Actualizado: 20:23 CET
Sábado, 21/04/2018

Torremolinos

Torremolinos continúa su lucha contra el picudo rojo

El área de Medioambiente del Ayuntamiento de Torremolinos ha presentado un informe sobre el tratamiento de los insectos minadores que afectan a los árboles

  • Pinar de Torremolinos.
  • Los trabajos consisten en la tala de los árboles afectados
  • El municipio es precursor en el tratamiento de estos insectos

El área de Medioambiente del Ayuntamiento de Torremolinos está adoptando  todas las medidas de tratamiento fitosanitario, servícolas y preventivas establecidas en los protocolos y guías de la Consejería de Medio Ambiente y Sanidad Vegetal de la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural frente a las plagas de minadores de los pinos que afectan a la zona recreativa del municipio y del picudo rojo en los palmerales urbanos.

Sin embargo, fuentes del Consistorio aclaran que el grado de infestación que se registra en el municipio es “muy baja” en el caso de los pinares y de “grado medio” en las palmeras.

Técnicos municipales han sido los encargados de realizar el informe del que se extrae que la zona recreativa y forestal de los pinares de Torremolinos cuentan con cuatro especies distintas de escarabajos minadores que atacan y perforan estos árboles, si bien el grado de infestación es muy bajo.

Con un total de 25 hectáreas de masa forestal, dividida en dos zonas de 18 y 7 hectáreas, respectivamente, las medidas consisten en el apeo o tala de los ejemplares de pino carrasco infestados por alguno de estos insectos, trabajos que también se están ejecutando sobre árboles de esta especie que, sin estar enfermos, presentan algún estado de debilidad y que por prevención, y por estar situados en lugares próximos a paso de peatones, serán también objeto de tala.

Adicionalmente, la zona de los pinares está siendo tratada con trampas de feromonas, acción que servirá para hacer un muestreo de cuáles son los tipos de escarabajos minadores con mayor presencia en la zona, y al mismo tiempo permite capturar estos insectos que ya estén en fase de reproducción.

En el caso del picudo rojo, el informe municipal revela que Torremolinos es pionero en la provincia en poner en marcha el tratamiento integral recomendado por los protocolos, guías y sugerencias de la comunidad autónoma. Los trabajos se realizan, además, sobre la totalidad de las 4.000 unidades de palmeras situadas en espacios públicos urbanos, siendo la única localidad que trata en su integridad estas especies.

Por último, el documento revela que estas medidas tienen un fin preventivo  frente a una plaga de un insecto que no es autóctono, “que ha venido para quedarse” y que solo se puede combatir mediante una estricta lucha contra su reproducción.

 

COMENTARIOS

Andaluca Informacin