Publicidad Ai
Publicidad Ai

Valencia

16 años de prisión por disparar a dos compradores de marihuana en Alicante

Los dos compradores, que huyeron corriendo de la casa, fueron alcanzados por las balas y las heridas les podrían haber provocado la muerte

Publicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Tribunales. -

El Tribunal Supremo ha confirmado la condena de 16 años de prisión para un hombre por tirotear a dos personas que habían acudido a su casa de Novelda (Alicante) para comprar marihuana, una droga que, según alegó, cultivaba para tratar "las ocasionales crisis de fibromialgia" que padecía su esposa.

La Sala de lo Penal ha dictado una sentencia que rechaza el recurso del condenado contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana, que había rebajado de 18 a 16 años de cárcel la condena impuesta previamente por la Audiencia de Alicante por dos delitos de intento de homicidio, un delito de tenencia ilícita de armas y otro contra la salud pública. El Supremo ratifica también la condena para su hijo de dos años de prisión.

Los hechos ocurrieron el 22 de mayo de 2019 en el domicilio del padre, donde también se hallaba su hijo y su esposa y a donde habíanacudido los dos posibles compradores, a quienes el hijo exhibió varias bolsas de basura con la marihuana producida en una plantación anexa a la vivienda, para que pudieran comprobar su calidad.

En ese momento, se inició una fuerte discusión entre todos ellos sobre el precio y la cantidad de marihuana que pretendían adquirir, lo que provocó que el padre sacase una pistola semiautomática y comenzase a disparar a los compradores, mientras el hijo les intimidaba con una escopeta que no llegó a disparar.

Los dos compradores, que huyeron corriendo de la casa, fueron alcanzados por las balas y de no haber actuado los sanitarios a tiempo, las heridas les hubieran provocado la muerte. Tras el suceso, la Guardia Civil incautó de 194 plantas de cannabis.

En el juicio, el padre asumió la autoría de los disparos aunque aseguró que lo hizo para defenderse porque las víctimas querían apropiarse de la marihuana que él cultivaba para tratar "las ocasionales crisis de fibromialgia" que padecía su esposa, unos argumentos que repite en su recurso ante el Supremo.

Para la Sala estas explicaciones "carecen de toda lógica y sentido", después de que se encontrara una plantación de 194 ejemplares (10 kilos), dispuesta en un invernadero, además de un trastero que estaba preparándose para efectuar un cultivo interior, y de que las víctimas acudieran allí a comprar droga.

Los magistrados consideran "completamente absurdo que se pretenda decir que todo ese bagaje estaba preparado para que la mujer del procesado se hiciera lociones con alcohol y marihuana para apaciguar sus dolores". 

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN