Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Jueves 11/08/2022  

Vejer

Exclusiva

Mastren: Los sabores artesanos de Vejer que te dejarán helado

Los hermanos Ana Beatriz y Juan Francisco Melero llevan una década ofreciendo la felicidad que proporciona el degustar un delicioso helado

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Ana Beatriz y Juan Francisco, heladeros artesanos de Mastren.
  • En sus momentos de mayor creatividad siempre se inspiran en Vejer dejando volar su imaginación de la que ha surgido su famosa ‘Cobichoc’
  • Recientemente han inaugurado su nueva crepería y yogurtería, junto a la heladería en la calle Juan Relinque
  • Contar con una materia prima de calidad y poner mucho cariño en el proceso de elaboración de cada sabor es su secreto

Dicen que la vida, como el helado, hay que disfrutarla antes de que se derrita. De hecho, son muchos los estudios que señalan que comer helado “nos hace felices”, siendo un remedio eficaz contra la ansiedad y el estrés. Aporta proteínas, vitaminas y energía para el cuerpo.

Nos sentimos agradecidos a nuestro pueblo y a nuestros vecinos por el gran apoyo que suponen para Mastren y para nosotros, gracias a ellos seguimos creciendo e ilusionados con este proyecto que se ha convertido en una forma de vida”

Pero no sirve cualquier helado, ya que la fabricación de este popular producto esconde secretos que solo los verdaderos maestros heladeros conocen.  Por ello, y llegada la época en la que más se consume alimento universal, visitamos el obrador Mastren, en Vejer de la Frontera, donde los hermanos heladeros artesanos Juan Francisco y Ana Beatriz Melero, nos cuentan cuales son las claves para elaborar sus afamados helados, con todos sus beneficios y propiedades intactos.

La clave

“Contar con una materia prima de calidad y poner mucho cariño en el proceso de elaboración de cada sabor es nuestro secreto, no hay mas”, explica Ana, quien reconoce que el hecho de que “nos encanten los helados juega mucho a nuestro favor”. “Hacemos pruebas hasta que estamos convencidos al cien por cien de que el helado esta rico y entonces lo servimos”, añade.

Así han dejado claro que sus expertos paladares tienen mucho en común con el de sus vecinos y miles de foráneos que cada año visitan Vejer de la Frontera en busca de sus sabores helados, siendo referentes en el municipio y conocidos ya dentro y fuera de sus fronteras.

Ana Beatriz y Juan Francisco, heladeros artesanos de Mastren, en su obrador.

No en vano, desde hace una década ofrecen esa felicidad que proporciona el degustar un delicioso helado a niños, jóvenes y adultos, con su amplia variedad de sabores y sus particulares homenajes a Vejer y a sus tradiciones. “Nos sentimos profundamente agradecidos a nuestro pueblo y a nuestros vecinos por el gran apoyo que suponen para Mastren y para nosotros, gracias a ellos seguimos creciendo e ilusionados con este proyecto que se ha convertido en una forma de vida”, declaran Ana Beatriz y Juan Francisco.

Por ello, en sus momentos de mayor creatividad siempre se inspiran en Vejer dejando volar su imaginación de la que han surgido, por ejemplo, sus famosas ‘Cobichoc’, en homenaje a la Cobijada; o sus helados de camión o el de Hazas de Suerte.

Sus inicios

Aunque con una marca consolidada y la apertura de nuevos establecimientos, “los inicios de Mastren no fueron fáciles”, cuentan los hermanos Melero, quienes en el año 2008 abrieron su primera cafetería-heladería en la calle Juan Relinque. “Entonces nuestros helados no eran artesanos y tampoco nos era rentable comprarlos, y siendo nuestra clientela en un 90 por ciento de Vejer tampoco podíamos subir los precios”, recuerdan.

Fue cuando decidieron hacer una apuesta firme por aquello que les apasionaba, formándose como heladeros artesanos y empezando a fabricar sus propios helados.  “Acudimos a ferias, congresos y cursos, participamos en concursos y nos metimos de lleno en el mundo del helado artesanal, nos hicimos con todo el equipamiento necesario y creamos nuestro propio obrador del que nos sentimos inmensamente orgullosos”, afirman. Y así, aunque cuentan que en los años 80 había una en la localidad, Mastren se convirtió en la primera heladería artesana de Vejer de la Frontera que hoy en día sigue abierta, con la mirada puesta en el futuro, pero viviendo con intensidad el presente.

Por tanto, hace ahora diez años iniciaban una nueva andadura en el mundo empresarial como heladeros artesanos en su local de Juan Relinque. Y no les ha ido nada mal, ya que posteriormente abrieron su heladería, crepería y yogurtería en Corredera 55, y cuentan además con dos despachos, uno en San Miguel y otro en El Palmar.

La nueva crepería y yogurtería de Mastren.

Nuevo proyecto

A todo ello se suma un nuevo proyecto, con la reciente apertura de una nueva crepería y yogurtería, junto a la heladería, en la calle Juan Relinque.

Todos los establecimiento son atendidos por un gran equipo de profesionales, “con los que hemos tenido una gran suerte y a los que agradecemos de corazón que nos acompañen en este viaje de sabores”, declaran Ana y Juan.

Topping para creps, gofres y helado de yogurt.

Sus crepes y yogures también son artesanos, al igual que sus bubble gofres, para los que ofrecen hasta 30 toppings diferentes. “Somos el país del azúcar”, bromea Ana, al referirse a la gran cantidad de productos que ponen a disposición del cliente para acompañar sus crepes y helados y que van desde conguitos, a lacasitos, mermeladas, chocolates, frutas, siropes, gominolas, galletas, etc. Toda una declaración de intenciones para endulzar cualquier momento.

La nueva crepería y yogurtería de Mastren.

Pero volviendo a sus helados artesanos, Ana y Juan tienen claro cuál es el proceso para conseguir los sabores más ricos: la mejor materia prima. En el caso de uno de los helados que más demandan sus clientes, el de turrón, “lo hacemos con el mejor turrón de Alicante de Jijona”. Lo mismo ocurre con el de avellana o pistacho, que “solo llevan avellanas o pistachos seleccionados de primera calidad”. Y así con todos los demás: fresas, moras, mango… “utilizando productos de cercanía, de temporada y apostando por el comercio local. Todo lo que podemos lo compramos en Vejer”, afirman.

Mención aparte merecen sus helados de chocolate, una de sus especialidades, con el que elaboran su helado de Kinder Bueno, “sin duda, el más demandado por sus clientes”.

Nuevos sabores

Además, Mastre añade cada año nuevos sabores a su carta aprovechando la versatilidad de este producto y dando rienda suelta a la creatividad de sus maestros heladeros. En esta ocasión se trata del helado de crema de limón y chocolate blanco; de tarta de fresa, de Disaronno con amaretto y de chocolate rubí, que esta temporada prometen convertirse en los sabores del verano vejeriego para aquellos a los que le gustan los sabores mas innovadores.

 

Fabrican para otras heladerías y ‘a la carta’ para el sector hostelero

El éxito de los helados de Mastrem, aunque Ana y Juan lo encauzan con dedicación y humildad, ha abierto a estos empresarios vejeriegos nuevas vías de negocios, puesto que se han convertido en fabricantes para otras heladerías, e incluso elaboran helados a la carta para prestigiosos restaurantes de Barbate, Vejer y Conil.

Esta nueva vertiente “nos encanta, porque nos plantea retos como fabricar helados de gazpacho, de aceite de oliva, mostaza, wasabi, cerveza, e incluso de  anteca colorá”, que están triunfando en el sector hostelero de la zona, muy en auge en la actualidad.

“Que reconocidos chef nos encarguen nuestros helado nos enorgullece, nos indica que vamos por el buen camino”, afirman los hermanos Ana y Juan Melero.

Arranca una nueva temporada turística y en Mastren ya tiene toda la maquinaria en marcha para que disfrutes de los mejores sabores del verano. ¿Te han entrado ganas de helado?   

TE RECOMENDAMOS