Actualizado: 01:26 CET
Viernes, 25/09/2020

Torremolinos

El estudio del Pasaje Begoña recupera la esencia de la historia local

Dos profesores de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla han investigado durante dos años los hechos que sucedieron en el Pasaje Begoña de Torremolinos

  • El alcalde de Torremolinos, José Ortiz, durante la presentación de las conclusiones del estudio.
  • “El Franquismo consintió el espacio de libertad que se creó en la localidad malagueña como una forma de lavar la cara del Régimen”
  • En el futuro se colocarán placas en homenaje a sus visitantes más ilustres
  • La Asociación Pasaje Begoña se hermanará el próximo 26 de junio con Stonewall Inn en Nueva York

Todo empezó en un bar. Del Stonewall Inn de Nueva York, donde comenzó el Orgullo Gay en 1969, al Pasaje Begoña de Torremolinos, sinónimo de luz y de color, que se tiñó de gris tras la redada del 24 de junio de 1971 tras la que 300 personas fueron detenidas y sus bares clausurados de por vida. 

Por casualidad, la Asociación Pasaje Begoña, que busca recuperar la esencia de este enclave y homenajear a esas personas que fueron detenidas y humilladas por su orientación sexual, se encontró con José María Valcuende del Río y Rafael Cáceres Feria, antropólogos y profesores de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla, quienes iniciaron hacen ya dos años una investigación para conocer más sobre el Pasaje Begoña.

El pasado viernes, la sede de la Once de Málaga fue el escenario elegido para dar a conocer este resultado. “La razón hay que buscarla en la propia dictadura. El Franquismo, a partir de los años 50, apostó por el turismo como una actividad que generaba riqueza y lavaba la cara del Régimen, ya que proyectaba la idea de una España moderna y tolerante. Es aquí donde encaja Torremolinos y el Pasaje Begoña y donde el Régimen practicó una libertad vigilada”, detalló Cáceres.

Sin embargo, el final de este escenario de luz y de color llegó en la noche de San Juan del 71. “Se habla de diversas teorías, como la de que era el Gobernador Civil quien dio la orden, pero lo que está claro es que una operación de tal envergadura no se hizo sin el beneplácito de las autoridades centrales. La redada se produjo porque comenzaba a cambiar el perfil del turista y Torremolinos se convirtió en un espacio de turismo de masas. El Estado decidió que este ambiente no casaba con el turismo familiar, aunque siempre Torremolinos mantuvo el sello de libertad”, concluyó Cáceres; mientras que Valcuende añadió que “es hora de acabar con los silencios y de entender la historia”.

Por su parte, el alcalde de Torremolinos, José Ortiz, pidió perdón como representante de la administración por la redada. “Hay que pedir perdón en representación de la sociedad por la intolerancia que arrebató derechos, por las personas a las que el Estado humilló y maltrató”, agregó.

El futuro del Pasaje Begoña

La asociación busca poner placas en el suelo en homenaje a los visitantes ilustres que tuvo en las década de los años 60, placas informativas en las fachadas, un quiosco de información a la entrada. Asimismo, volverá a su nombre original, medida aprobada ya por la Comisión de Callejero y colaborarán con la Oficina de Turismo y con el Pride de Torremolinos. Según el presidente de la asociación, Jorge Pérez, la práctica totalidad de los locales ya tienen proyecto de negocio, cabe recordar que ya hay tres negocios en funcionamiento: una inmobiliaria, una agencia de viajes y una tienda de decoración y moda masculina.

El próximo 1 de junio la Once le dedicará el cupón para reivindicar el valor histórico del pasaje como cuna de los derechos y libertades LGTBI en España y ayudar a su recuperación. El coordinador general del Orgullo Gay de Madrid, Juan Carlos Alonso, clausuró el evento entregando los reconocimientos a las personas e instituciones que hicieron del Pasaje Begoña un lugar único en el mundo. Asimismo, la Asociación Pasaje Begoña se hermanará el próximo 26 de junio con el Stonewall Inn de Nueva York.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
chevron_left
Reguladas las bases para las ayudas al comedor escolar
chevron_right
Los alumnos de la Escuela Municipal de Música se inician en el jazz