa situación de ataque de mildiu --una de las enfermedades de la vid más conocidas y graves en viticultura-- cuando la planta está empezando a crecer y cuando se forma el fruto", por lo que subraya que "quien había sido más precavido y lo había tratado lo está aguantando", pero "quien se haya dejado ir va a tener unas pérdidas de al menos el 30 por ciento".


Todo esto, ha reseñado Infante, "complica la situación" ya que "si no se ha vendido el vino no hay un precio referencia para pagar la uva a los viticultores", unido al "problema" que está suponiendo la climatología, "habrá que ver qué perspectiva se pude dibujar" en conjunto con el resto de consejos reguladores de Andalucía.

Con respecto a las pérdidas que del sector, Infante considera que "es pronto" para saberlo con exactitud, pero apunta que "se podría hablar de la pérdida de 500.000 botellas entre vinos, vinagre y vino de naranja si se coge la referencia de 2019 en las mismas fechas".

Por todo ello, el sector está tendiendo reuniones de trabajo con todas las administraciones para busca "soluciones" ya que "la situación es muy complicada" y las consecuencias de la crisis "pueden ser desastrosas".

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
La saliva influye en la percepción de los aromas frutales del vino
chevron_right
La Ruta del Vino de Jerez, destino enoturístico más visitado de España