Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Lunes 27/09/2021

Todo está ferpecto

Los indultos de Pedro Sánchez se imponen en las primarias del PSOE andaluz

Da igual si Susana Díaz o Juan Espadas se lleva el gato al agua; han perdido con el desafío incomprensible del presidente al Estado

  • Pedro Sánchez, en el Congreso.

No importa quién se imponga en las primarias del PSOE andaluz. Los dos candidatos con más opciones de la terna, Susana Díaz y Juan Espadas, las han perdido ya tras irrumpir en la agenda política la intención decidida de Pedro Sánchez de indultar a los presos del procés. La expresidenta de la Junta evita pronunciarse. El alcalde de Sevilla “confía” en que el presidente del Gobierno adoptará la mejor decisión después de ponderar todos los “elementos políticos y juridícos”. El presidente, por su parte, ha dejado claro que está dispuesto a enfrentarse al Tribunal Supremo, cuyos magistrados advierten de que indultar a los condenados por el 1-O sería “una solución inaceptable” y subrayan en el dictamen emitido al respecto que no existe “la más mínima prueba o el más débil indicio de arrepentimiento” en los condenados. La tibieza de Espadas y la cobardía política de Diaz contrastan con la firmeza de referentes territoriales del PSOE como el presidente castellanomanchego, Emiliano García-Page, que sostuvo que “lo último que querría es que un indulto injustificado a alguien que quiere seguir haciendo lo mismo se convierta en una condena para la organización que lo sustenta”. Felipe González también se ha opuesto diciendo muy serio en El Hormiguero, que “en estas condiciones, yo no haría un indulto”. Cabe destacar el barómetro de GAD3 para ABC que concluye que dos de cada tres españoles rechazan la medida de gracia para los sediciosos o la encuensta de SocioMétrica para El Español, que sostiene que el 72,5% de los votantes del PSOE rechaza la propuesta de Pedro Sánchez. Este habla de concordia y reconciliación pero ni tan siquiera conecta con los independentistas, para los que esto, como todo, se queda corto.

Pedro Sánchez se la está jugando con un desafío incomprensible al Estado. El líder del PSOE está tensando al máximo las costuras del modelo autonómico, dinamita la división de poderes, desoye el clamor contra los indultos, desprecia a sus compañeros y da la espalda a las bases de su partido. No se trata únicamente del truco final para alargar su estancia en Moncloa. Es una manera de ahondar en el modelo federal y republicano que han defendido los socialistas desde siempre. Felipe González es solo el paréntesis posibilista. Andalucía pierde con el delirio del presidente. Y Susana Díaz se pone de perfil y Juan Espadas se echa en los brazos de Pedro Sánchez. Las primarias han saltado por los aires. Los indultos han dividido aún más a un PSOE enfrentado por todo, hasta el punto de que una moción en defensa del mantenimiento de la planta de Airbus en Puerto Real ha acabado con un duro cruce de declaraciones de dos senadores de la misma bancada. Juan Espadas trata de centrar el tiro sugiriendo la posibilidad de que el presidente de la Junta se someta a una cuestión de confianza, en una argumentación que se ha entendido tan mal como sus palabras sobre Cataluña. Sin capacidad para marcar la agenda y sin poder institucional, los socialistas andaluces de 40 años de gobiernos, otrora omnipotentes, se muestran ahora como simples y torpes mortales, secuestrados por los independentistas como el líder nacional.

COMENTARIOS