HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 16:32 CET
Martes, 25/09/2018

To er mundo e güeno

Abandonados

Con las vacas gordas, rozando casi 200 barcos con base en El Puerto, el ojo se puso en su puerto

Con las vacas gordas, rozando casi 200 barcos con base en El Puerto, el ojo se puso en su puerto. Muchos intereses, mucho movimiento económico fruto de un sector extractivo potente en la Región Suratlántica.

Los puntillazos a ese sector extractivo se permitieron desde las administraciones, sobre todo desde la Junta y desde Autoridad Portuaria, entre otros. La entrada en Europa supuso la aceptación de un nuevo marco. Con la justificación medioambiental de la limitación de las capturas, Europa marcó como preferencia apostar por el mercado, antes que modernizar la flota, reciclar laboralmente a los trabajadores y, por supuesto, antes que adaptar las artes de pesca a una realidad extractiva sostenible.

Por encima de todo, se permitieron en nuestro puerto las segundas ventas. Se engordó la infraestructura mercantil, el extractivo sufrió la competencia del congelado y del pescado revendido y mundo socialista hizo el resto.  

¿Qué hizo? Sobraba la Cofradía de Pescadores, que en los últimos tiempos era quien gestionaba la lonja y sus intereses se volcaron más en los porcentajes económicos que reportaba que en los fines sociales y pesqueros para los cuales fue creada. Cerrojazo tras las facilidades proporcionadas por un patrón mayor interesado y algún funcionario que se ha dedicado últimamente a limpiar su nombre en Facebook y algún medio digital mostrando su añoranza al sector.

Pero eso es harina de otro costal. A mundo socialista le interesó la riqueza generada por estructura comercial. La realidad es que se cargaron el sector extractivo y ahora llevan años intentado cargarse la estructura comercial.

Para colmo, hoy día ponen trabas a los barcos que quedan, tanto es así que se están marchando a otros puertos gestionados por otras entidades y no sufren los controles continuos de hacienda, del seprona y, mucho menos las tasas que deben abonar a la Autoridad Portuaria.

Por lo visto, dicen que en otros sitios, presuntamente, se puede trabajar en “B”, se puede comerciar con inmaduros y las tasas son más económicas. Las trabas no quedan aquí, a los comerciantes de ASOVEN les venían prometiendo desde febrero de 2017 la posibilidad de gestionar el edificio de la lonja (abaratando los gastos de gestión), pero en diciembre cambiaron de opinión y ni siquiera se acordaron de la promesa.

Han preferido echarlos a pelear por los puestos de venta del mismo edificio, sufren el pago de la actualización informática del sistema implantado por Gesico, y suma y sigue…  

Si en ASOVEN esperaban el apoyo del alcalde la llevan clara. Queda un año para las elecciones municipales y no se va a complicar la vida con mundo socialista.

No molestará al socialista presidente de Autoridad Portuaria, ni se va a molestar en pedir tener presencia en el consejo de administración de la misma, cosa que no se entiende, cuando Cádiz y Puerto Real tienen a sus alcaldes como representantes en el mismo.

COMENTARIOS

chevron_left
Suerte
chevron_right
Especulando en 3, 2, 1