Actualizado: 16:51 CET
Miercoles, 22/01/2020

sociedad

La salud bucal es sinónimo de calidad de vida

No basta con cepillarse los dientes todos los días, el mantenimiento de la boca merece atención en todos los elementos que la componen

  • Una muela.
  • Para mejorar la sonrisa está disponible la odontología estética, la cual consiste en diseñar y modificar los aspectos de la sonrisa

No basta con cepillarse los dientes todos los días, el mantenimiento de la boca merece atención en todos los elementos que la componen, desde los dientes, pasando por la lengua y las encías. Visitar al odontólogo periódicamente debe convertirse en una regla para evitar enfermedades bucales.

Ahorrarse consultas puede costar el doble

El cuidado de la boca es tan importante como el de cualquier otro miembro del cuerpo, por eso es un deber darle la atención que se merece. Evitar pagar una consulta odontológica para ahorrar dinero, puede resultar más caro de lo imaginado.

La salud no tiene precio, y los esfuerzos que se hagan para cuidarla tendrán una gran recompensa. Al realizar visitas periódicas al dentista es posible detectar irregularidades que pueden ser tratadas a tiempo y evitar enfermedades que pueden convertirse en un verdadero problema.

Aunque no lo parezca, en general, la principal causa del desarrollo de enfermedades bucales se debe a la mala higiene. No cepillarse los dientes de la manera correcta, no usar enjuagues o el hilo dental, aumenta las posibilidades de que se produzcan caries, halitosis, pérdida de piezas dentales, etc.

Es por ello que los dentistas recomiendan cepillar los dientes tres veces al día o después de cada comida. La técnica correcta es cepillar de arriba hacia abajo los dientes ubicados en la parte superior y de abajo hacia arriba los que se encuentran en la parte inferior.

Este método es necesario combinarlo con el enjuague bucal, ya que más allá de refrescar el aliento, elimina las bacterias y microorganismos que se adhieren a los dientes y originan las caries. Y no nos olvidemos del hilo dental para remover los restos que quedan atrapadas entre los pequeños espacios de los dientes.

Diferentes especialidades en odontología

Las clínicas dentales ofrecen diversos servicios especializados, con personal capacitado para dar respuesta a cada uno de los casos que se presentan y por lo general, cuentan con equipos de avanzada tecnología. 

  • La consulta de odontología general es la más frecuentada, porque es donde se realizan las limpiezas y la revisión de la cavidad bucal. En este área, además de recibir el mantenimiento completo de la boca, también realizarán un diagnóstico del estado de todos sus componentes.
  • La cirugía maxilofacial es otra especialidad. No sólo se enfoca en el tratamiento de enfermedades de la boca, sino también en irregularidades en la cara y el ámbito cráneo-facial. Es decir, desde la extracción de morales y muelas, hasta cirugías reconstructivas de la cara.
  • La rehabilitación bucal es el servicio dirigido a pacientes que han perdido piezas dentales a consecuencia de sufrir caries, enfermedades de las encías o accidentes que hayan provocado fracturas.

Tiene la característica de devolverle no solo la función estética al diente, sino que también devuelve la posibilidad de masticar sin problemas.

Todo esto es posible gracias a la colocación de fundas dentales, las cuales consisten en una funda o corona que cubre el diente en su totalidad –a diferencia de las carillas– y permite solucionar todos los problemas que arraigados a la pérdida de una pieza dental.

  • La endodoncia es la especialidad más popular de la odontología, ya que se encarga de la prevención y tratamiento de las enfermedades asociadas al nervio dental. Cuando existe un dolor intenso de la muela o del diente, o se oscurece, es porque el nervio está inflamado y es necesario el tratamiento de conducto.
  • Y la odontopediatría, orientada hacia la prevención y tratamiento de los problemas dentales y bucofaciales en los más pequeños, desde su nacimiento, hasta que alcanzan la adolescencia.

Para nadie es un secreto que a los pequeños les causa terror ir al dentista, por esa razón en este departamento reciben un trato muy especial.

Tratamientos que cuidan la estética de tus dientes

Un diente no alineado, amarillo y partido resulta más que un problema de salud, es una complicación visual para muchos pacientes. Esta sin duda es una de las razones que han motivado los avances tecnológicos que hoy día existen para brindar las soluciones esperadas a los clientes.

La ortodoncia u ortopedia maxilar, es el servicio encargada del estudio, prevención, diagnóstico y tratamiento de las anomalías de forma y posición de los dientes. Uno de los elementos empleados por excelencia son los retenedores que se encargan de corregir la alteración de la cavidad bucal.

Para mejorar la sonrisa está disponible la odontología estética, la cual consiste en diseñar y modificar los aspectos de la sonrisa.

En otras palabras, se encarga de encajar a la perfección la forma y el color de los labios, la forma de las encías, la geometría de los dientes y el color de la dentadura, para brindar la apariencia más estética y natural posible.

A muchas personas no les gusta la apariencia de una sonrisa con brackets, en estos casos la ortodoncia invisible es la mejor opción. En ella, se emplean los brackets zafiro, siendo muy resistente y lo mejor de todo, totalmente transparente. Es el tratamiento ideal para las personas que cuidan aún más su apariencia.

Problemas con dientes amarillos

El color de los dientes suele ser una de las primeras cosas que vemos; tener unos dientes blancos con solo el cepillado, realmente no es posible.

Sin embargo, para obtener uniformidad en su color, es necesario un blanqueamiento dental. Por ningún motivo intentes hacer un “blanqueamiento casero” con ningún producto. Normalmente suelen ser sustancias muy abrasivas que podrían ocasionar daños en el esmalte.

El blanqueamiento dental es una técnica muy segura siempre y cuando sea realizado por odontólogos capacitados.

La pérdida de una pieza dental es más que un problema estético

Por cultura general, sabemos que cada uno de los dientes tiene una función específica; el nombre de los dientes nos permite diferenciarlos y agruparlos según el papel que desarrollen.

Por ejemplo, los caninos o colmillos, son quizá la pieza dental más sólidas y reconocible de todas por su forma puntiaguda; su papel principal es desgarrar los alimentos más duros, un trozo de carne, por ejemplo.

O los premolares y molares, que aunque comparten ciertas similitudes, cumplen funciones diferentes. Los premolares se encargarán de desgarrar y triturar los alimentos, mientras que los molares van a moler los alimentos y prepararlos para facilitar todo el proceso de digestión.

Cada uno de los dientes desarrolla una función específica fundamental; la falta o pérdida de uno de ellos no solo da una apariencia poco estética, sino que además, tal masticado.

Gracias a la existencia de las prótesis dentales, el espacio vacío que deja la ausencia de un diente puede ser ocupado por una nueva pieza dental, que además puede pasar como uno propio, ya que luce muy natural.

La implantología dental también consiste en la sustitución de los dientes perdidos, con implantes dentales, pero a diferencia de las prótesis, estos se colocan en el hueso maxilar o mandibular. Estas piezas permiten restituir las funciones masticatorias, fonéticas y estéticas.

El interés por dar respuesta a las afecciones relacionadas con la boca, ha hecho posible el surgimiento de innumerables alternativas para conservar los dientes en las mejores condiciones. Hace cinco décadas o más, se empleaban embarazosos aparatos para corregir la dentadura, en la actualidad los brackets son invisibles.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad Ai
Publicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
¿Cómo financiar tu desarrollo personal? Conoce 5 maneras de lograrlo
chevron_right
Muere un hombre de 72 años atropellado por un turismo en Guriezo