Actualizado: 14:08 CET
Martes, 19/11/2019

sociedad

Aprende todo lo necesario sobre los préstamos

Si estás pensando en pedir un préstamo, debes tener ¿Qué es? ¿Qué responsabilidades tendrás una vez que lo adquieras? ¿Cuáles son sus pros y sus contras?

  • Préstamos.

Si estás pensando en pedir un préstamo, debes tener ¿Qué es? ¿Qué responsabilidades tendrás una vez que lo adquieras? ¿Cuáles son sus pros y sus contras?, entre otras cosas, ya que es un paso importante para que estés conforme y puedas cumplir con las cláusulas correspondientes al tipo de préstamo que adquieras. 

Empecemos entonces por definir ¿qué es un préstamo? Un préstamo es una operación a través de la cual, una entidad financiera o bancaria, ofrece una cantidad determinada de dinero a sus clientes, bajo la figura de un contrato. 

Se hace bajo la modalidad de contrato, porque cuando se obtiene un préstamo, se adquiere con él, la responsabilidad u obligación de cumplir con una serie de normas establecidas, así como se debe cumplir con la devolución del dinero en un plazo de tiempo establecido. Este plazo de tiempo será de mutuo acuerdo entre las partes. Y dependiendo de este plazo, se calculan las comisiones e intereses que se deben pagar. 

Por lo tanto, cuando se tratan los términos que involucran un préstamo, se define como “principal” a la cantidad de dinero que se pide prestada, como “interés” el precio que pagamos por poder disponer de ese dinero. Cuando se habla del “plazo”, se hace referencia al periodo de tiempo que se tiene para pagar el préstamo, y la “cuota”, es cada uno de los pagos que se realiza durante el periodo establecido, y además es allí donde se reparte la cantidad generada por el interés.  

¿Qué es un prestamista? Y ¿Y un prestatario?

Se conoce como “prestamista” a la entidad financiera, o persona que cede o presta el dinero o incluso un bien inmueble, bajo el concepto de préstamo. Y como “prestatario” a la persona que recibe el bien o el dinero. Con la plena intención de devolverlo en el tiempo establecido o acordado entre las partes. 


Tipos de préstamos 

Existen varios tipos de préstamos, entre los más comunes tenemos: 

  • Los préstamos al consumo

Este es un préstamo que se suele pedir y utilizar para financiar la adquisición de bienes materiales o también conocidos como bienes de consumo que son de carácter duradero. Como por ejemplo: muebles, coches, motos, electrodomésticos, entre otros. 

  • Préstamos para estudios

Los préstamos para estudios, son el tipo de préstamo más utilizado en algunos países como el Reino Unido, Estados Unidos, y otros países Europeos. Ya que sus intereses suelen ser más bajos que los préstamos personales.  

Esto mayormente a que cada vez son más las entidades financieras que mejoran su oferta, especialmente en España. Recordemos que estos son préstamos dirigidos netamente a estudiantes, los cuales les son otorgados para financiar sus matrículas universitarias, estudios de postgrado o incluso estudios en el extranjero. 

  • Los préstamos personales

Es un tipo de préstamo que se usa para financiar las necesidades específicas que nos surgen en un momento determinado y que por lo general no implican cantidades muy altas de dinero. Este tipo de préstamo es similar a un préstamo de consumo, sin embargo, estos se pueden solicitar para pagar gastos de: viajes, bodas, tratamientos médicos, entre otros. 

  • Los préstamos hipotecarios

Otro de los tipos de préstamos más famosos y reconocidos son los préstamos hipotecarios, ya que este tiene como característica principal, que se ofrece como garantía de pago un bien inmueble, es decir, la garantía es real de un bien tangible. Por lo tanto, en el caso de que no se cumpla con lo establecido en el contrato, la entidad financiera pasaría a tomar posesión del bien que esté hipotecado. 

  • Otro tipo de préstamos 

Hoy en día, existen otro tipo de préstamos que se pueden solicitar a través de entidades financieras que funcionan a través de la web, y estos son conocidos como préstamos rápidos online, y se caracterizan por ser créditos bastante flexibles, no te cobran comisión de apertura, te ofrecen cantidades que van desde los 500 hasta los 5000 Euros, no pagas de forma anticipada, y lo puedes hacer efectivo 15 minutos después de realizar la solicitud. 

Para acceder a este tipo de créditos, es imprescindible que no estés inscrito en el ASNEF y que acredites ingresos frecuentes a tu cuenta bancaria. Además de que debes tener entre 18 y 70 años y sobre todo no estar registrado en ningún tipo de archivo de morosidad. 

¿Te interesa este tipo de crédito o préstamo?, si es así, te invito a que entres en Creditea y obtengas mucha más información, ya que allí están disponibles todos los tipos de créditos online y puedes tener la información detallada de cada uno de ellos, el paso a paso para su proceso de solicitud, los formularios que debes rellenar, así como todo lo referente a la evaluación que ellos realizarán de tu información, ya que dependiendo de esta, te será o no asignado el préstamo o crédito. 

COMENTARIOS

Publicidad Ai
chevron_left
En libertad el presunto pederasta que simulaba ser agente secreto
chevron_right
Un incendio de Tarragona afecta una superficie de 2.500 hectáreas