El tiempo en: Andalucía
17/01/2021

Sociedad

¿Qué son los altavoces autoamplificados y cómo saber elegir los adecuados?

Los altavoces autoamplificados, también conocidos como altavoces activos, deben su nombre a la inclusión de un amplificador entre sus componentes

Publicidad Ai
  • Los altavoces.

Los altavoces autoamplificados, también conocidos como altavoces activos, deben su nombre a la inclusión de un amplificador entre sus componentes, lo que permite disfrutar de un sonido magnificado con todo lujo de detalles. Son muy populares en el mercado y existe una gran cantidad de modelos disponibles, pero en ocasiones la oferta es tan extensa que es complicado discernir qué opciones son las más adecuadas para satisfacer nuestras necesidades.

En el mercado actual existen altavoces de todo tipo, activos y pasivos, con amplificadores externos o incorporados y con accesorios complementarios para crear una experiencia sonora envolvente como pocas y poder disfrutarla desde el salón de tu casa. Los altavoces autoamplificados disponen de un amplificador incorporado, algo que los distingue de los altavoces pasivos y que han acabado relegados a un segundo plano en el sector por estar más enfocados a los amantes de los ajustes manuales y a la obligatoriedad de adquirir un amplificador externo para poder disfrutar al máximo de sus prestaciones. Y es que la enorme diferencia de calidad auditiva que se experimenta al hacer uso de un altavoz activo, así como la sencillez de uso que estos presentan gracias a sus intuitivos controles, los han convertido en la primera opción a tener en cuenta entre los que buscan un equipo de sonido a la altura de sus exigencias.

Rasgos distintivos de los altavoces activos o autoamplificados

Los altavoces autoamplificados son independientes, es decir, cada uno funciona con los elementos que se encuentran en su propio circuito de sonido y les permite funcionar sin estar en contacto con otros instrumentos acústicos. Esto es aplicable también al propio amplificador, de manera que ambos elementos del altavoz funcionan en perfecta sincronía y son capaces de ofrecer un sonido de calidad superior.

El amplificador en los modelos activos está incluido y disimulado en la propia membrana del altavoz, de un modo similar a como se encuentran los amplificadores internos de los altavoces con Bluetooth. Este amplificador, al funcionar de manera independiente, es capaz de dotar de una enorme cantidad de matices y profundidad al sonido, convirtiendo a este tipo de altavoces en la mejor opción para disfrutar de películas y series tal y como fueron concebidas en los estudios de sonido.

Pero las singulares características de estos altavoces van mucho más allá de la incorporación del amplificador en la propia estructura del dispositivo. Los altavoces autoamplificados también vienen de fábrica con un potenciómetro especial en su superficie exterior, que permiten ajustar la potencia de salida del amplificador y, por tanto, la intensidad del volumen que desprenden los altavoces.

También cuentan con los denominados filtros de cruce, algo cada vez más habitual en este tipo de modelos y que son de gran utilidad para ajustar de manera sencilla el audio que los altavoces tienen que reproducir y adaptarlos a los ambientes donde van a emitirse los sonidos. Es un complemento indispensable para llevar a cabo las adecuadas labores de adecuación del sonido al espacio donde va a disfrutarse, garantizando una experiencia inmersiva y envolvente durante toda la reproducción.

Con todo ello, son una gran alternativa a los altavoces pasivos porque permiten ecualizar de manera automática el sonido, reproduciendo los matices de cada pista y amplificando la señal para generar un efecto de reverberación que potencia la calidad del sonido. No obstante, es preciso incorporarles un amplificador externo para disfrutar de la máxima calidad de sonido, siendo más complicado encontrar el efecto adecuado para cada situación y obligándonos a manejarlo manualmente.

Es cierto que todo ello se ve reflejado en el precio, pero este no debería ser un problema al existir distribuidores de altavoces y productos multimedia que ofrecen precios enormemente competitivos en toda su gama de productos. Una de las mejores y más apreciadas opciones por los consumidores en este sentido es Zococity, un portal web especializado en la venta de productos de electrónica de consumo afincado en Valencia caracterizado por ofrecer precios competitivos, un trato cercano y asesoría experta en todo tipo de productos. Como una de las marcas distribuidoras de referencia, el catálogo de Zococity.es cuenta con altavoces autoamplificados de marcas de primer orden, como Bose, Edifier, Jamo, Klipsch o Yamaha, con equipos para todos los gustos y de prestaciones adaptadas a cada tipo de consumidor. 

¿Por qué elegir un altavoz autoamplificado y cómo elegir el más adecuado?

Dadas las características de los altavoces activos, estos son la mejor opción cuando se precisa de una opción rápida a la par que práctica y resolutiva para disfrutar del mejor sonido sin detenerse a realizar los ajustes precisos que sí requieren los altavoces pasivos, que exigen de un control manual de los ajustes para ecualizar debidamente el sonido en función de los contenidos a reproducir y el entorno donde vayan a disfrutarse.

Siendo los trabajos de adecuación tan rápidos y sencillos y aplicándose de manera autónoma, los altavoces autoamplificados se erigen como la opción más recomendable en caso de tener escasa experiencia en el campo de la edición sonora, la ecualización del sonido y los altavoces y amplificadores en general; además, también son la mejor opción en caso de precisar de un equipo de sonido apto para trasladar de manera segura, ya que es habitual que cuenten con asas y sostenes que permitan transportarlos fácilmente sin que sufran daños. Claro que, todo ello, unido a la calidad de sonido que proporcionan, hacen que su coste final sea ligeramente superior en comparación con los altavoces de sonido pasivos, cuyas propuestas suelen ser más económicas.

A la hora de elegir el altavoz autoamplificado ideal, hay que tener en cuenta una serie de factores que permitirán cribar la extensa oferta que ofrece el mercado en este sentido, como el espacio del que se dispone, las opciones de ecualización automática y su incidencia en el entorno donde vayamos a ubicarlos o los complementos de los que se desea disfrutar durante su uso. Todo ello permitirá realizar una selección más exhaustiva del catálogo, eligiendo los altavoces idóneos para televisiones y ordenadores, adecuándolos al espacio disponible e invirtiendo en ellos una cantidad acorde a sus prestaciones.

Todos ellos dan excelentes resultados a la hora de disfrutar de contenidos multimedia en alta definición, como películas y series tanto en formato físico como en digital. El aspecto más importante a la hora de decantarse por un modelo u otro será discernir cuál va a ser el dispositivo con el que queramos utilizarlos, ya que a la hora de añadir un equipo de sonido a un ordenador las limitaciones de espacio y prestaciones acabarán siendo mayores que en otro tipo de productos, como televisiones o proyectores, que son perfectos para utilizar con los equipos de sonido más voluminosos al contar con un amplificador de mayor tamaño, capaces de hacer disfrutar de los contenidos con toda su gama de matices.

COMENTARIOS