Actualizado: 18:07 CET
Martes, 04/08/2020

Torremolinos

El regreso de Brigitte Bardot

El artista Nesui SRC ha plasmado en un grafiti la imagen de la actriz francesa en la fachada de un hotel de la plaza Costa del Sol de Torremolinos

Mural de Brigitte Bardot en la plaza Costa del Sol.

1

Mural de Brigitte Bardot en la plaza Costa del Sol.

2

El alcalde de Torremolinos en funciones, José Ortiz, junto a Guillermo Paz (Nesui SRC)

3

El alcalde de Torremolinos en funciones, José Ortiz, junto a Guillermo Paz (Nesui SRC)

4

Mural de Brigitte Bardot en la plaza Costa del Sol.

5

Mural de Brigitte Bardot en la plaza Costa del Sol.

6

Mural de Brigitte Bardot en la plaza Costa del Sol.

7

Mural de Brigitte Bardot en la plaza Costa del Sol.

8
  • El autor trabajó en solitario durante cinco horas diarias a lo largo de seis días para dar luz a este mural de cerca de 15 metros de altura
  • Guillermo Paz ha pintado también en la avenida Carlota Alessandri y en el Centro Comercial España
  • Bardot rodó la película ‘Los joyeros del claro de luna’ en Torremolinos, en el año 1957

Los turistas y también los que viven en Torremolinos los 365 días del año se paran a fotografiarse con ella: se colocan en mitad de la plaza Costa del Sol, miran hacia arriba, encuadran la foto y selfie listo con una jovencísima Brigitte Bardot. A pesar de no ser la actriz francesa en persona, sigue despertando pasiones en esta localidad malagueña donde rodó la película ‘Los joyeros del claro de luna’, allá por el año 1957. 

El autor del mural, ubicado en la fachada del hotel Elegance Adriano, es el gallego Nesui SRC, quien trabajó en solitario durante cinco horas diarias a lo largo de seis días para replicar, en 15 metros de altura, una fotografía de Bardot en los apartamentos Playa Montemar, que eran propiedad del vizconde de Llanteno.

Guillermo Paz, nombre real del grafitero, lleva, como él dice, “toda la vida pintando, aunque lo hago de manera profesional desde hace seis o siete años”, explica. Además, afirma que es autodidacta y que ha “aprendido de todos. Muy a lasprisas, haciendo cosas feas, pero te entra el gusanillo y quieres superarte”. Actualmente se puede encontrar una buena muestra de su arte repartido por distintos puntos de Málaga, sobre todo Torremolinos: en la avenida Carlota Alessandri y en el Centro Comercial España, estos últimos de los que está más orgulloso. También ha hecho encargos para bares y su objetivo es ir ampliando el círculo en un futuro próximo. Además, asegura que ha tenido “muchos” problemas con la policía. “Hay una dualidad. Yo estoy de acuerdo con quien critica los grafitis, porque a nadie le gusta que le pinten la fachada de su casa, pero es un tema complejo. Creo que debería haber espacios para desarrollar este arte para la gente que lo hace bien y así evitaríamos que haya tanta mierda”, asegura Nesui SRC.

Basta levantar la vista y contemplar el mural durante unos segundos para advertir el realismo del grafiti. Ahora todos en Torremolinos la admiran, ellas y ellos, pero no fue del todo así durante su primera estancia en el pueblo de pescadores que era por aquel entonces. La sex symbol aterrizó en la entonces barriada malagueña para rodar la película de su exmarido Roger Vadim. Echamos la vista atrás a finales de los 50 con un franquismo férreo y ahí estaba la Bardot bañándose desnuda en las playas del Bajondillo, La Carihuela y Montemar, algo que no agradó demasiado a algunas vecinas.

Anécdotas como esta hay muchas en la web Torremolinos Chic, de José Luis Cabrera y Lutz Petry. Precisamente en este portal recogen un extracto del libro de Vadim en el que compara a Torremolinos con Saint-Tropez y recuerda cómo la protagonista de su película quiso adueñarse de Romeo, un asno que aparecía en la cinta. “Como la gerencia del hotel no le permitió instalarlo en el garaje, lo subió a su habitación. Una mañana me hizo llamar. La encontré en la cama. El burro estaba tendido a su lado, encima de la colcha”, cuenta. Otros recuerdan haberla visto pasear descalza por la calle San Miguel y los niños se fotografiaban con ella en la playa de La Carihuela, imagen que también se puede encontrar rebuscando en la hemeroteca de esta web de tesoros. Además, el callejero de Torremolinos cuenta con una calle con su nombre.

La polifacética Brigitte Bardot regresó a Torremolinos en más ocasiones, como vuelve ahora para que mayores y pequeños puedan disfrutar de un grafiti que viaja de manera inmediata al pasado para rememorar la época más glamurosa de la ciudad.


COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
La empresa de limpieza Litosa abre una bolsa de empleo temporal
chevron_right
El concejal de Vox Torremolinos entrega su acta al partido