Actualizado: 20:42 CET
Domingo, 15/09/2019

sociedad

La Policía Nacional vigila a los drones que surcan el cielo de Madrid

Un "método antidron" en pruebas que detecta la ubicación de estas aeronaves no tripuladas mediante un sistema de inteligencia artificial

Cargando el reproductor....

La Policía Nacional ha puesto en marcha en la ciudad de Madrid un "método antidron" en pruebas que detecta la ubicación de estas aeronaves no tripuladas mediante un sistema de inteligencia artificial y que ha permitido a los agentes identificar a los pilotos que han cometido irregularidades en 545 vuelos de 195 drones en los últimos dos meses.

Según un comunicado de Policía Nacional, gracias a la labor preventiva y protectora que realizan sus agentes se han detectado vuelos entre los 200 metros de altura y los 450 metros, que suponen "un peligro real para los servicios aéreos".

La Ley de Seguridad Ciudadana y la Ley de Navegación Aérea recogen propuestas de sanción de hasta 90.000 euros dependiendo de la gravedad y el riesgo producido por la aeronave no tripulada, ha recordado el Cuerpo.

El sistema de inteligencia artificial que se está poniendo a prueba, de la empresa española ASDT, permite averiguar el lugar exacto donde se encuentra el piloto que controla la aeronave de forma remota tras realizar una infracción, con el objeto de neutralizar los vuelos ilegales.

Y es que dentro de las labores preventivas que realiza la Policía Nacional se encuentra la función de hacer cumplir la normativa vigente sobre vuelo de drones, con el objeto de salvaguardar el cielo de las ciudades españolas de cualquier peligro producido por aeronaves no tripuladas.

Para ello, una vez divisado el vuelo infractor y encontrada la ubicación de la persona que lo controla a distancia, los agentes pueden identificar al piloto y realizar la propuesta para sanción según la normativa vigente.


UN PILOTO LOCALIZADO EN LA TERRAZA DE UN HOTEL

Incluso se ha averiguado la ubicación de aquellos infractores que se encontraban en lugares menos accesibles como la terraza de un hotel, el interior de un establecimiento o el balcón de un domicilio.

En concreto, 30 vuelos han superado los 200 metros, incluso uno de ellos llegó a los 450 metros de altura.

Para evitar posibles infracciones -descritas en la Ley de Navegación Aérea y la Ley de Seguridad Ciudadana- que puedan comprometer el espacio aéreo, la Policía Nacional recomienda seguir las normas vigentes a la hora de pilotar cualquier tipo de dron.

COMENTARIOS

Publicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
Instituciones Penitenciarias mantiene a Urdangarin en segundo grado
chevron_right
Cinco detenidos por robar más de 100 kilos de cobre en una nave