Actualizado: 14:09 CET
Martes, 17/07/2018

Cádiz

Borrar estigmas y valorar capacidades para acceder al mercado laboral

Hay un desempleo entre personas con problemas graves de salud mental de cerca de un 95% en Cádiz.

Cargando el reproductor....

“Cuando nos dan la oportunidad, nuestras habilidades afloran de manera natural. Trabajar sin máscaras, emplear sin barreras”. Esa era una de las llamadas del manifiesto que leyeron en las puertas del hospital Puerta del Mar por el Día Mundial de la Salud Mental. El encargado de su lectura era Jose Lorente Ybáñez, de 40 años, sociólogo con un ciclo formativo en Administración y finanzas. Este usuario de FAEM (Familiares, Allegados y Personas con Enfermedad Mental) ha trabajado durante tres meses en Benalmádena, provincia de Málaga, como administrativo en la Federación (Feafes).

Al acto asistía el alcalde de Cádiz, José María González, quien firmaba el manifiesto a favor de la creación de empleo. En relación con el empleo FAEM tiene pendientes tres proyectos concretos. Son centros especiales de empleo, que permiten que se trabaje acorde con las características y el apoyo que necesitan estas personas. Actualmente trabajan para que en Cádiz se pongan en marcha un huerto ecológico y un parking.

El alcalde de Cádiz declaró que “las administraciones tenemos mucho que decir, pasando por la reserva de mercado y las cláusulas sociales. Tenemos que medir el beneficio en la capacidad de compensar la igualdad entre sus ciudadanos, que no se deje a nadie detrás. La integración es un reto que tenemos que afrontar desde las administraciones públicas”

En relación con el huerto ecológico, González indicó que la intención es “habilitar pequeños espacios en la ciudad como huerto, así como hacer una labor formativa. A Cádiz puede que le suene ajeno lo de huertos urbanos, pero es una práctica que parece que ofrece muy buenas potencialidades”.

Por el Día Mundial de la Salud también protagonizaron un acto desde Afemen (Asociación de familiares y personas con enfermedad mental) donde se puso de manifiesto que “hay muchas necesidades de talleres ocupacionales para que los usuarios recuperen la autonomía. También trabajamos en la preparación de la familia para que el usuario no lo pase tan mal”, explicaba el presidente del colectivo, Manuel Martínez.

Las personas con enfermedad mental grave necesitan “un tratamiento sanitario, donde se incluye la psicoterapia y eso es lo que proveen los servicios públicos sanitarios, así como actividades de formación, ocupacionales para recuperar las capacidades de estas y en último lugar está  la integración laboral”.  Según los datos aportados por Afemen,  el porcentaje de desempleo en el ámbito de la discapacidad es mucho más alto, pero las personas con trastornos mentales graves sufren una mayor discriminación y no es debida a que no sean capaces de trabajar, sino al estigma que son los prejuicios. “Queremos que se les den las oportunidades y no tengan otra barrera más sumada a los síntomas de la propia enfermedad”. 

Como datos indicaron que existen más de 1000 personas con problemas graves, donde no se incluye ni la depresión ni la ansiedad porque así se alcanzaría un 10 por ciento de la población. “Para ese uno por ciento se necesita el apoyo integral, desde las instituciones hasta los familiares. Nosotros que somos los familiares y vemos sus necesidades, trabajamos con mucha ilusión, muchas gana, aunque los medios son limitados”.

En salud mental, hay un 90-95 por ciento de personas en situación de desempleo, debido a la losa por el estigma, los miedos y los prejuicios. TY dentro de la discapacidad mental hay entre un 70-75 por ciento en paro.

La inserción socio laboral es un fundamento inaplazable para la recuperación de cualquier personal. Igual que se necesita el aire para vivir también es necesario desempeñar un rol psicosocial que refuerce la autoestima y ayude a conseguir objetivos concretos. “Que se nos valore por nuestras capacidades no por nuestras limitaciones”.

COMENTARIOS

Andaluca Informacin