Actualizado: 18:42 CET
Miercoles, 18/09/2019

Torremolinos

Cuando la solidaridad sale fuera de las aulas de un instituto

El IES Costa del Sol de Torremolinos es, actualmente, el único instituto en Andalucía que ha puesto en marcha su propia ONG

  • Representación de los socios de la ONG Educar en Valores.
  • Nació en el año 2010 a raíz del Club Solidario, formado por un grupo de alumnos y alumnas de cuarto curso
  • Entre los proyectos se encuentran varios apadrinamientos, reparto de ropa, colaboración en la enseñanza de una niña de Uganda, entre otros

En las aulas de un instituto cualquiera se aprende Historia, Geografía y Matemáticas, entre otros, pero el IES Costa del Sol de Torremolinos no es un instituto cualquiera; los alumnos matriculados en este centro educativo aprenden estas clásicas materias y a ser más solidarios.

Este instituto es el único de Andalucía en poner en marcha una ONG, que “se solidariza con todas aquellas personas víctimas de la pobreza, de la discriminación, de las catástrofes, el abandono o la exclusión social”, según detalla su presidenta, Ana Isabel Bello.

La oenegé Educar en Valores comenzó su andadura en el año 2006 de la mano un grupo de alumnos y alumnas de cuarto curso. Alentados por Diego Salinas, un antiguo profesor, crearon el Club Solidario, una asociación con la intención de pasar de debatir en las clases de Valores Éticos aspectos relacionados con la injusticia, la pobreza y la intolerancia, a actuar para la construcción de un mundo más justo y solidario. Fue en 2010 cuando ese Club Solidario se transformó en la actual ONG, en la que participa toda la comunidad educativa. “Son socios y socias tanto alumnos como profesores y personal administrativo del centro, antiguos profesores  y también colaboran puntualmente familias. Es cierto que no tenemos la infraestructura de una gran organización, pero colaboramos en la medida que podemos con otras oenegés para tener más alcance”, detalla Bello.

Pensamiento local y global

A lo largo del año, llevan a cabo más de una decena de proyectos que, en ocasiones, traspasan las fronteras.

A nivel local, realizan anualmente varias campañas de recogida y reparto de ropa,  a las familias necesitadas de los barrios más humildes del entorno; el alumnado  socio de 2º de la ESO visitó al comedor social Er Banco Güeno y La Casa de la Buena Vida del barrio de la Palmilla de Málaga; así como la participación en el II Festival Imagine Málaga, celebrado en la capital, y cuya recaudación de alimentos y juguetes se donó a Arte contra el Hambre, asociación de Torremolinos que ayuda a los más necesitados de la localidad.


En el plano internacional, ayudan a  la infancia a través de la ONG Ayuda en Acción, donde tienen apadrinados dos grupos de niños y niñas, uno en Etiopía y otro en Mozambique, contribuyendo así a su educación, atención sanitaria y erradicación del hambre; además colaboran en  la enseñanza, educación y sanidad con el apadrinamiento de una niña a través de la ONG Nzuri Daima en Uganda; así como apoyo económico a Médicos del Mundo ante la catástrofe de lluvias torrenciales y epidemia de cólera en Mozambique, entre otras muchas actuaciones que pretenden aumentar para el curso que viene.

Pero, ¿son más solidarios los alumnos tras estas iniciativas? “Queremos creer que sí, lo que comprobamos es que son muy participativos y valoran muy positivamente todas las actividades que realizamos, incluso hacen propuestas para cursos próximos, aportan ideas e iniciativas, no todas posibles de llevar a cabo, pero lo hacen con mucha ilusión”, responde la presidenta y profesora.

Además, este curso han organizado la Carrera Solidaria con el IES Los Manantiales, a muy pocos metros y donde los alumnos continúan su formación, y esperan conjuntamente en más proyectos. Solidaridad dentro y fuera de las aulas en un instituto que se sale de la normalidad.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Torremolinos y Benalmádena se miden a través del deporte infantil
chevron_right
Último día para visitar la muestra del Pasaje Begoña