El tiempo en: Andalucía
Viernes 27/11/2020

Sociedad

Regalar flores, un detalle emotivo que nunca pasa de moda

Las flores son detalles inolvidables que no necesitan un motivo concreto para ser regaladas

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
  • Flores.

Las flores son detalles inolvidables que no necesitan un motivo concreto para ser regaladas. Hay suficientes razones en el día a día para demostrar sentimientos de amor o amistad. Es un regalo siempre acertado en determinadas fechas señaladas como aniversarios o cumpleaños. Las flores y plantas son siempre bien recibidas, pues iluminan cualquier estancia donde se coloquen

En alguna ocasión, la mayoría de las personas, se han preguntado de dónde viene la tradición de regalar flores. Aunque parece ser que ha estado presente desde tiempo inmemorial, de lo que sí se tiene constancia es de que, ya en la Edad Media, el acto de regalar flores era parte de la cultura de los victorianos. Estos expresaban sus emociones a través de las flores y es una tradición que ha perdurado hasta hoy día. En cada acontecimiento importante en la vida de una persona están presentes las flores; un nacimiento, un aniversario, un cumpleaños e incluso cuando llega el momento de las despedidas en los actos fúnebres.

Arreglos florales para alegrar tiempos difíciles

En estos tiempos especialmente difíciles, en los que el Covid se ha convertido en una realidad presente, se puede alegrar la vida de los demás con flores, orquídeas, plantas... Es sencillo tener un detalle emotivo con ese amigo al que hace tiempo que no se ve. Con tan solo Enviar arreglos florales a Madrid, se puede hacer que la decoración de su hogar sea más alegre. También es un detalle para hacer a la familia o a esas personas que siempre han estado ahí, y que ahora, por las circunstancias, deben permanecer en la distancia

A continuación, se van a enumerar algunos de los beneficios que tiene regalar flores. Además de ser capaces de transmitir cualquier tipo de emoción o sentimiento sin pronunciar ni una sola palabra, de convertir momentos cotidianos en recuerdos inolvidables, regalar flores, plantas u orquídeas cuenta con muchas otras ventajas.

Regalo bello de la naturaleza


No hay duda de que las flores y las plantas son unos de los regalos más bellos que ofrece la naturaleza, con un efecto muy agradable en el estado de ánimo y en el buen humor de las personas. El hombre siempre ha vivido estrechamente unido a la naturaleza, pero hoy día, en los núcleos urbanos, esa conexión se ha perdido y eso pesa en el día a día. Enviar flores es regalar un trocito de esa naturaleza que se considera como parte de la gran belleza, de la que se disfruta y hace conectar con las raíces.

Romanticismo en estado puro

Aunque no es un regalo exclusivo de las relaciones de pareja, sí que es muy habitual entre los amantes. Son el detalle más romántico que se puede tener en cualquier día del año, sin necesidad de esperar a una fecha señalada. Cuidar una relación con este tipo de acciones hace que el amor se mantenga fuerte, sobre todo cuando se lleva ya mucho tiempo y se empieza a caer en la monotonía, sin tener demasiados momentos románticos. Regalar flores convierten un día cualquiera en un momento especial.

Previenen la tristeza

En la vida se pasan por situaciones complicadas que hay que afrontar. En estos momentos, por ejemplo, con el Covid, son muchas las familias y las relaciones con amigos que deben permanecer en la distancia, esperando mejores momentos. Algunos, especialmente las personas mayores que se encuentran más aisladas por ser un grupo de riesgo, se sienten solas, incluso un poco abandonadas. Las flores y plantas mejoran el estado de ánimo y previenen la depresión. La persona que las recibe se siente mejor simplemente porque alguien querido se ha acordado de ella.

Experiencia emocional

Las flores y plantas no son solo algo material. Mucho más que un bonito adorno, ofrecen una experiencia sensorial a través de su agradable aroma, sus colores y sus texturas. A través del lenguaje de las flores, se pueden expresar muchos mensajes sin decir palabra, ya sean de amor, de esperanza, de agradecimiento, de admiración...

Ayudan a la relajación

El ritmo actual que imprime la sociedad hace que la mayoría de la población viva estresada. Las flores y plantas son un excelente regalo en este sentido, pues tienen el efecto de relajar a aquel que las mira. Invitan a la contemplación y producen un gran deleite. Por tanto, son un buen obsequio para enviar al trabajo, pues es uno de los entornos donde suele sufrirse un mayor grado de estrés.  

Contribuyen a respirar un aire más puro

Respirar naturaleza es respirar aire puro, por eso no está de más traer un poco de ella a los entornos cerrados donde no está presente. Las plantas recogen el dióxido de carbono y lo convierten en oxígeno, es decir, purifican el aire de cualquier habitación en la que se coloquen. Este regalo es, por tanto, una inversión en salud, no solo emocional y psíquica, sino también física. Aquel que regala plantas y flores se preocupa por el bienestar de la persona a la que se las ofrece, y simbolizan mucho más que cualquier regalo de última tecnología.

COMENTARIOS