HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 16:32 CET
Jueves, 21/06/2018

To er mundo e güeno

La Ley por bandera

¿Y muchos andaluces? Mirando al norte con la misma preocupación de los citados, en el balcón con la ley por bandera

En mi vida había visto a tanta gente reclamar el cumplimiento de la ley. Se ha puesto de moda exigir al desaparecido presidente del gobierno el cumplimiento, no sólo de la ley, sino la puesta en marcha del artículo 155.

Tanto cariño demostrado a los catalanes para que no se vayan y no queda claro si la reclamación que se hace desde parte de la ciudadanía es como muestra de un cariño familiar o simplemente es la necesidad de mostrar la supremacía patriarcal o matriarcal de “mientras vivas bajo mi techo y aquí se hace lo que yo diga”.

Cumplir con la ley. Artículo 155. Nuestra constitución. No tengo la intención de hacer observaciones del tipo pedir que la Guardia Civil acuda a proteger a esos camareros que son llamados por sus jefes para trabajar dos horas y sin asegurar, o para que se respete su jornada de descanso y no trabajen más de 8 horas, o para que cobren un salario digno.

Tampoco voy recordar que la ley recoge la obligación de pagar el IVA, pagar los seguros sociales de los trabajadores…

No, no vamos a caer en esas nimiedades, la gente quiere el cumplimiento de la ley y hay que respetarlo.
Como también hay que respetar a los que reclamamos el cumplimiento de otros artículos.

También es parte de la Constitución el artículo 138, que señala que “el estado debe garantizar el principio de solidaridad y velar por el equilibrio económico, adecuado y justo entre las diversas partes del territorio y que las diferencias entre los Estatutos de autonomía no podrán implicar privilegios económicos y sociales”.

¿Y Rajoy? Pues eso, desaparecido.

Pero igual se saca de la manga otro “cupo” como el vasco y con los catalanes continuamos con la serie ganadora de la lotería del Estado.

¿Y Susana? Pues eso, preocupada por la unidad de España, en lugar de exigir que se cumpla con las inversiones que se recogen en el Estatuto de Autonomía, del que se cumplen 10 años y que no ha servido ni de adorno en las bibliotecas.

¿Y muchos andaluces? Mirando al norte con la misma preocupación de los citados, en el balcón con la ley por bandera.

COMENTARIOS