Actualizado: 16:34 CET
Lunes, 21/09/2020

sociedad

Cómo preparar una cachimba

La gran variedad de sabores y la sensación agradable que produce su uso ha triunfado especialmente entre los más jóvenes

  • una cachimba.
  • Cada cachimba tiene una capacidad diferente en cuanto al carbón que admite

El uso de cachimbas en hogares y espacios recreativos se ha vuelto realmente popular. La gran variedad de sabores y la sensación agradable que produce su uso ha triunfado especialmente entre los más jóvenes. Pero lo cierto es que no todo el mundo sabe cómo preparar una cachimba correctamente para que su uso sea el más adecuado.

En primer lugar hay que conocer qué partes son necesarias para que una cachimba funcione, como puede ser un Hornillo, para saber cómo hacerla funcionar y así comenzar a inhalar. Así que para que aprendas cómo preparar una cachimba os vamos a mostrar qué partes la componen y cómo hacerla funcionar en pocos pasos.

Elementos que forman parte de una cachimba

Los elementos básicos de una cachimba son:

Cuerpo

Es la zona central o tronco de la shisha y actúa de punto de unión de la base, donde se deposita el agua; con la zona superior, donde se coloca la mezcla para fumar. En el cuerpo también se sitúa la válvula.

Manguera

La manguera es la extensión a través de la cual se aspira la mezcla. Normalmente son acrílicas o de silicona y algunas cachimbas incluyen dos mangueras para que sean usadas por personas distintas a la vez.

Base o ánfora

Es la zona donde se añade el agua para el uso de la cachimba. Opcionalmente se puede añadir zumos o alcohol y en cuanto al material, suelen ser de cristal.

Cacerola

Aquí es donde se coloca la mezcla o el tabaco para posteriormente taparlo con una lámina con agujeros. Esta cacerola normalmente está elaborada en cerámica.

Hornillo

El hornillo puede ser eléctrico o de carbón natural y es fundamental para encender la cachimba. Puede venir integrado en la misma o puede comprarse de forma independiente para que sea portátil.

Juntas

Son las piezas de metal o de plástico que actúan de unión de las anteriores piezas y que ayudan a asegurar la estabilidad de la cachimba. Así su uso es mucho más seguro.

¿Cómo preparamos la cachimba?

Ahora que ya sabes la utilidad de las diferentes partes de la cachimba hay que proceder a su preparación. Para hacerlo de forma correcta tan solo hay que seguir los pasos que se muestran a continuación:

Paso 1: Rellenar de agua la base

Hay que rellenar de agua (u otro líquido) la base de la shisha. Lo recomendable es rellenar en torno a dos tercios de la capacidad (70 %) y acoplar la base al tronco de la cachimba con cuidado.

Paso 2: Introducir el tabaco o mezcla

Ahora hay que introducir la mezcla o el tabaco en la cacerola. En función de si se opta por tabaco o por gel, la cacerola debe ser diferente para que se adapte a la textura y cualidades de cada producto. Las cacerolas normales que vienen al comprar la cachimba tienen orificios en la zona inferior y son las más recomendables para usar con tabaco. Si por el contrario se prefiere usar geles, es importante comprar una cacerola tipo “phunnel”, que evita que la mezcla se desprenda por los orificios. Existe una gran variedad de aromas y sabores a elegir.

Paso 3: Tapar la cacerola con papel de aluminio

Ahora llega el momento de cubrir la cacerola con papel de plata o aluminio agujereado con anterioridad. Existen packs que se venden a medida y con los agujeros hechos, pero también se pueden hacer en casa con un poco de paciencia. Lo ideal es que los orificios sean pequeños y que estén repartidos por toda la superficie. Con un palillo de madera u otro objeto similar se hacen con facilidad.

Paso 4: Comenzar a calentar

Ahora llega el momento de usar el hornillo eléctrico para calentar el carbón natural o de usar carbón autoencendible, según el tipo de hornillo que tengas. Se coloca el carbón prendido en la cacerola que previamente se ha protegido con papel de plata.

Paso 5: Comprobar el funcionamiento

Con todo listo llega el momento de comprobar cómo la cachimba empieza a funcionar. Para ello tienes que utilizar la manguera y absorber. Si la cachimba está lista se genera un burbujeo en el agua que se percibe rápidamente. El humo generado se enfría con el agua y asciende por la manguera hasta que lo inhalas.

Paso 6: Corregir posibles errores

Si se percibe que se expulsa muy poco humo hay que intentar aspirar con más fuerza. Si esto no funciona quizás sea necesario añadir más carbón en la cacerola para que tenga más poder calorífico. Cada cachimba tiene una capacidad diferente en cuanto al carbón que admite, así que el esfuerzo para inhalar puede ser más fuerte en unas que en otras.

Y con este último paso la cachimba está lista para que empieces a disfrutarla en casa en soledad o en compañía de familiares o amigos.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
chevron_left
Derechos Sociales admite que el 112 no es accesible para personas sordas
chevron_right
La investigación apunta al yerno de la anciana descuartizada en Chapinería