Vélez-Málaga

Cervantes revive en Vélez-Málaga, ciudad "culpable" de que escribiera 'El Quijote'

Según los historiadores, en 1594, tras recorrer Almería y Granada, el escritor se hospedó en al menos en dos ocasiones en Vélez

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Cervantes en Vélez-Málaga. -

La figura de Miguel de Cervantes Saavedra, uno de los escritores españoles más universales, está muy presente en Vélez-Málaga, ciudad que asegura tener "bastante culpa de que exista 'El Quijote'", su obra más conocida, considerada la primera gran novela moderna y traducida a multitud de idiomas.

En Vélez-Málaga existe la Casa Cervantes, del siglo XVI, en la que, según los historiadores, en 1594, tras recorrer Almería y Granada, el escritor se hospedó en al menos en dos ocasiones siendo recaudador de impuestos para la Gran Armada del rey Felipe II.

Sin embargo, los números "no le salen a Cervantes" y hay diversas teorías sobre ello: "No se sabe si realmente las cuentas fallaron, si hubo un descuadre o si realmente Cervantes tuvo algo que ver incluso. El hecho es que por una serie de historias bastante complicadas de cuentas lo condenan y tiene que pasar unos meses en la Cárcel Real de Sevilla".

Así lo explica en una entrevista con EFE el coordinador de Cultura del Ayuntamiento de Vélez-Málaga, escritor y gestor cultural, Salvador Gutiérrez, quien asegura que es en la prisión donde Cervantes "empieza a pertrechar 'El Quijote'", como se conoce popularmente a su obra 'El ingenioso hidalgo don Quijote de La Mancha' (1605).

El germen de 'El Quijote'

"Hay una relación directa: la culpa de 'El Quijote', en parte, es de Vélez-Málaga", porque si Cervantes (1547-1616) no llega a entrar en esa cárcel, "quizás" no habría empezado a idear su gran obra literaria, precisa Gutiérrez.

Parte de la "culpa" de que escribiera 'El Quijote' la tiene, pues, este enclave malagueño, como sostiene el experto cervantino y escritor local Antonio Jiménez.

Uno de los biógrafos de Cervantes más reputados, el francés Jean Canavaggio, fallecido recientemente, llega a hablar de "las cuentas fantásticas de Vélez-Málaga", según Gutiérrez, que señala que esa controversia contable se aborda en el espacio expositivo Sala Cervantes, situado en el centro histórico de este municipio de la Axarquía malagueña de 83.000 habitantes.

"Hay alguna teoría por ahí que dice que él (Cervantes) pudo meter la mano, pero la mayor parte de los autores reniegan de esta posibilidad", apunta Gutiérrez, que cree que el escritor acabó en prisión al entrar en juego "un juez con poca ética".

De hecho, varios expertos se han encargado de analizar las citadas cuentas y "todo el mundo dice que hubo un descuadre ahí raro, una mala suerte porque quebró una empresa que hacía de avalista y, al quebrar, él ya no pudo contar con el dinero". Se produjeron "una serie de historias que fueron una fatalidad, como tuvo tantas en su vida", subraya el gestor cultural.

Un documento indica, además, que Cervantes no pudo recaudar impuestos dado que las tierras estuvieron "apretadas ese año" en Vélez-Málaga, hubo mal tiempo de cosecha y no había dinero en el ayuntamiento de la época para pagar las tercias y alcabalas, por lo que se marchó y volvió una segunda vez en pocos días a ver si podía cobrar.

La impronta de Vélez 

La huella del autor en Vélez-Málaga tiene que ver también con que la población es mencionada en el capítulo XLI de 'El Quijote', dedicado al capitán cautivo, "que se supone que será el 'alter ego' del propio Cervantes, que escapa de Argel", donde estuvo apresado cinco años.

"Y dentro de 'El Quijote' hay un momento en el que él rememora, basándose en el personaje del capitán Ruy Pérez de Viedma, su estancia en Argel y la manera que tiene de escaparse" de allí, apunta Gutiérrez.

"Cuando se escapa en barco llega a las costas de Vélez y ahí queda la relación ya para siempre", recalca. De hecho, en 'El Quijote' se alude textualmente a la ciudad: "¡Gracias sean dadas a Dios, señores, que a tan buena parte nos ha conducido! Porque si yo no me engaño, la tierra que pisamos es la de Vélez-Málaga".

Parte de esa cita se reproduce en una piedra colocada en la década de los setenta en el núcleo de población de Mezquitilla, perteneciente a Vélez-Málaga, cerca del mar, y cuyo texto está "equivocado", advierte Salvador Gutiérrez, ya que se lee que es lo que dijo Cervantes "al tomar tierra en esta ciudad", cuando, en realidad, fue un personaje de 'El Quijote'.

Para Cervantes, "Vélez es tierra de libertad", tiene "muy buen concepto" de este lugar, del que "habla bien" en el referido capítulo de 'El Quijote', pues es donde el cautivo queda libre. En Málaga "tuvo que pasárselo bien", sostienen los historiadores, y se relacionaba con todo el mundo.

Visitas teatralizadas 

A partir de enero, la sala organizará algunos sábados por la mañana visitas teatralizadas para grupos con una guía y un actor que encarnará a Cervantes, para detallar el contenido expuesto y la relación del escritor con la ciudad, explica a EFE el alcalde de Vélez-Málaga, Jesús Lupiáñez, que quiere relanzar el vínculo local con el autor.

En esta tierra, cuna de artistas, podemos encontrar una estatua de Cervantes sentado ante el Palacio de Beniel; otra de 'El Quijote', que reproduce una anterior de mediados de siglo XX, o la cita sobre Vélez que aparece en la novela del ingenioso hidalgo pintada en letras gigantes sobre la calzada de una calle.

La ciudad también proyecta, indica Lupiáñez, un festival de teatro clásico especialmente relacionado con Cervantes y su época, a desarrollar en verano entre la Casa Cervantes y las murallas de la Plaza de la Constitución "para difundir la figura del insigne escritor" y "unir turismo con cultura".

En el primer año ofrecerá entremeses del autor y una propuesta de Juan Salvador Gómez Polo sobre el relato del capitán cautivo.

En la Sala Cervantes se relaciona además al escritor con la reconocida filósofa nacida en Vélez-Málaga María Zambrano, Premio Miguel de Cervantes de Literatura en 1988 y Premio Príncipe de Asturias en 1981, porque la pensadora, que cuenta con una fundación muy cerca, fue experta cervantina y tiene "mucho" escrito sobre el literato.

Se exponen en dicha sala el discurso en papel mecanografiado de la propia Zambrano ante la entrega del Cervantes y libros donde ella reflexiona sobre el autor. También la carta de Felipe II que encomienda a Cervantes ser recaudador y otras donde éste relata al rey los problemas recaudatorios que encuentra en Vélez.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN