Actualizado: 15:09 CET
Lunes, 03/08/2020

sociedad

Cómo hacer la mejor revista escolar

Las revistas escolares son técnicas de comunicación interna que utilizan los centros educativos para captar la atención de sus estudiantes

  • Imprenta.

Las revistas escolares son técnicas de comunicación interna que utilizan los centros educativos para captar la atención de sus estudiantes. En su creación pueden participar estudiantes, padres y profesores, cuyas habilidades serán clave para obtener la mejor revista escolar.

Son muchos los aspectos que se pueden considerar a la hora de crear una revista escolar. Sin embargo, lo principal será orientarla hacia un contenido fresco, pedagógico y dinámico con el que los estudiantes se sientan a gusto.

El diseño puede partir de ideas tomadas en asamblea, permitiendo que todos se hagan partícipes de la publicación. Aquí se revisarán aspectos como el nombre, los colores, la organización interna, entre otros.

Asimismo, se pueden realizar consultas periódicas a los estudiantes que no están directamente vinculados a la creación y organización de la revista, pero que son capaces de aportar ideas muy valiosas, sobre qué temas les gustaría que se tocasen.

Ya que la idea es que los ejemplares lleguen a manos de todos los estudiantes, se puede buscar una imprenta online barata que ofrezca el servicio de manera accesible, y sin necesidad de que la institución deba gastar más dinero del que tiene presupuestado.

Ventajas de una revista escolar


Aunque pueden imaginarse una buena cantidad de elementos positivos que tiene la implementación de una revista escolar, no está de más revisar cada uno de ellos por separado:

  • Es una estrategia de inclusión, que permite que todos los estudiantes manejen la misma información y tengan la oportunidad de compartir sus impresiones.

  • Motiva el acto de leer basándose en artículos interesantes y acordes a su edad.

  • Es un mecanismo de integración múltiple, pues involucra a todas las personas que hacen vida dentro del colegio.

  • Se fomentan habilidades de distinta naturaleza, que pueden ser de utilidad para otras áreas de la vida.

  • El trabajo en equipo permite fortalecer vínculos entre compañeros de distintos niveles o con profesores que no forman parte de su cuerpo de instructores frecuentes.

  • Refuerza el nivel de compromiso y orgullo que pueden sentir los estudiantes al pertenecer a ese colegio.

  • Puede servir como epicentro para que algunos estudiantes desarrollen su pasión por la escritura o la fotografía, por ejemplo.

El desarrollo de las informaciones

El síndrome de bloqueo del escritor no es un asunto que sólo afecta a redactores profesionales. En el caso de las revistas escolares puede ocurrir que no se tenga clara qué orientación deben tomar los artículos, y esto haga que se llenen sus páginas de artículos académicos nada más. Lo cual puede que no sea interesante para la mayoría.

Una buena idea es crear distintas secciones en base a las actividades que se realizan en el colegio. Por ejemplo, si se tiene un equipo de fútbol, se puede diseñar un área especial para reseñar la actuación del equipo en sus distintos compromisos.

También se puede aprovechar para incluir información corta que refuerce algún aspecto específico. Pequeñas cápsulas en lugares estratégicos donde se comente en 2 o 3 frases algún dato importante de un hecho histórico, o un tip para mejorar la ortografía.

La organización en el grupo editorial

Se le conoce como grupo editorial a las personas que están encargadas de llevar el control general de la revista escolar. Para su buen funcionamiento es recomendable realizar reuniones ordinarias cada cierto tiempo, que permitan organizar todos los elementos de la revista, planificar actividades y asignar responsabilidades.

En este grupo los estudiantes deben tener un papel principal, porque al final forman parte del público hacia el cual va dirigida la publicación. Nadie mejor que ellos para decir con claridad qué es lo que les gusta y lo que desean leer.

Las publicaciones y otros detalles técnicos

Para finalizar, se deben considerar ciertos detalles técnicos que permitirán que la publicación tenga el éxito esperado dentro de la población estudiantil. Por ejemplo, que el formato sea de un tamaño adecuado, así como las letras internas para permitir una lectura sencilla y agradable.

También se debe cuidar que las publicaciones se hagan con una periodicidad estable. Esto ayuda a que los estudiantes se vinculen y puedan determinar el tiempo exacto a esperar hasta que esté disponible el próximo número.

Los estudiantes pueden ser difíciles de conquistar en algunos momentos, pero si se saben utilizar técnicas que llamen su atención, seguramente será la revista escolar más leída en toda la ciudad.


 

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
Hasta 80% de casos de violencia a personas LGTB no se denuncian
chevron_right
¿Cómo evitar las estafas al comprar camiones de segunda mano?