Actualizado: 12:11 CET
Lunes, 25/03/2019

sociedad

Piden 9 años a estafador con células madre que engañó a 400 familias

Cobraba entre 1.800 y 2.200 euros, "fingiendo mantener una relación mercantil de almacenaje y conservación de las muestras con laboratorios"

  • laboratorio de investigación

La Audiencia Nacional juzga desde este lunes a un acusado de estafar con células madre del cordón umbilical para su conservación por lo que cobraba entre 1.800 y 2.200 euros, "fingiendo mantener una relación mercantil de almacenaje y conservación de las muestras con laboratorios" que era inexistente.

Unas 400 familias se vieron perjudicadas por esta estafa, por la que se enfrenta a una petición de 9 años de cárcel por ese delito y por otro de falsificación de documento oficial, así como a una multa de 4.320 euros por cada delito y a indemnizar a los afectados con cantidades que oscilan de los 2.250 a los 240 euros.

Según el escrito de acusación de la Fiscalía, el acusado, Raúl Conejero López, nacido en Alcoy (Alicante), desempeñó desde 2009 hasta el 16 de febrero de 2011 "el cargo de agente comercial" de la empresa Stem Cell en España, "principalmente para la zona de Levante, la comunidad autónoma Valenciana, de Murcia y de algunas zonas de Castilla La Mancha".

En esa labor, se dedicaba a contactar con los servicios de ginecología de los hospitales de la zona citada y tras realizar charlas informativas con las pacientes interesadas, contrataba la crioconservación de las células madre obtenidas del cordón umbilical de los recién nacidos.

Posteriormente remitía las muestras al laboratorio MLB Medical Laboratories of Bonn, en Alemania, que se encargaba de almacenarlas "remitiendo a los pacientes diversa documentación médica donde se aportaba el análisis genérico de las muestras y se facilitaba el número de registro y de almacenaje".

Tras ser despedido de la empresa, el acusado "continúo utilizando el nombre comercial de Stem Cell" y "aprovechando la credibilidad profesional que le otorgaba" esa, ya falsa, representación comercial, "creó la sociedad Representaciones Biomédicas Levante y las marcas comerciales Instituto Celular y Criocell".

De este modo, contrató "con numerosos clientes la recogida y conservación simulada de las muestras, a quienes entregaba diversa documentación simulada donde aparecían laboratorios inexistentes".

Además, "simulaba la firma de médicos de los laboratorios en certificados con los resultados de los análisis de células madre de sangre del cordón umbilical extraído durante el parto".

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
Día primaveral en casi toda España menos en Galicia y el Estrecho
chevron_right
Continúa ingresado tras recibir un disparo en el pie por un accidente

¿Cansando de leer noticias?

Andalucía Información pone a disposición de sus lectores un servicio gratuito de lectura dictada. Entra en cualquier noticia y pincha sobre el botón rojo que hay debajo de la foto.