Actualizado: 10:57 CET
Miercoles, 30/09/2020

sociedad

Resumen de gastos que lleva traer un bebé al mundo

¿Cuánto le cuesta a una familia la llegada de un nuevo integrante? Hacemos los cálculos.

  • Un bebé.

La llegada de una nueva criatura a la familia siempre es algo digno de celebración. Es una nueva vida, otra persona más que enriquece el conjunto familiar y que llega dispuesta a llenar de vida y alegría cada día. Algo realmente especial para los padres y para el resto de la familia, que siempre lo acoge con los brazos abiertos y toneladas de ilusión.

Pero hay otra cara en esa moneda, y precisamente tiene que ver con las monedas. Traer un bebé al mundo es algo que supone un gasto considerable para las familias. De hecho, durante sus primeros años de vida, mantener y cuidar al niño como es debido requiere hacer una importante inversión semanal, mensual y, por supuesto, también anual.

Muchos no hacen las cuentas previamente, y eso supone llevarse una especial sorpresa cuando se empieza a gastar dinero en todo lo que hace falta, sobre todo durante el primer año de vida del bebé. Hay muchos factores a tener en cuenta, y es por eso por lo que conviene hacer ese ejercicio matemático para comprobar cuánto dinero conlleva la llegada de un bebé al núcleo familiar.

Un resumen de los gastos que implica traer un bebé al mundo es lo que muchas familias necesitan para tener claro si es el momento o no. Una nueva vida siempre es motivo de alegría y jolgorio, pero también es una responsabilidad más que elevada. Garantizar su bienestar depende también de la economía doméstica.

Gastos habituales para un bebé durante sus primeros años

Hay muchos elementos a considerar. Desde la comida hasta la ropa o incluso las sillitas para bebés, para las que ayuda mucho la información disponible en webs como esta. Todo compone un abanico fundamental para el pequeño, a la vez que una fuente de gasto que puede drenar rápidamente los ingresos familiares durante los primeros meses.


Pero, ¿cuánto se gasta exactamente en un bebé periódicamente? Según la Confederación Española de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios (la CEACCU), el gasto en un hijo, desde que nace hasta que cumple la mayoría de edad, ronda aproximadamente los 100.000 euros. Son cifras que pueden marear a cualquiera, aunque se concentran sobre todo en los 3 primeros años de vida.

Ese periodo es aquel en el que el hijo requiere de más atención y, al mismo tiempo, de más productos para garantizar su bienestar. Las cifras de diferentes estudios señalan que el gasto promedio mensual en un bebé durante esa ventana de tiempo es de más de 1.100 euros, una cifra que supera al SMI español por poco, pero con una diferencia que se hace de notar.

El motivo de esto es todo lo que rodea al pequeño, y lo que necesita. El equipamiento del hogar, véanse cunas, bañeras, vestidores y un larguísimo etcétera; la alimentación, con esos productos específicos para una criaturita que todavía está formándose y desarrollándose. Todo eso influye mucho en esta cifra de gasto, de hecho, ostenta la mayoría del dinero invertido.

Aunque no es lo único, por supuesto, también hay que tener en cuenta la más que necesaria ropa para el pequeño, y por supuesto los pañales. Puede resultar curioso, pero la media española de gasto en pañales durante los 2 primeros años de vida de un bebé se mueve entre los 700 y los 1.200 euros aproximadamente. Todo dependiendo de marcas y de cualidades.

Puede parecer un gasto excesivo el de los pañales, pero teniendo en cuenta que la media del bebé en sus primeros días es de 8 pañales diarios, no es tan disparatado. Afortunadamente, durante el segundo año de vida, la media baja hasta la mitad aproximadamente al día, pero siguen siendo números considerables, sobre todo teniendo en cuenta el coste que tiene este producto de primera necesidad.

Todo esto son cifras que las familias deben tener muy en cuenta, sobre todo a la hora de planificar tanto gastos como ingresos. Hacer presupuestos mensuales conociendo estos números puede servir para pensar con mayor detenimiento si es buen momento, o no, para tener un bebé en casa.

Hay familias que lo meditan muchísimo precisamente por números como los expuestos, pero no siempre tiene por qué ser así. A veces, la ilusión y la alegría que trae consigo una nueva vida son más que suficientes para justificar el tener que apretarse el cinturón un poco más durante un tiempo.

Tener un niño es una bendición, se mire como se mire, y eso es algo que está por encima de costes, de pañales, de ropitas, de carritos y de comidas. Aunque, aún así, el dinero es muy importante para poder garantizar una buena calidad de vida, y más para algo tan frágil y delicado como un bebé.

COMENTARIOS

Publicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
Claves del éxito de DondeReparo, portal especializado en reparaciones de móviles
chevron_right
Expertos aseguran que cada vez hay que tener más cuidado con las compras online