Actualizado: 18:51 CET
Miercoles, 23/09/2020
Publicidad Ai
Publicidad Ai

sociedad

Se dispara el uso de máquinas de afeitar y cortapelos debido al Covid este 2020

Seguimos buscando el mejor cuidado de nuestra imagen, pero esta vez haciéndolo todo en casa

  • Maquinilla de afeitar.

Sin duda, 2020 va a ser uno de esos años que quedan para el recuerdo. Familias de toda España han tenido que pasar semanas confinadas en casa para reducir el contagio de la pandemia del coronavirus. La pandemia que sigue azotando al mundo entero ha cambiado nuestra vida por completo.

Es algo que muchos negocios han notado en sus propias carnes, sea con cierres temporales, despidos, caídas en la facturación o, en el peor de los casos, con cierres definitivos. También lo han notado, sobre todo, las familias del país que han visto sus opciones muy reducidas a la hora de salir a la calle.

Un cambio total de panorama que ha llevado a nuevas costumbres y a la experimentación con otras actividades distintas. Mucho más uso de internet, personas que se lanzan a estudiar desde casa, personas que teletrabajan o, incluso, personas que, entre otras cosas, han decidido cortarse el pelo por su cuenta.

Con peluquerías cerradas o con duras medidas de seguridad e higiene, las ventas de máquinas de afeitar y cortapelos se han dispuno de los efectos causados por el COVID-19 este año, uno que nadie habría esperado y que ha hecho que portales como arado. Es esta

web que explica cuales son las mejores máquinas de afeitado hayan crecido brutalmente gracias a sus consejos.

¿Por qué el aumento de ventas de máquinas de afeitar?

Hay muchas razones claras tras este incremento en ventas, pero la primera es una que salta a la vista: el confinamiento. Al no poder salir a la calle durante las semanas más duras del encierro, salvo para la compra de alimentos, muchas familias han tenido que optar por buscar opciones y soluciones en casa.

El pelo no entiende de encierros, y sigue creciendo a su ritmo habitual. Dado que muchas peluquerías y barberías han permanecido completamente cerradas durante este tiempo, las personas han tenido que buscar soluciones por su propia cuenta. ¿El resultado? Acudir a internet para empezar a comprar máquinas recortadoras o de afeitar.

Muchos modelos disponibles, aunque todos ellos ofreciendo el mismo tipo de solución. Muchas personas han tenido que aprender a cortarse el pelo sobre la marcha, aunque han conseguido bastantes buenos resultados incluso en su primera vez. Otras, directamente han tenido que optar por raparse directamente para evitar accidentes al cortarse el pelo.

En ambos casos, estas máquinas han sido las protagonistas. Aun así, también hay que sumar otros factores tras el incremento de las ventas. El segundo es el comercio online, principal responsable de la mayoría de compras hechas durante estos meses tan anómalos para todo el mundo.

Los usuarios han podido encontrar máquinas de afeitar y de cortar el pelo a precios bastante interesantes en numerosas tiendas online. Gracias a eso, lo han tenido sumamente fácil para escoger un modelo interesante, sobre todo con webs comparadoras y de reseñas de por medio.

Al comprar online, solo tenían que escoger el modelo que les atrayera o que hubieran visto recomendado. Con solo hacer la compra, el producto llega a la casa en el menor tiempo posible gracias a la labor de los repartidores, de los pocos que han podido seguir desarrollando su actividad durante las semanas y meses de confinamiento con relativa normalidad.

La tormenta perfecta para la venta de máquinas para cortar el pelo

Con una pandemia de por medio que ha impedido salir a las calles, la necesidad de seguir manteniendo una buena imagen y, por último, las facilidades de las tiendas online, se ha tenido simplemente una tormenta perfecta. Todo el contexto que ha causado el coronavirus ha servido para que el e-commerce crezca. Y eso, ligado a la imagen de las personas, ha ayudado muchísimo a las máquinas de afeitar eléctricas y las de corte de pelo.

Opciones que, además, acaban resultando en un buen ahorro para las personas. Con el paso del tiempo y la familiarización con su uso, poco a poco se aprende a cortarse el pelo, recortar la barba o incluso eliminar el vello tanto facial como corporal. Eso acaba provocando que no sea necesario acudir a peluquerías ni barberías.

Precisamente otro elemento que ha fomentado la venta de estos aparatos, ya que quienes los han comprado no solo han pensado en seguir cortándose el pelo, sino también en el ahorro que supone a largo plazo. En realidad, son todo ventajas visto desde un punto de vista práctico y económico.

Las ventas han crecido como nunca antes, y lo que es mejor para este sector, seguirán creciendo aunque a un ritmo más pausado. A mayor número de máquinas compradas, más posibilidades de que aumente el boca-oído y más personas se animen. La rueda ya ha empezado a girar.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
chevron_left
Detenido un hombre de 39 años por abusos sexuales a varias menores en Mallorca
chevron_right
Cómo elegir una buena batidora para tu casa