Actualizado: 16:44 CET
Domingo, 17/02/2019

sociedad

Mossos atribuyen a un accidente la muerte de una profesora en Lleida

A la altura de Albatàrrec, de una vecina de Les Borges Blanques de 39 años, N.B., desaparecida desde la madrugada del sábado cuando salió de la discoteca

  • Búsqueda.

Los Mossos d'Esquadra atribuyen inicialmente a un accidente la muerte en el canal de Serós (Lleida), a la altura de Albatàrrec, de una vecina de Les Borges Blanques de 39 años, N.B., desaparecida desde la madrugada del sábado cuando salió de la discoteca de 'Manolita' de Lleida y cuyo cuerpo fue recuperado el domingo por la noche.

Será el equipo forense el que determine las causas de la muerte, han explicado a Europa Press los Mossos d'Escuadra, que no han encontrado indicios de violencia.

La unidad subacuática de los Mossos ha coordinado este lunes la recuperación del coche del canal, que fue localizado el domingo sobre las cinco de la tarde tras una intensa búsqueda en la que participaron durante todo el día vecinos de pueblos de Les Garrigues y el Segrià.

En la búsqueda de mujer, madre de dos hijos, nacida en Castelldans y profesora de literatura del Institut Manuel de Montsuar de Lleida, participaron cinco unidades de bomberos, la Unidad de Seguridad Ciudadana de los Mossos, dos helicópteros dotaciones de los Bomberos, con unidades subacuáticas y caninas, agentes rurales y de la Policía Local y centenares de voluntarios.

Fue el marido de la mujer quien alertó el sábado por la mañana a los Mossos d'Esquadra de que su mujer había salido a cenar el viernes con unas amigas y no había regresado a casa.

Este lunes la comunidad educativa le ha recordado en su instituto con parlamentos de sus compañeros y de algunos alumnos, que han depositado velas en el pabellón polideportivo, según ha explicado a Europa Press el director del centro, Ramón Óscar Torrelles.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
El flyer, la mejor herramienta de márketing en la era de internet
chevron_right
España es uno de los países que más prostitución consume