Actualizado: 20:05 CET
Lunes, 24/02/2020

Torremolinos

El Ayuntamiento de Torremolinos clausura la caseta de Parque Animal

El cierre llega después de una multitudinaria concentración el sábado 18 de enero por las calles de Torremolinos para conseguir este objetivo, entre otros

  • Mensaje colocado en la ventana del establecimiento para informar de lo sucedido.
  • Sin detalles oficiales por parte del Consistorio, los vecinos han constatado que se debe a la falta de licencia

El sábado 18 de enero, cerca de 200 personas recorrieron las calles de Torremolinos para reclamar las concesiones de la antigua protectora, Parque Animal, que además, mantiene una caseta que funciona como restaurante en el recinto ferial de esta localidad. O funcionaba, porque este sábado, las puertas del establecimiento estaban cerradas y en una ventana se podía leer en un cartel escrito a mano “Cerrado por el Ayuntamiento por no tener licencia, cuando la caseta no la necesita. Perdón por las molestias”.

La imagen, que ha sido compartida en Facebook por ‘Recuperemos Parque Animal’, ya cuenta con más de 40 comentarios y se ha compartido en más de 50 ocasiones. Sin embargo, el Ayuntamiento, al cierre de esta edición, aún no había dado las explicaciones pertinentes. “No hay nada oficial, pero desde Podemos Torremolinos nos comentaron el día antes de la manifestación que estaban trabajando en la clausura del establecimiento”, detalla Patricia Lara, de Resistencia Animal y Recuperemos Parque Animal, a Viva Málaga.

Este establecimiento, “que podría haber estado ganando, según nos dicen, cerca de 2.000 euros diarios”, como explica Lara, servía desayunos y comidas como tantas otras casetas del recinto ferial. Sin embargo, el horror de la protectora también se trasladó a este negocio, ya que quien estaba detrás de la barra durante todo el año era Felipe Barco, que fue condenado a un año de prisión por colaborar con Carmen Marín, dueña de la protectora de Animales, pero que nunca llegó a entrar en prisión.

La concesión se le otorgó a este negocio a partir del año 1999, durante el gobierno de Pedro Fernández Montes en el PP, con el objetivo de recaudar dinero para este protectora de animales. Sin embargo, Parque Animal cerró en a finales del año 2010, algo que, cerca de una década después, no ha impedido que siga existiendo una caseta-restaurante con el nombre de Parque Animal y que, además, funciona durante todo el año.

Ahora, a la espera de una respuesta por parte del Ayuntamiento, los vecinos y colectivos animalistas esperan que Barco no reclame la licencia y pueda reabrir el negocio de la ‘protectora de los horrores’.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
La tradición japonesa y la cocina sostenible llegan a Torremolinos
chevron_right
Un recuerdo a las víctimas del Holocausto en el 75 aniversario