HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 16:32 CET
Viernes, 13/09/2019

To er mundo e güeno

Apropiación indebida

Se apropiaron indebidamente de Andalucía, de su identidad, de su 4D, para tenerla obediente y dependiente, sin conocer ni reconocer su historia y sus valores

Como bien me decía mi amigo Javier Aroca hace poco en Acento Andaluz, de Ondaluz Televisión, “es usted federalista como Iceta, es usted andalucista como Iceta catalanista, es usted progresista como Iceta. Sin embargo, a Iceta le dan espacio y es aplaudido por la prensa andaluza, en cambio a usted no le dan bola”. Nada más que añadir, Javier. No precisa mayor explicación.

En Andalucía nos quieren aborregados y aguantando el discurso de la unidad de España que, en este momento, marca el PSOE-A. El 4D, sus cuarenta años.

Participaron tarde y mal, no creyeron en Andalucía y ahora, no sólo se han apropiado indebidamente del 4D, sino que venden algo que no es, manipulando al antojo el verdadero sentir de los andaluces del 77. El pueblo andaluz no se lanzó a la calle por la Unidad de España.

Se lanzó a la calle por la Autonomía, por el autogobierno y por el reconocimiento de la nacionalidad andaluza. El 4D, en resumen, significó la lucha de un pueblo ante el riesgo de discriminación.

Pero Comunistas y Socialistas, al igual que ocurre ahora con Pablo Iglesias y Pedro Sánchez, sólo creían en dos nacionalidades históricas y dos autonomías: Cataluña y País Vasco. Tras la apropiación indebida, cuarenta años de falta de identidad, de ser punta de lanza contra los nacionalismos periféricos con un “Viva España” marcado por los acentos de Felipe González y Alfonso Guerra, la apropiación de las instituciones por parte del PSOE y del atraso económico, social, educativo y cultural. González, Guerra, Escudero, de la Borbolla, Chaves, Griñán, Susana… como decía hace una semana, parecer y no ser, legislar pero no dotar con fondos. Una tierra al servicio del PSOE, no un PSOE al servicio de los andaluces.

Se apropiaron indebidamente de Andalucía, de su identidad, de su 4D, para tenerla obediente y dependiente, sin conocer ni reconocer su historia y sus valores, con un futuro precario e imprevisible por la falta de inversiones necesarias y vitales, la creación de empleo o, simplemente, sin la ambición de mantener nuestra sanidad o educación con unos niveles mínimos de decencia.

Tan perdidos en un día a día desalentador, involucrados en salir adelante, cayendo en la desilusión de la aceptación de la migaja “porque si no la coge otro” o simplemente porque “es lo que hay”. Andalucía no se merece eso, merece que se partan la cara por su tierra, por su gente.

A los andaluces, que le dimos y damos el poder al PSOE y a su muleta Ciudadanos, nos falta “amor propio”, que las rodillas las tenemos “desconchás” de arrodillarnos por una “limosna o una migaja institucional” (talleres de empleo, planes -30, planes +35 o cómo puñetas se llamen).

COMENTARIOS

chevron_left
ERES, las cosas del PSOE
chevron_right
Pobreza energética