Actualizado: 11:53 CET
Sábado, 14/12/2019

sociedad

Detienen a un médico por abusar de unas 20 mujeres en Las Palmas

La detención se produce después de que el 30 de noviembre de 2018 una mujer decidiera denunciar a su médico de cabecera en un centro de salud

  • Policía Nacional.

Agentes de la Policía Nacional han detenido a un hombre, de 65 años y con antecedentes policiales por hechos de la misma naturaleza, como presunto autor de un delito de abusos sexuales al supuestamente realizar tocamientos de índole sexual en su consulta a, al menos, 20 mujeres en Las Palmas de Gran Canaria.

La detención se produce después de que el 30 de noviembre de 2018 una mujer decidiera denunciar a su médico de cabecera en un centro de salud de Las Palmas de Gran Canaria, donde exponía que había sido víctima repetidamente de tocamientos de índole sexual por parte del 'profesional' sanitario, según informó la Policía Nacional en nota de prensa.

Además la mujer aseguró a los agentes de que no se trataba de un hecho aislado, sino que llevaba varios meses ocurriendo, por lo que tras superar "el miedo y la vergüenza" decidió poner los hechos en conocimiento de la Policía Nacional.

Así, en el marco de la investigación policial, los agentes pudieron localizar a otras 99 mujeres que habían solicitado cambiar de médico y de las que al menos una veintena sufrieron supuestamente tocamientos de índole sexual en la consulta del arrestado, si bien afirmaron que no habían denunciado por miedo en algunos casos y por vergüenza en otros.

Finalmente, tras concluir la investigación e identificadas todas las víctimas del médico, los agentes procedieron a su detención como presunto autor de delitos de abusos sexuales. Por último, tras instruirse el correspondiente atestado policial, el detenido fue puesto a disposición de la Autoridad Judicial competente.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Tres detenidos en La Roda por inducir a una menor al abandono de hogar
chevron_right
15.000 niños crecen en una residencia a la espera de ser acogidos